Si el destino viene a mí

0
10

Seis actores, seis personajes, encerrados en un espacio no tanto físico sino más bien interno y existencialista, reflexionan sobre sí mismos, sobre su condición y su suerte.

Esta propuesta de la reconocida directora Mariana Obersztern no sólo se interroga sobre los fundamentos del teatro (qué es lo que lo constituye, por qué existe el acontecer escénico, qué es en definitiva un personaje), sino que fundamentalmente se pregunta lúdicamente sobre  las coordenadas en las cuales se desarrollan nuestras vidas. Cómo escapar a lo que se encuentra predeterminado, a los recorridos y trayectos previamente trazados, cómo romper con la estructuras preestablecidas. Construida a partir del “Manual de Procedimientos de auditoría interna”, esta obra tuvo su última función el pasado viernes 17 de agosto en el Centro Cultural Ricardo Rojas. No obstante el “ProyectoManual”, (creado y curado por Matías Umpiérrez), de la que esta obra formó parte, y que plantea la premisa de generar teatralidad a partir de variables no dramáticas, continúa con la obra “Hipnosis, enredaderas, desastres”, de Nacho Ciatti, cuya última función está prevista para este próximo sábado 25 de agosto.