Deleuze y Borges

0
33

Cuatro momentos singulares de encuentro entre Gilles Deleuze y Jorge Luis Borges en el texto “Diferencia y repetición” de Deleuze.Los cuentos de Borges en Deleuze

- Publicidad -

Este texto que escribo es un excedente de la tesis doctoral que estoy desarrollando. No entrará en ella, y sin embargo, la investigación misma lo produjo. Se parece a una ficha de lectura que busca su propio lugar, tal vez escapada del orden académico.
Y porta el afecto de una lectora que no esperaba encontrarse con un referencia bibliográfica de esta naturaleza. Por eso la investigación, que es una verdadera aventura, nos lleva al encuentro de bellas sorpresas, también.

En la tesis doctoral de Gilles Deleuze, Diferencia y repetición, publicada en 1968, me encontré con cuatro momentos singulares en los que Deleuze refiere a Jorge Luis Borges.

Sabemos que Borges utilizó argumentos de la filosofía canónica en sus cuentos. Por ejemplo, en La muerte y la brújula se sirvió del triángulo de Spinoza.

Hallé a Borges en Deleuze:

En el capítulo de “Diferencia y repetición” Deleuze trata La repetición y el inconsciente: Más allá del principio del placer:

?Se diría que el tiempo ha abandonado todo contenido mnemónico posible y, con ello, quebrado el círculo al cual lo lleva Eros. Se ha desenvuelto, enderezado, ha tomado la figura última del laberinto, el laberinto en línea recta que es, como dice Borges, ?invisible, incesante?. El tiempo vacío, fuera de sus goznes, con su orden formal y estático riguroso, su conjunto aplastante, su serie irreversible, es exactamente el instinto de muerte.?

La cita hiper-breve acerca de lo incesante, invisible(1) la habría tomado del cuento de Borges La Casa de Asterión.

El segundo momento en que Deleuze refiere a los cuentos de Borges:

?Respecto de este juego de la diferencia y la repetición, en tanto llevado por el instinto de muerte, nadie fue más lejos que Borges, en toda su insólita obra (2) : ?Si la lotería es una intensificación del azar, una periódica infusión del caos en el cosmos, ¿no convendría que el azar interviniera en todas las etapas del sorteo y no en una sola? (?) En todas las ficciones, cada vez que un hombre se encuentra con diversas alternativas, opta por unas y elimina otras; en la del casi inextricable Ts´ui Pên, opta-simultáneamente- por todas. Crea, así, divertidos porvenires, diversos tiempo, que también proliferan y se bifurcan.?

En esta página nos encontramos con dos cuentos de Borges: La lotería en Babilonia, y El Jardín de senderos que se bifurcan.

El tercer momento en que Borges aparece en Diferencia y repetición es:

?En cierto modo, todas las cosas hablan y tienen un sentido, con la condición de que la palabra sea, al mismo tiempo lo que se calla en la palabra. (?) Se desprenden así las condiciones bajo las cuales un libro es un cosmos; el cosmos, un libro. Y a través de técnicas muy diversas se desarrolla la identidad joyceana última, aquella que encontramos en Borges o en Gombrowicz, caos=cosmos (3)?

Finalmente, en el prólogo de Diferencia y repetición Deleuze, refiere a Pierre Menard autor del quijote (4):

?Es sabido que Borges descuella en el comentario de libros imaginarios. Pero va más allá cuando considera un libro real, por ejemplo Don Quijote, como si fuera un libro imaginario, reproducido por un autor imaginario, Pierre Menard, a quien a su vez considera real. Entonces, la repetición más exacta, la más estricta, tiene como correlato el máximo de diferencia.?

También escribió en esa página: ?Habría que llegar a redactar un libro de filosofía pasada como si fuese un libro imaginario y fingido.?

Tanto en Borges como en Deleuze encontramos una recreación de la filosofía y un tratamiento inédito de los géneros literarios.

Notas:

(1) Deleuze, G. (2002) Diferencia y repetición (Delpy, M y Beccacece, H. Trad.) Buenos Aires, Argentina: Amorrortu (Trabajo original publicado en 1968), pág. 175
(2) Ibid. p.182
(3)Ibid. p.191

Publicado en Leedor el 26-12-2011
(4) Ibid. p.19