Tata Cedrón

0
11

Disfrutable documental sobre uno de los referentes de nuestra música.TATA CEDRÓN

El regreso de Juancito caminador

“Traigo la palabra y el sueño, la realidad y el juego de lo inconsciente, lo cual quiere decir que yo trabajo con toda la realidad.”
R.G.TUÑÓN

Juancito Caminador es un viejo y bello poema de Raúl González Tuñón, que el cuarteto Cedrón hizo suyo, cuyo tema es la historia de un prestidigitador y cuya reflexión es lo que ocurre después de su muerte.

El regreso de Juan ?Tata? Cedrón a la Argentina, luego de un exilio de 30 años trae a la memoria una infinidad de nombres de una generación con los cuales se compartían vivencias intelectuales, políticas y las vivencias de la cotidianeidad, que probablemente son las que Cedrón viene a recuperar en su regreso al país. El resto de la familia Cedrón, Tuñón, Urondo, Gelman son algunos de los nombres que poco a poco va trayendo su memoria.

El cuarteto Cedrón se funda en 1964 y 10 años después se trasladan a París en plena dictadura.
Fernando Pérez realiza este documental intentando explicar los porque de su regreso al país, después de vivir y trabajar durante 30 años en Francia, un país, donde no les faltó trabajo, ni reconocimiento.

Mientras el actual cuarteto realiza una gira por Holanda y Bélgica esas imágenes se entrecruzan con un gran material de archivo de sus actuaciones, relatos y anécdotas biográficas y musicales, a la vez que se describe el contexto mundial del exilio.

Luego la figura de Cedrón ya en la Argentina comienza a efectuar su propio recorrido afectivo, su infancia en Parque Saavedra, Boedo, La Boca, Barracas, en un intento de apresar el pasado desfigurado por el tiempo, donde permanecen algunos reductos puntuales, como el bar ?El modelo? de Boedo.

Pero la nostalgia que por momentos se homologa a la letra de una canción que dice:?en un corralón de Barracas esperan que vuelva el mate y la vaca…?. Son palabras, que no logran empañar las imágenes de un pasado feliz y la contemplación del Dock Sur y el puente Avellaneda tienen la suficiente fuerza de los recuerdos felices y la belleza inmodificable de uno de los paisajes más intensos de Buenos Aires.

Mientras tanto se aferra a nuevos espacios donde la gente se reúne espontáneamente, a tocar, cantar y ver pasar la vida siempre fiel a su pasión por el tango, y a su trabajo.

Actualmente, el grupo se reúne dos veces al año en Argentina o en Francia para armar sus recitales, como el último que realizara en Buenos Aires con el festejo del Bicentenario.

Una figura que representa a uno de los músicos más renovadores del tango sumado a un abundante material de archivo hace de este trabajo un documento, que seguramente los amantes de una de las marcas de nuestro lenguaje disfrutarán.

Publicado en Leedor el 1-12-2011