La voz dormida

0
10

El juez Garzón presenció anoche en Buenos Aires La voz dormida, de Benito Zambrano, sobre la Guerra Civil española.Con la presencia entre otros del juez Baltasar Garzón y de su director Benito Zambrano se presentó dentro del espacio ?España en el corazón? la multipremiada ?La voz dormida?

El viernes 2 de marzo en el cine Gaumont el director del Centro Cultural de España en Buenos Aires (CCEBA) Ricardo Ramón Jarne presentó, junto a la moderadora Zaida Rico, la película ?La voz dormida? en el marco del ciclo ?España en el corazón (en Argentina)?.

La programación del evento, de cuatro días de duración, estuvo dedicada este viernes al tema ?Mujeres presas?. Por ello, luego de la proyección, se realizó un intenso debate con la presencia del director del film, Benito Zambrano, y de Miriam Lewin y Adriana Arce, ambas sobrevivientes del Proceso.

Contó además con la presencia del juez Baltasar Garzón, largamente aplaudido, así como de figuras relevantes como Federico Luppi, acompañado por Susana Hornos, una de las organizadoras del evento.
Benito Zambrano nació en Lebrija, en las proximidades de Sevilla, y éste es apenas su tercer largometraje. A comienzos de los ?90 y cuando sólo tenía unos 25 años pasó dos en la Escuela de cine de San Antonio de los Baños (Cuba), que según el mismo reconoce lo marcaron fuertemente. Su notable debut como realizador fue en 1999 con ?Solas?, ganando cinco premios Goya al mejor director y guionista así como para sus tres actores principales.
Su segundo largometraje fue ?Habana Blues?, comedia dramática también estrenada en nuestro país, que refleja su paso por Cuba y donde nuevamente se muestra como diestro director de actores.

?La voz dormida? está ambientada en 1940, poco tiempo después del fin de la Guerra Civil Española, transcurriendo gran parte de la misma dentro de una cárcel de mujeres. Allí se encuentra detenida Hortensia (Inma Cuesta), junto a numerosas otras presas políticas obviamente opuestas al franquismo. Su hermana menor Pepita, un extraordinario debut cinematográfico de María León (ganadora del Goya como mejor actriz revelación), trata de ayudarla y establece contacto con su cuñado republicano. Al mismo tiempo logra obtener empleo en una casa con la dueña de casa católica devota y suegro militar franquista de alto rango. Sólo el marido, ex médico, tiene actitudes más progresistas y en algún momento ayudará, dentro de sus posibilidades, a la inocente Pepita.

El dramático ?crescendo? de la trama alcanzará un pico cuando en una farsa de juicio, la embarazada Hortensia sufra una grave condena ante la desesperación de su hermana menor. Habrá escenas de maltrato, tortura y fusilamientos y lo que quizás más sorprenda al espectador es la fuerte condena a la iglesia católica. En particular será impactante la presencia, junto a las carceleras, de hermanas religiosas en la prisión que rivalizarán en crueldad. Una de las situaciones más increíbles transcurre en plena Navidad, cuando las monjas obligan a las reclusas a hacer el saludo franquista (similar al nazi) y pretenden que besen el pie de un muñeco que representa al niño Jesús.

Similar espanto provoca la actitud de curas y altos prelados, sobre todo durante la antesala de los fusilamientos, en clara crítica al clero subrayada por el director durante la presentación del film. Mientras que Argentina soportó durante seis largos años el Proceso y Alemania durante el doble de tiempo el nazismo, en España el franquismo duró cuatro décadas. Como señalara una de los participantes del debate, al menos en nuestro país hubo y sigue habiendo juicios a los represores. En España en cambio los ex franquistas no sufrieron mayormente juicio alguno.

Es de esperar que ?La voz dormida?, que aún no ha sido adquirida por ningún distribuidor cinematográfico, tenga algún día su merecido estreno comercial permitiendo además de esa manera completar la visión de la obra completa de Benito Zambrano en Argentina.

Publicado en Leedor el 3-03-2012