Coleccionar Pisapapeles

0
36

El furor por los pisapapeles se desata en la gran Exposición Universal de Londres de 1851 y dura aproximadamente 25 años. Te contamos algunas curiosidades de este objeto de colección.Lo que algunos consideran un arte menor, fue durante muchos años, objeto de colección por reyes y miembros de la nobleza. El pisapapeles, tuvo su origen, tal como se lo conoce, en Francia, hacia fines de la primera mitad del siglo XIX, cuando las principales cristalerías, Baccarat, Saint Louis, Clichy, competían por una porción de mercado, mediante la producción de objetos de mesa, vajilla, escritorio. La inserción de diseño dentro de la placa de sulfuro, es anterior, y también tuvo su origen en Francia, pero a comienzos del 1800. Se trataba de placas de sulfuro, talladas con incrustaciones cristalocerámicas, que habitualmente reproducían figuras, y rostros de personajes de la época, y se obsequiaban a modo de souvenirs y se usaban como colgantes, que permitía al propietario hacer ostentación de vínculo social.

El furor por los pisapapeles se desata en la gran exposición universal de Londres en el año 1851, y dura aproximadamente 25 años, para posteriormente, dar paso a otra técnicas de vitrificado y modas coleccionistas. Lo producido durante esa etapa es, sin duda alguna, la más cotizada y buscada por los coleccionistas.

La técnica de ese cuarto de siglo nunca pudo ser superada, seguramente por la alta competencia de los artesanos del vidrio, sumada la calidad de los materiales, y a la exigencia comercial/empresarial que demandaba la competencia, pero en la actualidad se destacan varios artistas contemporáneos que han rescatado antiguas técnicas del vitrificado y diseño de pisapapeles, algunos de ellos son: Chris Buzzini, Victor Trabucco, Grubb Randall, Perthshire, Stankard Pablo, Rick Ayotte, Tarsitano Delmo, Tarsitano Debbie, Gordon Smith, Ysart Pablo, Vidrio Parabelle, Charles Kaziun, Donofrio Jim, Ken Rosenfeld, Ayotte Melissa, Steven Lundberg, entre otros.

En la Argentina, la empresa querandí producía pisapapeles y aún se pueden encontrar algunos de sus modelos en portales de subastas electrónicas a precios que no superan los 50/60 dólares, contrariamente a lo que sucede con exclusivos pisapapeles antiguos, de manufacturas francesas que llegan, en ocasiones, a varios miles.
Corning Museum of Glass
http://www.cmog.org

Gentileza
www.expertizaje.com

Unite al grupo Leedor de Facebook y compartí noticias, convocatorias y actividades: http://www.facebook.com/groups/25383535162/
Seguinos en twitter: @sitioLeedor

Publicado en Leedor el 3-06-2012