Tim Robbins en Argentina

0
7

Comprometido, visceral, inteligente: estuvimos en la conferencia de prensa del actor que presenta este fin de semana en el Teatro San Martín tres unicas funciones 1984 de Orwell.
La cartelera internacional 2012 del Complejo Teatral de Buenos Aires se inaugura con tres funciones de 1984, la genial novela de George Orwell, en la adaptación de Michael Gene Sullivan, dirigida por Tim Robbins. Luego de pasar por El Festival Iberoamericano de Teatro de Bogotá, l reconocido actor y director estadounidense llegó al país, junto con su Compañía Teatral The Actor´s Gang, para presentar la obra los días 12, 13 y 14 de abril , en la Sala Martín Coronado del Teatro San Martín.

El pasado lunes, en la Sala Casacuberta de dicho teatro, se llevó a cabo la conferencia de prensa donde el actor pudo desplegar varias aristas de su pensamiento, desde su concepción del teatro hasta su crítica a los poderosos (de ayer, de hoy, de siempre), desde su distante relación con Hollywood hasta sus razones de por qué 1984 maneja ideas que, según él, están más vigentes que nunca.

Fue casi imposible, conociendo el compromiso y la activa participación social de Robbins, que las primeras preguntas no se deslizaran hacia ese terreno. Sobre el Movimiento Occupy Walls Street (El OWS es una rama de la acción de protesta del Movimiento 15-O que el 17 de octubre de 2011 tomó el Zuccotti Park de Lower Manhattan en la Ciudad de Nueva York en contra del poder omnímodo de las empresas), al cual apoyó fervorosamente, dijo que es un movimiento que sigue de pie y que no necesita de fama ni de celebridades, ?se trata de un grupo de gente organizada que se hace preguntas para exigir respuestas?. Destacó, además, la importancia de que se haya instalado en su país el tema de la disparidad entre ricos y pobres y que también se haya podido cambiar el foco del diálogo con los medios de comunicación.

Pero prefirió que la conversación virara hacia el tema que lo trajo a Buenos Aires. Habló entonces de su concepción del teatro: ?Me interesa la química del teatro, eso que sucede entre gente que se reúne alrededor del escenario, esa comunión. El teatro es la única forma de arte que no se puede robar de internet. Por eso es muy interesante estar trabajando en teatro ahora porque se está convirtiendo en algo cada vez más vital para el arte y la sociedad. Mientras que en el cine las posibilidades de tener contenido maduro disminuyen en el teatro son cada vez mayores.? Confesó que el teatro le ha permitido no creerse la parafernalia ni las luces de la fama: ?Para mí el teatro ha sido siempre la forma de mantenerme honesto. Hay un aura de superficialidad en esto de convertirse en famoso. Cuando uno se convierte en famoso se pierde un poco y empieza a creerse la imagen de uno mismo. Nada te pone más los pies sobre la tierra que estar en el escenario, estar en contacto con otros seres humanos y compartir una historia?.

The Actor´s Gang
es la compañía de teatro que Robbins formó hace treinta años y con la que viene presentando la obra, desde 2006, por todos los estados de su país y en varios festivales internacionales. Sobre los inicios del grupo comentó: ?Comenzamos con un grupo de amigos de la Universidad de California. Nuestras puestas se basaron más en la Tradición Europea que en el Realismo Norteamericano. Hicimos obras de Moliere, Brecht, Shakespeare porque estábamos interesados en el teatro de las grandes ideas. Tengo mucha admiración por los actores del realismo americano pero creo que funciona mejor en el cine?.

Su popularidad, obtenida por películas como Río Místico o Mientras estés Conmigo, han sido un imán para que muchos se acercaran a su escuela con el afán de poder trabajar en cine o televisión. Por eso se apresura a aclarar: ?Somos un teatro, no un lugar de castings para los que quieren hacer películas. Queremos actores que se dediquen al teatro. Nuestro entrenamiento actoral es muy riguroso y tiene que ver con lo que yo aprendí en el Theatre Du Soleil en París. Todos los miembros están ahí porque quieren dedicarse al teatro. Tenemos una política contra imbéciles y no hay divismo.? Y concluyó con una clara definición ?además de un teatro somos un grupo fantástico de amigos, una familia. Esa es nuestra guarida, un lugar seguro donde podemos arriesgarnos y fracasar, si es necesario?.

Se mostró muy contento de haber venido a Argentina para contar 1984, una historia exigente cuya adaptación, según él, ha sido muy respetuosa del original. ?La novela trata sobre cualquier gobierno totalitario de izquierda o de derecha. En los últimos 50 años hemos visto de los dos. Habla de la tendencia de los gobiernos de tratar de controlar a la gente pero también de la tenacidad y la valentía del amor. Más allá de las presiones que puedan existir en cualquier sociedad uno puede mantenerse libre si tiene esperanza y fuerza en el corazón.? Manifestó que su deseo que hacer la obra se debió a que la considera más relevante hoy que en el momento en que se escribió.

Cuando le preguntaron sobre las grandes producciones teatrales de Estados Unidos, como los musicales que tanto abundan en el Circuito Comercial de Buenos Aires, se animó a marcar la diferencia: ?El contenido de nuestras obras es bastante distinto a lo más conocido que viene de nuestro país. Me parece bueno que exista el teatro para relajarse y divertirse pero personalmente me interesa más el teatro visceral. Desde el principio nuestra idea fue no cerrarnos demasiado para no alejarnos de la audiencia. Nuestro propósito sigue siendo el entretenimiento y crear una comunicación real con nuestro público porque también odio el teatro que es sólo un ejercicio intelectual. Entendemos nuestras obras como un lugar de encuentro con el público. Nos interesan obras que reflejen la condición humana del mundo contemporáneo.?

Fue inevitable también que, casi al final, le preguntaran sobre su alejamiento de la pantalla grande. Lo explicó así: ?A esta altura de mi vida no estoy interesado en hacer películas sólo por hacerlas. Si recibo un guión inteligente, que me ofrece un personaje que no hice anteriormente, puede que lo haga. Pero llegamos a un punto en Hollywood que si te llega algo inteligente sabés que no te van a pagar nada. El negocio hoy es hacer películas para chicos de 15 años. Hice algunas de esas películas pero eso no me hizo muy feliz.?
Las últimas palabras que nos regaló estuvieron llenas de esperanza y de un inevitable dejo de ironía: ?Me encantaría vivir en un mundo donde se hicieran películas inteligentes para adultos y se nos diera cierto respeto. Pero en este momento no le voy a confiar mi felicidad a Hollywood, es una novia traicionera.?

En el mismo acto, el actor fue homenajeado por La Asociación Argentina de Actores, que le hizo entrega del Premio Podestá a la Trayectoria Honorable. Según el organismo la mención se debe a ?su extensa y magnífica carrera como actor, escritor y director, destacada tanto en cine como en teatro, como así también su trascendente compromiso con su gremio y con su tiempo”.

Tim Robbins está en Argentina y esa es una gran alegría. Más allá de todos los tejes y manejes del Gobierno de la Ciudad en el área de Cultura (y en todas las áreas), se festeja como un acontecimiento único y como la posibilidad de acercarse a un clásico de la literatura del Siglo XX, como lo es la fascinante novela de Orwell.

Unite al grupo Leedor de Facebook y compartí noticias, convocatorias y actividades: http://www.facebook.com/groups/25383535162/
Seguinos en twitter: @sitioLeedor

Publicado en Leedor el 10-04-2012