Entre Ríos

0
32

A menos de 350 km de Buenos Aires opción natural es Colón en Entre Ríos y la cultural, su Museo Histórico de San José.

Colón (Entre Ríos).Y alrededores…
El Museo Histórico Regional de la Colonia San José

Tantas veces nos quejamos de lo lejos que queda (desde Buenos Aires) cualquier lugar que refleje o pueda llamarse naturaleza. En verano se siente más y las estadísticas de los pocos metros cuadrados verdes por habitante en Buenos Aires no ayudan a soportar el calor.
Todo parece lejos cuando disponemos de pocos días y de mucha necesidad de verde.

Para los que no logran resignarse, les proponemos una tabla de salvación, a menos de 350 km (¿qué son para nosotros, acostumbrados a jaulas de un ambiente pero con mentalidad de distancias infinitas,en un país casi desconocido!)

COLON. Para un fin de semana y más… Según cuentan sus habitantes, es la primer ciudad (seguimos mirando desde la Capital) con agua más pura. Tan natural que al bañarnos nos acompañan las mojarritas y podemos ver a simple vista peces de 10 ó 12cm de largo.Extraña y simpática compañía!.

Colón se encuentra frente a Paysandú; que también tiene su costanera pero cuyas aguas están contaminadas por desechos industriales. El río Uruguay está bajo y nos permite disfrutarlo según nuestra imaginación, en las playas del centro hay boyas que delimitan el balneario y dan seguridad. Para los buenos nadadores, playas con varios metros de profundidad cerca de la orilla, bancos de arena clara, zonas de camping a montones,lugares especiales para hacer picnic,gente muy amable (negocios en los que todavía se fía,(¿se acuerdan de esa sensación?), puertas abiertas, pocas rejas, siestas de pueblo, árboles.

No olvidemos nuestro espíritu y la curiosidad de aprender. Todo lugar tiene su historia, y en este caso podemos acceder a ella de la mano de los herederos directos de los primeros pobladores. A 9 km de Colón está San José, localidad fundada por grupos de inmigrante
europeos (en su mayoría suizos)que llegaron en el siglo pasado. Alli se encuentra un museo, renovado el año pasado (por haber contado con el auspicio que puede darnos una idea de la concepcion actual en museos, ya que debido a la ayuda de fundaciones como Antorchas, YPF y al trabajo de su directora ha recibido los fondos necesarios para transformarlo en un lugar de acercamiento y reconocimiento al pasado local.

Los primeros colonos llegaron en 1857(algo más de 100 personas), su destino era Corrientes pero las puertas de dicha provincia les fueron cerradas. Urquiza les ofreció instalarse en Entre Ríos y asi nació San José.Tiempo más tarde, parte de ese grupo se trasladó a Colón. Durante un año los inmigrantes fueron provistos de casa y comida por el gobierno entrerriano, construyeron un molino que nunca funcionó,dejaron objetos que hoy pueden verse en el museo.

Mercedes Vanerio, su directora, nos confió la siguiente información:
El Museo Histórico Regional de la Colonia San José es un símbolo de la herencia de nuestros inmigrantes. El 2 de julio de 1857, un grupo de europeos del Canton de Valais, (Suiza), Saboya, (Francia) y Piamonte (Italia) llegaron a las tierras de la provincia de Entre Ríos para radicarse definitivamente, guiados por el deseo de trabajar y progresar. Cuando la Colonia cumplió cien años se formó una comisión de festejos que tuvo una idea brillante: pedirle a cada colono que donara lo más querido de la epopeya inmigratoria para formar un museo y conservar en él las reliquias para que las generaciones venideras conocieran su historia. Esta consigna se afianzó en diversas comisiones que celosamente cuidaron el patrimonio y hoy es un espacio de recuperación del pasado por sus propios protagonistas y descendientes.

El Museo se identifica entonces como una excepcional cantera histórica para la recreación de la vida cotidiana y del mundo inmigrante del primer ensayo de colonia agrícola de la provincia de Entre Ríos. El edificio, una antigua casa de una familia tradicional de la ciudad, perteneció a Doña Magdalena Romanzo de Izquierdo. En un principio, las salas habilitadas eran las correspondientes a la casa. Pero luego, el museo se extendió para alojar las crecientes colecciones y las numerosas actividades comunitarias que incluyen enseñanza de idiomas, capacitación agrícola, recitales de música o la edición de libros. Hoy, los 150 mts2 ambientados conforme a los moldes de la casa original, sumados a los 100 mts2 del jardín, en el que se exhibe maquinaria agrícola, conducen a un pabellón de 1200 mts2 destinado a desplegar las nuevas exhibiciones y una moderna reserva técnica. Los atractivos del museo: Máquinas y herramientas de trabajo: algunas de las máquinas con las que los colonos trabajaron el siglo pasado se conservan intactas, como el arado, el rastrillo, la hoz, la azada, y la pala.

Elementos para la elaboración del vino, licores y lácteos: el viñedo ocupaba una importante porción de la tierra y su cultivo se hacía tal como en Europa. Se conservan barriles, toneles y alambiques. Además, fabricaban licores de todo tipo, pues plantaban perales y durazneros. La fabricación de quesos y lácteos también era una actividad cotidiana. Retratos: una vasta colección de retratos de inmigrantes con su familia reflejan la vida de trabajo o familiar. Atuendos y objetos personales: hay una gran selección de artículos personales ya que la mujer europea que vino a la Colonia San José sabía hacerlo todo. Con manos hábiles y prolijidad asombrosa, tejía, bordaba y cosía, junto a la lámpara alimentada por kerosene.

Documentos y archivos: el relato contado por los mismos inmigrantes, recogido en cartas familiares y colecciones de archivos suizos y argentinos aportan testimonios sensibles de la época.”Si todavía le quedan tiempo y ganas,esta zona de Entre Ríos nos ofrece el Palmar (a 62 km de Colón) y la posibilidad de visitar el Palacio del General Urquiza (a menos de 30km).Estas entre otras opciones que cada uno sabrá aprovechar. En video;se ha editado recientemente “El corredor del Río Uruguay”,que nos muestra las diferentes ciudades y balnearios junto a este río.Para antes o después del viaje!

RePublicado en Leedor el 19-02-2012