BAFICI: East of War

0
7

Dos documentales más de Ruth Beckermann completan su primera serie de películas en busca de su propia identidad.
La directora vienesa que nos visita, Ruth Beckermann, considera a ?Return to Vienna?, ?Paper Bridge? y ?Towards Jerusalem? una trilogía que no fue programada como tal. Una nota anterior se refirió a las dos primeras y en tren de completar el terceto se ha visto y comenta la filmada en 1990 en Israel.

En verdad Beckermann empieza su viaje en Tel Aviv aunque no traiciona el título original (?Nach Jerusalem?), al referirse a un viaje de 60 kilómetros hasta la Ciudad Santa.

Corría el año 1990 y los tiempos eran muy diferentes a los actuales. En efecto, varios de los entrevistados no son judíos sino árabes que se desplazaban generalmente en forma diaria desde Gaza y otros enclaves palestinos para trabajar en Israel.
Hoy y luego de la construcción de un muro esta situación ya no se da y la mano de obra árabe ha sido reemplazada por gente de otros países, como afirmara al final de la proyección la realizadora ante una pregunta del público. Pero según ella la situación es hoy políticamente menos agradable y con menos esperanzas de una pronta solución a un conflicto permanente entre judíos y árabes.
Varios de los trabajadores árabes trasuntan su insatisfacción al mencionar reiteradamente la ?intifada?. Uno incluso afirma que a los judíos israelíes, quien los ayuda no es Dios sino América.
Del lado de los judíos aparecen fuertes contrastes entre las declaraciones de los lubavitch, teñidas de acendrado nacionalismo y la de emigrantes del Este europeo, rusos en su mayoría, que celebran poder vivir sin miedo en Israel.

Y entre los inmigrantes recientes (en 1990), aparecen personas de piel oscura que no hablan ni hebreo, ni idisch o alemán y que parecen venidos de otro mundo. Son etiopíes de ascendencia judía, muy pobres y que, al menos en esa época, no parecían tener muy claro cual podría ser su futuro.

?East of War? es cronológicamente el cuarto largometraje (y documental) de Ruth Beckermann y posiblemente el más impactante para quien se interese en un tema que continúa vigente. Como muestra basta el libro ?Historia de la solución final? que acaba de publicar el juez Daniel Rafecas, soberbiamente documentado y con una presentación del tema muy original al dividir el proceso de la Shoah en cinco etapas. (Seguramente a Rafecas la película de Beckermann le interesaría sobremanera, supuesto que no la haya visto ya).

Durante casi dos horas la directora entrevista a numerosas personas que asistieron a una exposición (posiblemente la primera) que se hiciera en Viena en 1995. Lo que a ella le interesaba, como indicara, antes de iniciarse la proyección, era mostrar la reacción del lado opuesto al de las víctimas del holocausto. Por ello el grueso de las declaraciones son de austriacos (y alemanes) que estuvieron en la Segunda Guerra Mundial del lado del Eje, sea tanto los que lo hicieron en forma activa (Luftwaffe, Wermacht en general) como desde sus hogares.

Una de las cuestiones que más interesa a Beckermann es el grado de conocimiento que tenían las personas sobre las terribles matanzas de judíos que estaban teniendo lugar en Polonía, pero también en Lituania, Ucrania y otros países del este de Europa.
Y lo sorprendente es que muchos (que en esa época tendrían mayormente entre 20 y 30 años) niegan ante cámaras saber lo que pasaba. Es cierto que en esa época no existían medios de comunicación como los actuales y que escuchar la radio (BBC) estaba penado con la muerte. No obstante como afirma alguno de los entrevistados, cualquiera que tuviera un pariente en el frente se podía enterar a través de él sobre lo que estaba ocurriendo.
Hay un testimonio de un hombre que trabajaba en Cracovia, cerca de Auschwitz, que es particularmente estremecedor. El hombre se quiebra varias veces y sus lágrimas y relatos logran conmover al espectador.

Al final se asiste a una discusión entre dos hombres de opiniones opuestas. Uno afirma que los soldados del frente no sabían nada a lo que el otro, que fue herido en la guerra, le dice en cámara que es un estúpido al decir eso. El primero entonces le retruca que por estar hospitalizado no pudo haber visto nada y que las sandeces las dice él. La directora inteligentemente se limita a mostrar ambas posiciones, pero todo lo antes visto y la mención al caso Waldheim trasuntan claramente su posición frente a la barbarie.

?East of War? se proyecta por última vez el domingo 22 a las 19:30 en la Sala Lugones y obviamente se recomienda verla.

Unite al grupo Leedor de Facebook y compartí noticias, convocatorias y actividades: http://www.facebook.com/groups/25383535162/
Seguinos en twitter: @sitioLeedor

Publicado en Leedor el 18-04-2012