BAFICI: Swastika

0
11

Impactante documental sobre el nazismo, enriquecido por imágenes en colores poco vistas.
Philippe Mora, pese a haber nacido en Paris en 1949, es habitualmente identificado como un director de Australia, país donde residió durante muchos años. En la década del ?70 adquirió cierta fama con el documental ?Brother, can you spare a Dime?? y sobre todo con su film de ficción ?Perro Rabioso: Morgan?, donde Dennis Hopper personificaba a un famoso bandolero de Nueva Gales del Sur (Australia) en plena fiebre del oro.

En Argentina sólo se estrenaron dos de sus treinta films. Uno fue el protagonizado por Hopper, siendo el otro una lamentable secuela aquí conocida como ?Aullidos de terror? (?The Howling 2?).

?Swastika? es anterior a los títulos mencionados y su primera presentación en el Festival de Cannes en 1973 provocó más de un escándalo y su subsiguiente prohibición, por espacio de 36 años, en Alemania. Recién, hace apenas un par de años fue autorizado su estreno y salida en DVD en dicho país. Con esos antecedentes es comprensible el interés que puede despertar en países como el nuestro, donde nunca antes se estrenó comercialmente.

Se trata de un gran collage de muchas películas en diversos formatos y en particular de material no muy conocido que Eva Braun había filmado en 16 mm y en colores. El lugar era el paradisíaco Obersalzberg donde residía a menudo Hitler y recibía a sus ?secuaces? más próximos. En esas y otras imágenes desfilan Goring, Goebbels, Bormann, Himmler y Ribbentrop además de la propia Eva Braun y su hermana Gretl y la famosa perra Blondi (en quien probó Hitler la eficacia de las cápsulas de cianuro, antes de suicidarse en el famoso Bunker).

La muy controvertida frase de Hanna Arendt sobre ?la banalidad del mal? (que aplicara a Eichmann) podría perfectamente utilizarse aquí con Hitler y varias imágenes que el documental de Mora nos muestra. Se ve así por momentos a un hombre atento, caballeresco en el trato con las damas, cariñoso con los niños y que incluso se permite hacer alguna broma sobre Goring en ausencia de éste (referencia a la caza del jabalí).

Pero de ninguna manera debe entenderse que la intención del realizador fue la de humanizar al dictador. Como se afirma al inicio de la película, en una frase que también recoge el catálogo del BAFICI, ?si se deshumaniza a Hitler y se lo muestra como un demonio, cualquier Hitler del futuro podría ser irreconocible debido a que es un ser humano?. Claro que algunas imágenes al final, como la de un tractor empujando cientos de cadáveres de un campo de concentración liberado, bastan para percibir el monstruo que se escondía detrás de la aparente afabilidad.

Unite al grupo Leedor de Facebook y compartí noticias, convocatorias y actividades: http://www.facebook.com/groups/25383535162/
Seguinos en twitter: @sitioLeedor

Publicado en Leedor el 13-04-2012