Mar del Plata 2011: balance

0
6

Luces y sombras en el 26º Festival de Mar del Plata.
Entre el 5 y el 13 de noviembre de 2011 tuvo lugar la 26º edición del Festival Internacional de Cine de Mar del Plata, con varias secciones que incluyen las competencias Internacional, Latinoamericana y Argentina.

- Publicidad -

El presente análisis intenta aportar una opinión independiente y sobre todo objetiva sobre la realidad de un Festival que, en opinión de este cronista, viene perdiendo fuerza año a año. Para avalar esta afirmación se analizan seguidamente los aspectos salientes del presente Festival de Cine.

Competencia Internacional

Trece películas compitieron en la sección más importante del Festival que otorga el Astor de Oro, máximo galardón del evento. No resulta clara la razón por la cual se incluyeron títulos que ya habían competido en otros festivales. El caso más flagrante es el de ?Faust? de Alexander Sokurov, reciente ganadora del Festival de Venecia con el agravante de la ausencia de su director e intérpretes principales. Tampoco se entiende la programación de ?L?Apollonide? de Bertrand Bonello, discreta producción que ya había competido sin mucha fortuna en la última edición del Festival de Cannes. Otro film francés, ?L?Exercice de l?Etat? (?El ejercicio del estado?) de Pierre Schoeller también había formado parte de otra sección competitiva de Cannes (?Un certain regard?). Aquí la situación fue aún más dramática ya que quien ganó el Astor de Plata al mejor actor, el excelente Olivier Gourmet de tantos films de los hermanos Dardenne, brilló por su ausencia.

Produjo tristeza ver cómo los premios eran recibidos por personas totalmente ajenas a las películas ganadoras. El Astor de Plata a la mejor actriz fue atribuido a Joslyn Jensen por su interpretación en ?Without? de Mark Jackson y nuevamente nadie de la producción vino a recoger el galardón. Otros films de la Competencia Internacional tales como ?Tatsumi? de Eric Khoo y ?This is not a Film? de Jafar Panahi (y Mojtaba Mirtamash) ya habían participado en Cannes mientras que ?El premio? de la argentina Paula Markovitch había competido en Berlín con buenos resultados.

Hubo dos títulos de la competencia internacional, ambos europeos, que representaron lo mejor de la misma. ?Tyrannosaur?, de Paddy Considine, ganó dos premios oficiales pero nuevamente ni su director ni otros miembros de la producción estuvieron presentes durante todo el Festival incluido el momento del cierre en que se entregaron los premios.

El restante film europeo merece un comentario más detallado. Se trata de ?In Darkness? de la gran realizadora polaca Agnieszka Holland (?Cosecha amarga?, ?Europa Europa?, ?El jardín secreto?, ?La pasión de Beethoven?). A lo largo de dos horas y media el relato mantiene la atención del espectador en todo momento y refiere a la situación de los judíos polacos en el ghetto de Lvov. El protagonista central es un trabajador de las alcantarillas, un personaje real llamado Leopold Socha, que pudo salvar la vida a varios judíos escondiéndolos en los desagües de la ciudad. A destacar una interpretación extraordinaria de Robert Wieckiewic, cuya presencia hubiera sido deseable al no estar presente la directora, de quien se dijo que estaría en etapa de filmación de un nuevo largometraje. Lamentable también que ?In Darkness? no se llevara ningún premio oficial, habiendo sido la ganadora del premio del público (por votación de los espectadores!).

De los cuatro títulos restantes corresponde señalar que la ganadora del Astor de Oro fue la argentina ?Abrir puertas y ventanas?, opera prima de Milagros Mumenthaler. A diferencia de otros Festivales de Clase A como Berlin, Cannes, Venecia o San Sebastián, donde siempre los film en competición tienen su première mundial, esta producción nacional ya había competido y ganado en Locarno, lo que invalida parcialmente su elección para Mar del Plata. Además sinceramente los dos títulos europeos antes mencionados eran lógicos candidatos al premio mayor. Pero es claro que de ganarlo alguna de ellas, la ausencia de sus realizadores durante la recepción del premio, le hubiese quitado colorido al acto de entrega.


Competencia Latinoamericana

Sobre diez films en competición, tres ya estuvieron en Cannes. Se trata de ?Porfirio? de Alejandro Landes, filmada en Colombia, ?Trabalhar cansa? de Juliana Rojas y Marcos Dutra y ?El velador?, producción mexicana de Natalia Almada. Por su parte la ganadora de la sección, la peruana ?Las malas intenciones? ya había participado del Festival de Los Angeles.

A señalar que en esta Competencia hubo un nivel promedio bastante alto, incluyendo la nacional ?El campo? de Hernán Belón (?Sofía cumple 100 años?) con acertadas interpretaciones de Leonardo Sbaraglia y Dolores Fonzi, componiendo una joven pareja en crisis exacerbada por la decisión del marido de mudarse a una destartalada casa en el campo.

Competencia Argentina

Fue la mejor de las secciones probablemente al contar con títulos no presentados previamente en otros Festivales. La ganadora fue ?Diablo? de Nicanor Loreti, director también presente con el documental ?La H? sobre el grupo de heavy metal Hermética.

?La inocencia de la araña? del formoseño Sebastián Caulier fue otra grata sorpresa con un original guión centrado en dos alumnas de once años, enamoradas de su profesor (Juan Gil Navarro) y celosas de la relación de éste con una profesora de gimnasia. ?Dulce de leche? de Mariano Galperín (?1000 boomerangs?, ?Futuro perfecto?) ganó un premio no oficial otorgado por Movie City.

Panorama

Esta sección no competitiva contiene varias obras destacables normalmente ya exhibidas en otros Festivales. De ella se desea resaltar ?Once Upon a Time in Anatolia? del gran realizador turco Nuri Bilge Ceylan, cuya obra es bien conocida en Argentina, tal el caso de ?Nubes de mayo?, ?Lejano?, ?Climas? y ?Tres monos?.

Un notable duelo actoral con escasos precedentes en la cinematografía mundial confronta la visión de un médico forense y de un fiscal ante la búsqueda del cadáver de un hombre asesinado en rutas desoladas que recuerdan al mejor cine de Kiarostami. Sólo resta esperar que algún distribuidor independiente se anime a comprar esta extensa (dos horas y media) y brillante película.

BALANCE

La FIAPF, federación de las principales asociaciones de productores de cine del mundo, conserva a Mar del Plata entre sus catorce ?Festivales acreditados?, que incluyen a Berlin, Cannes, Karlovy Vary, Locarno, Montreal, Venecia y San Sebastián.

La fecha tardía del año (noviembre) de Mar del Plata es un factor que juega en contra, aunque no el único. La muy pobre presencia de responsables de las películas en competición, o sea la ausencia de directores, actores, guionistas es otro factor negativo que no podrá solucionarse sin un generoso presupuesto. Festivales jóvenes como el Internacional de Roma (va nota aparte) en su apenas sexta edición, pero con presencia de delegaciones importantes para cada película en competición, señalan el camino si se desea recuperar el terreno perdido.

Como es poco probable que la situación pueda cambiarse en el corto plazo, quizás sea el momento de replantear el Festival Internacional de Mar del Plata. Una de las propuestas de este cronista es la de reducir el número de secciones competitivas fusionando la Internacional con la Latinoamericana. De esta manera se daría mayor peso al cine de nuestra región con la ventaja de que resulta más fácil (y económico) traer a sus actores y directores.

Se podría continuar con las muestras retrospectivas como las de la 26º edición que estuvieron bien justificadas (Luis García Berlanga, Rodolfo Kuhn, Raymundo Gleyzer). También fue acertada la presencia de figuras como Joe Dante, Alex Cox y bienvenida la buena predisposición de Willem Dafoe.

Finalmente una última sugerencia (pedido) se refiere a disponer de más entradas para la gente de prensa y sobre todo un trato más igualitario entre los participantes de los medios. Algunos fueron hospedados y otros no. Algunos fueron invitados a la clausura e incluso a la ?misteriosa? fiesta luego del cierre en un conocido lugar bailable de Mar del Plata. Otros, como quien esto escribe, sólo recibieron la credencial y de vez en cuando consiguieron una entrada de cine.

Publicado en Leedor el 14-11-2011