Un Poco me molesta…

0
11

El unipersonal de Pablo Picotto en el Paseo La Plaza.
Un lavarropas en el centro de la escena es lo único que hay, además de Pablo Picotto, claro.

Con eso, una familia entera transita frente al público. Cada integrante es un mundo. Pequeños mundos que crea el actor en 6 personajes entrañables y profundamente humanos.

Interpretados por separado o en simultáneo, plantean sus problemas personales, de los que están tomados, y así, magnificados les sirven de eje para hacer girar sus vidas.

Tanta risa provocada por la honestidad teatral hace pensar que es una obra buena para la salud.

Publicado en Leedor el 19-02-2012

Compartir
Artículo anteriorEgipto
Artículo siguientePremios Goya 2012