El bosque de los desprecios

0
12

El mundo propio de Marcelo Bordese en una propuesta perturbadora y maravillosa que se puede visitar hasta el 2 de julio.Más allá de toda búsqueda estética.

?la representación sensible pertenece al arte, quiere revelar la verdad bajo una forma individual (?) esta unidad de la idea y de la forma sensible constituye precisamente la esencia de lo bello y de las creaciones del arte que lo manifiestan, incluso en la poesía: el arte intelectual, espiritual, por excelencia.? HEGEL, Georg W. ESTÉTICA. Sistema de la Artes. Ed. Libertador, año 2006, página 46.

?El bosque de los desprecios? de Marcelo Bordese se encuentra expuesta en Perotti Galería de Arte del 2 de abril al 2 de julio espacio que desde hace ya tres años se encuentra promoviendo constantemente el arte contemporáneo con muestras de duración variable, algunas curadas por su propia dueña y directora, Alejandra Perotti, y otras por curadores invitados.

El conjunto de acrílicos sobre tela de diversos tamaños expuestos en la planta baja del espacio nos demandan tiempo y silencio para disfrutarlos. Cada pieza nos pide ser observadas sin prejuicios.
Habrá quienes vean éstas imágenes como perturbadoras de personajes ajenos a un tiempo y espacio. Quizás lo perturbador sea la ausencia de rostros; las imágenes de los cuerpos desnudos y andróginos?

Este artista, quien proclama que le gustan trabajos como los de León Ferrari, autodidacta y nacido en Córdoba, ha dicho no adherirse a ninguna estética particular y esto queda claro: creando su propia estética, su propio mundo, su propio lenguaje juega con lo que es y no es .
Este bosque de desprecios, este bosque de desprecios, este bosque donde animales comen personas, donde las personas los seres mueren o viven muestra una clara imagen dantesca.

Quizás al haberse internado el artista en un convento haya cambiado su forma de ver el mundo. Quizás ve al mundo como un gran bosque dantesco.
Algo está claro no podemos pasar junto a sus obras sin que nos despierte sentimientos: ya sean de choque o de asombro es uno de los pocos artistas contemporáneos que logra esto tan claramente. En palabras de Raúl Santana: ?Sus orgánicas figuras se atraen, se rechazan, se fagocitan, se martirizan, para terminar constituyendo un mundo fantástico de zoomorfismos e increíbles antropormosfismos, verdaderos híbridos que señalan, con metáforas precisas, algunas o muchas de las condiciones de nuestro tiempo?.

Unite al grupo Leedor de Facebook y compartí noticias, convocatorias y actividades: http://www.facebook.com/groups/25383535162/
Seguinos en twitter: @sitioLeedor

Publicado en Leedor el 11-05-2012