Tomboy

0
16

Cuestiones de identidad y certezas de una prepúber parecen guiar la libertad de la directora a la hora de contarnos el verano particular antes de comenzar las clases, que podríamos pensar como un verano definitorio, en el que un grupo de niños disfrutan sus juegos y algunos se van haciendo al mismo tiempo adultos.

- Publicidad -

Tomboy es la palabra que en argot inglés designa lo que en español y con una horrible carga despectiva se designa con el término “marimacho”.

Afectiva, con un relato tradicional y un punto de vista narrativo que nos conduce desde la mirada de su protagonista, es una película que sostiene muy bien el modo en el que se comporta y puede pensar la niñez de clase media frente a las cuestiones de género, con una interesante variedad étnica y de grupos geográficos de origen, pero cerrada totalmente a la disidencia en cuanto a identidades sexuales se refiera.

Una historia bella, que da espacio a la reflexión sobre el tema del género y los estereotipos, pero que también habla de la amistad, de los códigos y de la posibilidad de ser lo que cada quien quiera por la fuerza del deseo, que compite en sección oficial y que quizás por lo pequeño e íntimo de su propuesta, logra dejarnos uno de los mejores recuerdos de este BAFICI.

Unite al grupo Leedor de Facebook y compartí noticias, convocatorias y actividades: http://www.facebook.com/groups/25383535162/
Seguinos en twitter: @sitioLeedor