Víctor Grippo. Homenaje

0
7

20 obras antológicas, con objetos, instalaciones, obras en proceso, cajas y ambientaciones reconstruidas especialmente para la exposición que le dedicará el MALBA a Victor Grippo desde el 27 de julio.

A diez años del fallecimiento de Víctor Grippo (1936- 2002), Malba – Fundación Costantini inaugura el proximo 27 de julio una exposición homenaje a uno de los más grandes artistas argentinos, reconocido hoy internacionalmente como uno de los creadores más originales y
significativos de la historia del arte contemporáneo del siglo XX.

A través de un recorte puntual de su producción, la exposición propone un recorrido por la faceta más utópica de Grippo, su concepción del artista como agente de transformación social. Grippo eligió el arte no como una actividad, sino como una forma
de vida. Ese estado interior le proporcionó una cosmovisión y una libertad desde donde conmover y transformar todo a su alrededor. Fue un artista apasionado con la realidad social, de gran compromiso ético, por eso el eje de esta muestra es el proceso y la
transformación del hombre en la fundación de comunidad.

Este universo de Grippo está presente en una selección de 20 obras antológicas, con objetos, instalaciones, obras en proceso, cajas y ambientaciones reconstruidas especialmente para esta exposición. Se destacan las obras históricas Todo en marcha (Índice del movimiento general de los seres y las cosas) (1973), Alguno oficios (1976),
Naturalizar al hombre, humanizar a la naturaleza (1977), La papa dora la papa, la conciencia ilumina la conciencia (1978) y la ambientación de gran formato La intimidad de la luz en St. Ives. De un lado y del otro, construida en 1997 en la Tate Gallery de St.
Ives, en Inglaterra. También sus célebres series Cercando la luce, Anónimos y las piezas Vida, Muerte, Resurrección (1980) y La comida del artista (1991), de la colección de Malba.

En 2004 Malba organizó Víctor Grippo. Una retrospectiva. Obras 1971?2001, una de las exposiciones más completas dedicadas al artista, curada por Marcelo E. Pacheco, curador en jefe de Malba, que abarcó obras desde 1971 hasta 2001, con un total de 85 piezas.
Esta retrospectiva significó un claro reconocimiento al artista en su país y también en el exterior, ya que la exposición se presentó al año siguiente en Estados Unidos, en el Miami Art Center (MAC). En aquella ocasión Malba también editó un catálogo que se convirtió en la publicación de referencia del artista, con un vasto repertorio documental de imágenes de sus obras.
A casi ya diez años de su gran retrospectiva en Malba, y gracias a la generosidad de Nidia Olmos de Grippo, esta exposición servirá una vez más para confirmar la dimensión de Grippo en la escena local, regional e internacional, tanto para el público de entonces como para una nueva generación de jóvenes que tal vez no haya tenido oportunidad de acercarse todavía a sus obras.

Unite al grupo Leedor de Facebook y compartí noticias, convocatorias y actividades: http://www.facebook.com/groups/25383535162/
Seguinos en twitter: @sitioLeedor

Publicado en Leedor el 14-07-2012