Campo expandido: Raymundo Sesma

0
9

A través de sus intervenciones en la arquitectura pública como en espacios privados, Raymundo Sesma ha llegado a convertirse en un artista visual emblemático de nuestro tiempo. En el Museo de la Ciudad de México.

Sesma se vale del uso de recursos gráficos como el color y la geometría para intervenir la superficie de estructuras tridimensionales, tanto de muebles como de inmuebles, y así replantear profundamente su función estética y funcional, lo que le ha permitido cuestionar los límites entre la pintura, la escultura, la arquitectura y el urbanismo, así como entre lo público y lo privado.
En sus pinturas e intervenciones in situ, aun tratándose de estructuras inmóviles,  el cruce de líneas rectas de las perspectivas produce cierta sensación de dinamismo. Partiendo de esos ángulos naturales, las intervenciones de Sesma exacerban y radicalizan esa sensación de movimiento, infundiéndole energía a la materia inerte. Quizá sea esa impresión de movimiento constante que sus piezas producen, lo que ha permitido a Sesma dialogar tan íntimamente con el actual contexto urbano.
Raymundo Sesma ha desarrollado una “arquitectura social” que, más que construir casas o edificios, busca construir ideas, obligando al espectador a interpretar el espacio de manera crítica. “Lo importante ?afirma el artista? es que el espectador pase de una mera sensación perceptiva a una interpretación intelectiva.”
La exposición que ahora se presenta en el Museo de la Ciudad de México reúne 60 de sus obras más recientes, incluyendo pintura, escultura, fotografía, video así como intervenciones realizadas in situ en los muros mismos de las salas de exposición.