MdQ 2011: El premio

0
7

Gran película ésta de la argentina Paula Markovitch.
Gran película es ?El premio?. Alguno dirá que es “ver a una nena de 7 años caminar por los médanos2. Lo cierto es que se trata de una historia de los bordes de la historia que desnudan la ferocidad de un tiempo en las inauditas formas del drama.

Dictadura. Una mujer y su hija se refugian en una precaria cabaña frente al mar, en San Clemente del Tuyú. La desolación cubre los momentos en que ambas deben luchar contra la incertidumbre de saber qué pasó con el padre, tratar de sobrevivir y pasar inadvertidas. El relato comienza cuando Cecilia ? la nena – le pide a su madre ir a la escuela. Con su historia clandestina a cuestas, deberá atravesar lo que significó transitar por la escuela pública en dictadura, órgano opresor que apunta a los más indefensos, reproduciendo lo peor del sistema y la máquina ideológica militar de los pequeños gestos: el ?buchoneo?, premios y castigos absurdos, la doctrina del orden, el disciplinamiento de los cuerpos.

La actriz niña – Paula Galinelli Hertzog, quién debería ser premiada, ¿se animarán a darle un Ástor a una niña? – lleva con increíble pericia ? logro de su directora y de los actores intervinientes – las vicisitudes que debe atravesar. No sólo tangibles y puntuales ? como la relación con sus compañeros y maestra – , sino los conflictos que habitan su conciencia, de apariencia más complejos en su pequeño cuerpo.

Las escenas de la escuela, plagada de niños ? como debe ser ? logran el clima justo y en aquellas que actúan sólo infantes en la nimiedad de sus juegos, envuelven el film, en la candidez que requiere un relato contado desde el protagonismo de una nena.

La historia se atreve a la posibilidad de amplificar un insignificante hecho, devenido en desencadenante en una enorme maquinaria de control y miedo que encarnaron los militares de los 70. Tentáculos que alcanzaban lo aparentemente más pequeño y que hace recordar que no hay gestos intrascendentes en un sistema que se erige como depredador de una sociedad, desplegando sus extremidades hasta los lugares más recónditos y mellando de manera constante y profunda, la conciencia y la vida.

La directora es argentina y está radicada en México hace 20 años, lo que se hace evidente cuando se la escucha hablar. Sin embargo, la historia refiere a sus memorias de infancia en San Clemente del Tuyú en tiempos de dictadura militar, donde fue filmada con elenco íntegramente argentino. Pero Markovitch no ha conseguido coproductor argentino para su película. Una historia ?tan? argentina es una coproducción entre México, Francia, Polonia y Alemania.

?El premio? presentada en la Competencia Internacional de Mar del Plata y debería, a su vez, ganar algún premio y ser estrenada en las mejores salas.

Publicado en Leedor el 11-11-2011