Escandinavia

0
3

Rubén Szuchmacher vuelve a la actuación teatral después de diez años en esta obra de Lautaro Vilo.
Paralelamente, fue invitado para presentar una puesta propia en The Globe (Londres)

La primera mitad de 2012 encuentra a Rubén Szuchmacher envuelto en dos proyectos trascendentes en su trayectoria profesional. Por un lado, vuelve a la actuación luego de 10 años. Por el otro, como director se prepara para estrenar una obra de Shakespeare en Londres.

El viernes 16 de marzo se estrenará en ElKafka Espacio Teatral ESCANDINAVIA, de Lautaro Vilo, con la actuación de Rubén Szuchmacher y dirección de ambos. Este estreno marca el retorno de Szuchmacher a escena como actor después de diez años, en una obra que lo tiene como único protagonista.

Mientras tanto, ensaya con un prestigioso y numeroso elenco la puesta de la ENRIQUE IV, SEGUNDA PARTE de William Shakespeare, que estrenará el 15 de mayo en en el teatro The Globe (Londres), en el marco del proyecto Globe to Globe, al cual fue invitado como único referente teatral argentino junto a 37 compañías de diferentes lugares del mundo que presentarán en el mítico teatro londinense obras de Shakespeare en diferentes idiomas.

ESCANDINAVIA

Un hombre en un velorio despide a su hombre. Durante los últimos días previos a su muerte no hizo más que acompañarlo en el hospital, leyéndole una novela de supermercado. Unos minutos antes del deceso, el muerto expresa una incómoda última voluntad. Ésta última voluntad, lo acompaña durante todo el velorio como un asunto pendiente.

Dice Lautaro Vilo sobre ESCANDINAVIA:
?ESCANDINAVIA forma parte de una serie de textos teatrales de carácter unipersonal que he venido desarrollando hace unos años. En este caso, me interesó tomar un momento en la vida de un personaje y una situación en la cual el mismo es observado continuamente, seguido por la mirada del resto, recortado por obra de la circunstancia de todo lo demás: el viudo en un velorio. Depositario natural de la mirada de todos los asistentes al convite, portador de signos elocuentes para los asistentes en cada gesto, cada silencio, cada lágrima. Observado con curiosidad y pudor por todos los presentes porque su dolor es distinto a todos. El único que extraña desde la piel al cuerpo que yace. Que a partir de ahora ya no será más que un fantasma, una alusión, un recuerdo. Encontré que la misma comprensión de la situación lo transformaba ipso facto en un cuerpo que narraba con sólo estar en escena. Un cuerpo que tienta a la mirada. Como la hipótesis de trabajar con Rubén Szuchmacher como actor, a quién uno conoce tanto como director, que en el momento en que me pidió le escribiera un texto para actuar, no pude más de la curiosidad?.

Dice Rubén Szuchmacher sobre ESCANDINAVIA:
?ESCANDINAVIA es una nueva aventura teatral con Lautaro Vilo, con quien ya hicimos Enrique IV, de Pirandello, en donde lo dirigí, y los montajes de La Gracia, de su propia autoría y de las versiones que hiciéramos juntos de Rey Lear, de Shakespeare y de Historias abominables, a partir de textos de Bertolt Brecht. Si bien mi lugar habitual en el teatro viene siendo el del director, este montaje implica un cambio en el espacio escénico, aquí no estaré sino conceptualmente en el lugar del director sino en el del actor, ese lugar que ocupé hace muchos años y al que vuelvo de tanto en tanto sólo por razones muy íntimas. En el caso de ESCANDINAVIA es la necesidad de hacer algo con la tristeza que recorrió mi vida en estos últimos años. La actuación como medio para liberar algo para poder seguir adelante?.

Publicado en Leedor el 8-03-2012