The International Sign for Cho

0
4

Un segundo largometraje menos logrado y la curiosidad de transcurrir íntegramente en Argentina.Domingo 15, 20:15, HOYTS 8
Lunes 16, 12:45, HOYTS 8
Miércoles 18, 16:30, 25 de Mayo

Zach Weintraub adquirió cierta notoriedad hace dos años en el BAFICI con ?Bummer Summer?. Ahora vuelve a integrar la Competencia Oficial Internacional con ?The International Sign for Choking?, su segundo largometraje.

Pero los resultados no son tan alentadores en esta oportunidad y ello pese a contar con el atractivo adicional de haber sido filmada íntegramente, según se afirma, en nuestro país.

No resulta totalmente verosímil la razón por la que Josh (el mismo Weintraub) fue enviado a la Argentina para elaborar lo que parecería ser un guión o un documental. El no parece ser el más indicado para acometer la misión encomendada y sus charlas por Skype con alguien (¿su jefa?) de los Estados Unidos normalmente deberían terminar con ella ordenando su pronto regreso a su país.

En la casa donde alquila una habitación se topa con Anna (Sophia Takal), una compatriota que a diferencia suya no domina bien el castellano. Obviamente terminan por hacer el amor pero cuando él decide ir a la ciudad de Colón y ella se ofrece acompañarlo como asistente él la rechaza. En realidad, Zach vino en busca de otra chica que estaría en la ciudad de Entre Ríos.

La débil trama se completa con un grupo de skaters que lo invitan a acompañarlo en sus salidas y con una banda musical que lidera Roger, otro de los escasos personajes de una película que ya desde su título asoma como pretenciosa.

Hay al principio una alusión a que a veces un espectáculo no turístico finalmente termina por serlo. En este caso se puede lamentar que esta película filmada en nuestro país casi no lo muestre. Bien podría ser que por más que se afirme que todo fue filmado acá, parte no lo haya sido (caso de la casa donde vive y que ocupa buena parte del metraje). Está bien no hacer un film puramente turístico, pero la mezquindad con que se muestra a Buenos Aires (casi no se la ve), teniendo en cuenta los muchos atractivos que posee, resulta objetable.

Cierto abuso de los fuera de foco o tomas como la de un joven amigo alimentando a su bebé, quedando éste fuera de cámara podrán ser exhibidas como típicas muestras de ?cine independiente? pero no mejoran la propuesta de una historia, donde es muy poco lo que ocurre y escaso el interés que despierta.

Unite al grupo Leedor de Facebook y compartí noticias, convocatorias y actividades: http://www.facebook.com/groups/25383535162/
Seguinos en twitter: @sitioLeedor

Publicado en Leedor el 15-04-2012