Contra las vallas

1
7

El nuevo trabajo de Diana Dowek, muestra aquello que ya nos pasa desapercibido por habernos acostumbrado a tolerarlo. El lunes la artista ofrece una charla con su curadora.Con curaduría de Kekena Corvalán, la muestra de Diana Dowek puede verse hasta el domingo 13 de noviembre en el Centro Cultural Borges.
Viamonte 525

- Publicidad -

El lunes 14 de noviembre, la artista y la curadora conversarán para el público, invitando al debate. Será en la sala de exposición, en el CCBorges a las 19 hs.

Menor es herido por policías luego de atropellar barrera en Capiatá
En la noche de este viernes, un menor fue herido de un impacto de bala de forma ?accidental? por parte de un suboficial, luego de que atropellara una barrera policial a bordo de su motocicleta.
Según los reportes, el menor de 17 años, estudiante del Colegio Defensores del Chaco, atropelló a bordo de su motocicleta una barrera policial instalada en una de las calles vecinales de Posta Ybyraró, en la ciudad de Capiatá, montada por agentes de la comisaría 33ª.
Tras el hecho, uno de los agentes realizó disparos intimidatorios para que detenga la marcha, pero uno de los proyectiles impactó en el abdomen del menor de edad, según informó radio Ñanduti.
La joven víctima fue auxiliada en una patrullera por el suboficial Gregorio Chávez, responsable de los disparos, y fue derivado hasta el Centro de Emergencias Médicas, donde permanecerá internado.

Contra las vallas

La exhibición de obras de Diana Dowek en el Centro Cultural Borges, nos saca de la cotidianeidad y esa naturalidad, o eso que lamentablemente naturalizamos. Nos muestra aquello que ya nos pasa desapercibido por habernos acostumbrado a tolerarlo, es una postura de resistencia por parte de la artista que nos pone frente a ello como una advertencia, de que los límites están ahí.

Pero estos límites guardan violencia, porque son barreras y no psicológicas, sino tangiblemente agresivas, el porqué de esta subjetividad de la que carga al objeto en cuestión, es sabido mundialmente. Represión, que bloquea, que impone y avasalla no solamente lo físico en su representación más evidente sino también a las ideas y esto en particular no es un ejemplo únicamente latinoamericano (que siempre hemos vivido los vaivenes políticos y sociales a fuerza de sangre, sudor y lágrimas), Dowek pone en evidencia un rasgo mundializado que lamentablemente no es sólo ejemplo tangible de las ciudades capitales, sino que se ha generalizado en todos los ámbitos como el medio de mantener a raya aquello que desconocemos.

Aún inclusive en gobiernos democráticos, donde perviven aquellos ?viejos? conservadores que no toleran las nuevas ideas de construcción, el objeto es complejo pero la respuesta de los que están escudados por estas barreras es más incomprensible, ¿será entonces que el miedo ha hecho carne en algunos? No lo sé, simplemente es inexplicable que tamaña respuesta sea parte del sistema de defensa de cualquier país.

La ecuación al respecto es sencilla, si se imponen con violencia, indudablemente la respuesta no sea la esperada.

Se transforma entonces en un espacio clausurado, un espacio que no construye, sino que divide, genera fronteras, que no permite la libre circulación, Argentina no es la excepción. Desde hace 10 años las vallas policiales dividen la Plaza de Mayo en dos, como recordatorio de las horas fatales de diciembre de 2001, cuando una protesta popular derivó en la caída del gobierno de De La Rúa.

Desde entonces el ?perímetro de seguridad? se mantuvo inalterable, son 70 vallas metálicas pintadas de azul, de dos metros por dos metros cada una, ¿Por qué se mantiene aún el vallado en la actualidad?

?Por directivas de las autoridades nacionales de dicha época, entiéndase el gobierno nacional, se implementó el actual perímetro de seguridad de la Casa de Gobierno mediante la disposición de un vallado?.

?Hasta el momento no se han recibido directivas para que se proceda a su levantamiento?.
En el año 2010 el comisario Carca respondió estas palabras al diario Página 12.-

Diana Dowek nos muestra entonces sus Paisajes Urbanos, pintados en acrílicos y transferencias fotográficas, sus vallas irrumpen el recorrido de una avenida, transformando este objeto en una arquitectura de la cotidianeidad urbana, tal es así que en algunos casos, la valla en cuestión se ve camaleónicamente casi en el mismo tono urbano de su contexto.

En otros casos se ve prepotentemente evidente y pregnante, aunque en otras situaciones el vallado en cuestión ha sido derrumbado y alevosamente chorreado, violentamente con acrílico casi aguado, esta es quizás la imagen que más uno desee ver de ahora en adelante en el paisaje urbano de la ciudad de Buenos Aires, así, ?salvajemente? derrumbadas.

Publicado en Leedor el 10-11-2011