Pasaje 17 en marzo

0
9

Una muestra entre minimal y madí tiene lugar en Pasaje 17: Lorena Faccio, Marta Parga y Carolina San Martín apelan a un espectador despierto con tres interesantes propuestas donde las vanguardias perviven.Del 7 de marzo al 12 de abril, la Galería Pasaje 17 ofrece una muestra particular, dominada por el espíritu Madí y el minimalismo, curada por Héctor Médici.

Las tres artistas poseen la característica de estar embarcadas en planteos cercanos a la abstracción. Dos de ellas, Faccio y San Martín, ligadas a la tradición Madí, y Parga Parga más relacionada con lo que podría ser la escultura minimal con líneas a la abstracción excéntrica y el cinetismo. En las tres existe un diálogo de soportes, vanguardias y tradiciones muy bien manejado, que resulta en una exposición sobria pero contundente.

Es difícil de todas maneras encasillarlas. Lorena Faccio trabaja una pieza de video que invita y desafía al espectador, ya que lo que la artista refleja en primera persona allí es un juego que bien puede repetir el visitante con los objetos blandos pero geométricos que yacen en el suelo. La provocación es a formar nuestras propias estructuras. Ya habíamos podido apreciar parte de su trabajo en la muestra que tuvo lugar el año pasado en Ro Galería de Arte, cuando tuvo lugar la singular exposición SER MADÍ .

Marta Parga presenta una escultura que domina el centro de la sala, que, una vez más, plantea sus búsquedas en torno al espacio y la luz, en un juego de ausencias y presencias sumamente estimulante. Completa la instalación una pieza en el muro, conformada por pequeños clavos blancos, que arrojan una sombra precisa, provocando en el espectador el movimiento corporal para poder apreciar qué es sombra y qué es materia.

Por su parte, Carolina San Martín crea una entrada particular a la entrada de la muestra y toma su vidriera, con una de sus puertas partidas, problematizando el tránsito y el cruce desde la pura forma, en una puesta en escena del arte concreto como ilusión y como borde.

La curaduría de Héctor Médici es discreta y resalta un buen diálogo de conjunto; su recorrido termina siendo una experiencia visual recomendable.

Publicado en Leedor el 12-3-12