Klara Lidén

0
10

En las performances registradas en video, de Klara Lidén su cuerpo es materia central haciendo virar el sentido de lo cotidiano.Klara Lidén (Estocolmo, Suecia, 1979)

No acatar lo que esta dado. De-formatear lo incorporado. La acción habitual y la respuesta esperable pueden transformarse en algo vivo.

Klara Lidén suele construir no-construcciones y otorgar nuevos usos a aquello que ya conlleva un uso pre-fijado. Realiza performances videadas que abordan las conductas instituidas y las experiencias diarias con intención de de-programación. En ellos, su cuerpo es central. Lo utiliza, igual que Gordon Matta-Clark, como herramienta y arma para alterar radicalmente el espacio interior-privado y el mundo político y material.

Lidén construye con gran economía de recursos. Lo que está descartado es una arquitectura en potencia. El guión de sus obras nace de lo que encuentra tirado en las calles. Cartón corrugado, embalajes, durlock, madera, telas, alfombras, plásticos. Remanentes.

Los espacios que utiliza son lugares que han quedado deshabitados. Su concepto de hábitat se relaciona con la política de la apropiación y del uso libre. En Berlín, mientras estudiaba Arquitectura, erigió un bunker en la ribera del río Sprees y lo dejó disponible para quien lo necesitara. En Estocolmo, creó un sistema correo postal gratuito para mandar cartas sin pagar estampillado ni recurrir a la comunicación institucionalizada.

Klara deja a la intemperie lugares protegidos. Aborda el uso y el abuso de los espacios públicos. En ELDA FöR KRåKORNA (Pérdida de energía, 2008) hace permeable la galería Reena Spaulings. Introduce físicamente los espacios sucios y desangelados del barrio. Ahora la galería es un corredor blanco estrecho, que termina en una pequeña alcoba con poca luz y un sofá. Al sentarse allí, se toma conciencia de que hay rasguños y gorjeos. Y de que estan muy cerca. El metraje quitado a la galería ha sido ofrecido a las palomas del vecindario que buscan comida detrás del durlock de la alcoba. Un sector de la exagerada superficie privada ha sido recobrada para la ciudad.

Lidén busca la materia prima de su obra en los días previos a la apertura de su show. Para ALWAYS TO BE ELSEWHERE (Siempre estar en otro sitio, 2010) en el Museo Jeu de Paume de París, recogió grandes afiches callejeros durante un mes. Los dobló y apiló hasta obstruir completamente el espacio total de la gran sala de exposición. De piso a techo, de muro a muro. Una escultura con envergadura arquitectónica. De ahí se puede deducir cuánto espacio público ocupan las publicidades.

Sus videos son intimistas, de baja calidad y muy cortos. Como para Youtube. De narrativa loopeable, pueden proyectarse en un continuum, aumentando así, atributos. Son registros de acciones de rutina que implican un descreimiento en la rutina en sí y en aquello que la origina.

Para la exhibición de 2004 en MOMA, buscó, encontró y se apropió de un departamento abandonado en Brooklyn. En 550 JAMAICA AVENUE, el video que hizo, una cámara avanza entre parvas y aglutinaciones de objetos desparramados. Pasa apretada por escalera, pasillo, y salas, hasta llegar a una habitación, también atiborrada, donde Klara está de espaladas, con torso desnudo, cantando sentidamente y tocando el piano. Mientras, en otra habitación, Klara, también con torso desnudo, anda en bicicleta fija. El sexo, siempre indefinido. Es central el no-género en toda su obra.

En los videos maniobra ritmos atípicos. Argumenta con su cuerpo. Su cuerpo ensaya movimientos y temporalidades. Innova conductas intermitentes y formas de afectos. Con acciones simples hace virar el sentido de lo cotidiano. En OHYRA (2007), va y viene como una fiera enjaulada por la pequeña cocina, lava los platos, va hasta la puerta, vuelve, le habla a la cámara _?Soy malísima lavando platos. Ni siquiera sé lavar bien los platos. Y además?no visité a la abuela en una bocha de tiempo?, se pega trompadas a sí misma.

En PARALIZED ( Paralizados, 2003) con el entusiasmo de una niña realiza una danza en el subte de Estocolmo. Un streaptease desinhibido y asexuado. Un pole dance enfático, acrobático y controladamente torpe. La chaqueta militar que revolea, los jeans que se desabrocha y van cayendo mientras se sigue moviendo por todo el vagón, haciendo piruetas y causando no-reacciones de molestia en la gente que viaja.

BODIES OF SOCIETY (Cuerpos de la sociedad, 2006)
En la habitación de un departamento solo hay una bicicleta apoyada contra una pared. Klara tiene un tubo de acero en la mano. De forma inquisitiva camina bordeando la bicicleta, observándola, sopesándola como si fuera un sospechoso. Mantiene una relación algo autista y algo sexual con ella. Caminando a su alrededor, puntea la bicicleta con el tubo como quien tantea un animal para ver si esta vivo. El rodeo sigiloso pasa a un aporreo. La bicicleta se quiebra, cae, mientras Klara la golpea sin perder el control, con un extraño ritmo, hasta dejarla en pedazos. Ha dañado su propia pertenencia.

PRETTY VACANT (2012), la última exposición en Reena Spaulings, es un cementerio de pinos de Navidad. Han sido recogidos de las veredas de Manhattan durante la primera semana del año. Están preservados con soportes y baldes de agua y mantenidos con luz artificial púrpura. Una reserva natural puertas adentro. Una suspensión de tiempo antes de ser convertidos en abono. Un sendero enjuto donde se quiebran ramitas. El piso mojado por el riego. El aire helado. Un fuerte aroma a pino y basura. Hay un sofá cómodo y viejo en medio de la sala para recostarse. Parar, mirar, oler, conduce a involucrarse. Quiénes compraron esos árboles, cómo fueron sus festejos, cómo llegaron los árboles aquí, cómo se van de la ciudad, qué artistas me evocan. Beuys plantando robles, Gordon Matta-Clark dando vida a un cerezo en un sótano, Yoko Ono y sus ataúdes de madera donde nacen cítricos.

El conceptualismo desaforado y oscuro de Lidén cortajea las reglas sociales que nos gobiernan y nos hacen sumisos. Su obra habla desde ?un estructuralismo post-atómico y un ámbito de sobrevivientes?, como menciona Massimiliano Gioni. Revela la agresión escondida y la rebelión en potencia que subyace la superficie de nuestras ciudades y sus habitantes. La soledad es un hecho. Aun así, las obras de Klara Lidén no son críticas que terminan a rajatabla en sí mismas. Tampoco promueven vandalismo. Son acciones alternativas, o sea, son apuestas, son visiones. Posibilidades que comienzan a adquirir corporeidad mentalmente.

Bibliografía consultada:
Bodies of society, Editado por Massimiliano Gioni y Jenny Moore. New Museum. 2012

?Bodies of Society? de Klara Lidén
Hasta el de Julio. New Museum, Nueva York, EEUU.

Imagen:

Bodies of Society, 2006. Video, color, sonido. 4:50 min.

Unite al grupo Leedor de Facebook y compartí noticias, convocatorias y actividades: http://www.facebook.com/groups/25383535162/
Seguinos en twitter: @sitioLeedor

Publicado en Leedor el 15-06-2012

Compartir
Artículo anteriorAmar
Artículo siguientePrometeo, de Ridley Scott