Moacir: entrevista a Lipgot

1
6

Entrevistamos a Tomás Lipgot, director de Moacir su nuevo documental se estrena el 2 de febrero.1 Una vez, realizándote una entrevista sobre Fortalezas pensé en la canción Resistiré cantada al final de Átame, desde ya no por su relación estética con Almodóvar, sino por el sentido, que le imprime el personaje.
Moacir es un film que habla de la resistencia y de la superación por parte de su personaje nada menos, que de una esquizofrenia paranoide. Contame un poco ¿como fue surgiendo este proyecto tan relacionado con tu anterior documental?

El proyecto fue surgiendo mientras filmaba ?Fortalezas? y a medida que iba conociendo a Moacir iba germinando la idea de hacer un documental con çel como protagonista. Una vez estrenada Fortalezas, tras comprobar la eficacia del personaje, fue creciendo la idea. Pero definitivamente me convencí de hacerla cuando fui al Borda a visitarlo luego de haber terminado el rodaje y de no haberlo visto?y resultó que se había externado! Y por sus propios medios! Eso me convenció definitivamente de hacer la película y que el eje temático debía ser la grabación de sus temas musicales, algo alejado, al igual que su nueva realidad, del manicomio.

2 ¿Desde cuando te atrajo la temática del encierro y la locura?

Desde siempre. Todos mis trabajos giran en torno a al temática del encierro. No de la locura, pero quizá esta sea un derivado del encierro. Considero, que en distintos grados, todos los humanos vivimos encerrados en el mundo.

3 ¿Como planificaste el trabajo?

Como pude, las dificultades de producción fueron muchas. Per se hizo gracias a la generosidad de mucha gente e instituciones que colaboraron.

4 ¿Hubo un guión previo?

Si, es este aspecto la película se aleja de lo conocido ortodoxamente como documental. Hubo un guión que fue bastante respetado. Utilicé del documental la elección del personaje, pero también usé muchos recursos de ficción.

5 ¿Porque convocaste a Sergio Pángaro?

Porque las canciones de Moacir se encuadran dentro de un imaginario y una estética- pre Beat- que Sergio Pángaro representa a la perfección. No podía ser otro. Las canciones del repertorio de Moacir son clásicos, boleros, zambas, marchas de carnaval. Que Moacir cantab en su infancia y en su breve intento de desarrollarse musicalmente en Brasil.

6 ¿Como fue tu relación con Moacir y quçe ocurrió en tu relación con él durante el rodaje?

Muy buena, como lo podrá corroborar cualquier persona que vea la película, es un personaje sumamente querible. Lo querés o lo querés. Aunque también debo confesar que en varios momentos me irritaba, sobre todo su verborragia, pero fue algo menor en comparación al cariño que siento por él.

7 ¿Este trabajo fue visto por la gente de Fortalezas?

No, casi nadie lo vio. Sólo la gente del equipo Técnico. Incluso Moacir lo verá hoy en el estreno del Bafici por primera vez.

8 ¿De quçe modo lograste recuperar sus canciones?

Cuando el estaba en el Borda, participaba de varios talleres musicales pero siempre cantaba covers. Cuando me gané su confianza me comentó que tenía canciones registradas en SADAIC, que las había registrado en 1984 cuando vino a la Argentina y que las creía perdidas.
Afortunadamente SADAIC tiene un gran archivo y defiende bien a sus asociados. Pedí por sus canciones y al mes me entregaron unas fotocopias de las partituras que originalmente registrara Moacir.

9 ¿Cuando y como llega a la Argentina, cuando surge su patología y como evoluciona?

Llegó en 1984 escapando del dolor de la muerte de su madre y también de una internación psiquiátrica. Llega con las expectativas de desarrollarse musicalmente pero nuevamente sucumbe frente a los problemas de salud mental. Es llamativo- y evidente- en su caso el nexo entre pobreza y salud mental, ya que sus 2 internaciones en el Borda fueron en 1989 y en el 2001, en sintonía a las últimas 2 crisis del país.
De su ?patología? no soy quién para hablar. El es mi personaje, no mi paciente.

12 ¿Quçe se siente al darle a alguien como Moacir la oportunidad de volver a cantar y realizar un film con él?

Esta es una pregunta que me hicieron varios de mi círculo íntimo y ahí una magnitud que no alcanzo a ver. Entiendo que es importante lo que hice, pero también lo que el hizo conmigo: me permitió esta película

13 Hay alguna reflexión respecto de los rótulos, que la medicina psiquiátrica le imprime a los pacientes, ya que este es uno de los diagnósticos declarados incurables.

Los rótulos son asesinos. No soy para nada amigo del discurso psiquiátrico. La medicación y el chaleco químico han hecho estragos en Moacir, quién debido a su enorme fortaleza interior, los ha resistido con dignidad.
Que algo sea incurable- cuestión que pongo en tela de juicio- no significa que no se pueda hacer nada al respecto. Porque si hablamos de incurable, la vida misma lo es. No tiene solución ni cura, sólo hay que aprender a soportarla.

14 ¿Cómo pensas que contribuye la mejoría en toda persona volcarse a la pasión que cada uno tiene y que hacen para vos las instituciones para lograr este fin?

Las instituciones por su genealogía van a ir siempre en contra de esta posibilidad del desarrollo de la potencia personal. Porque lo institucional implica un ultraje sobre la subjetividad del ser.
Sin embargo, considero valioso el trabajo y aporte de muchas personas que trabajan allí dentro.

15 ¿Como te sentís después de haber terminado este trabajo y presentarlo en el Bafici?

Como me suele pasar, un tanto aliviado para comenzar un nuevo proyecto. El Bafici funciona muy bien como resorte para la película y la ayuda mucho en su futura. En esa terrible tarea de la exhibición


16 ¿Cual es tu próximo proyecto?

Me encuentro en terminando mi nuevo documental ?El árbol de la muralla? sobre Jack Fuchs, un sobreviviente del gueto de Lodz y de Auschwitz, quien vive en argentina. Filmé una parte en Polonia y espero estrenarlo en la próxima edición del Bafici.
Además, estoy en preproducción de un largometraje de ficción animado sobre ?La epopeya de Gilgamesh?, el texto literario más antiguo de la historia de la humanidad, escrito hace aproximadamente 4000 años en cuneiforme, perteneciente a la cultura Sumeria, ya extinguida, ubicada en la Mesopotamia, en la actual Irak.

Publicado en Leedor el 11-04-2011