Opuestos compuestos

0
15

En el espacio Sileo Gallery se exhibe una muestra colectiva de jóvenes artistas con obras y estilos bien diferenciados, que crean una combinación extraña e introspectiva en los espacios comunes del hotel.Opuestos Compuestos
Sileo Gallery Hotel Boutique
Azcuénaga 1986, Recoleta. CABA. Argentina

- Publicidad -

Los artistas que integran la muestra Opuestos Compuestos producen obras bien diferenciadas expuestas con cierto un ritmo visual acertado, lo que da al conjunto exhibido un aire ecléctico y extraño.

Daniela Luna, llegada de Beijing donde reside y desarrolla su nuevo proyecto de gestión artística en un campo creciente, el del mercado chino, aporta una obra de género, con pinturas de su estilo, fiel a la frase que la caracteriza: I’m not a Fucking Princess. I’m the King, con su serie de chicas chinas, que escapan de cualquier encuadre plástico tradicional para reforzarse en el anticontrol con sus remeras de inscripciones chinas, donde destaca un Obedecerás.

Destaca especialmente la obra pictórica de Lucía Harari, por lo inquietante de su forma, el trazo sintetizado, el manejo del espacio y cierta voluntad poético narrativa que valoriza la figuración de manera muy expresiva.

Desde la propuesta de la complejidad del soporte destaca la obra de Paula Pogranizky, que trabaja con materiales disímiles entre el assamblage, el collage y la escultura.

Tadeo Muleiro es otro de los protagonistas de esta idea curatorial, con una de sus típícas figuras que hibridiza tradiciones etnográficas diversas en una lectura propia de revalorización naif. Sus bichos penden de las paredes proponiendo un rélax lúdico.

Completan la muestra obras de Ariel Cusnir, Tatiana Sandoval, Victoria Mussotto y Cima Doro.

Publicado en Leedor el 26-12-2011