Valentijn

0
7

La película dirigida por Hetty Nietsch trata la temática de identidad de género desde la óptica de un niño y su familia.
El documental, que se proyecta dentro de la programación del Festival de Cine Holandés en la sala Leopoldo Lugones del Teatro San Martín, recorre la vida del pequeño Valentijn, un niño que padece disforia de género. Es por esto que siente que está en el cuerpo equivocado, y cree que quiere ser una niña, desde los 3 años de edad.

- Publicidad -

A lo largo del film la directora Hetty Nietsch, que es periodista y se cruzó con esta historia realizando una nota para la televisión holandesa, logra reflejar con objetividad la realidad que transita el niño a lo largo de su vida.

Así se puede observar desde la infancia de Valentijn, en 1998, cuando era un niño que jugaba con una máquina de coser y le gustaba usar vestidos en sus vacaciones, hasta llegar al año 2007, justo antes de que el ya adolescente esté cerca de cumplir 18 años y decida sobre su cambio de sexo. En el medio, se ven las explicaciones que deben dar sus padres acerca de su situación en la escuela y en sus clases de ballet, donde lo forman como un bailarín masculino a pesar que de Valentijn quiere interpretar otro rol. También Nietsch muestra cómo su protagonista debe aceptar determinadas reglas de las instituciones, ya sea el vestuario donde debe cambiarse, o el largo del pelo que puede llevar.
El encuentro del niño con Joanna, otra mujer transgénero, las decisiones que van tomando sus padres, que no apuran ni deciden por el niño, sino que lo acompañan y lo dejan elegir, son otras partes fundamentales del relato.
Además se ven las dudas del joven Valentijn respecto de su propia identidad, qué quiere hacer y quién quiere ser en el futuro, cómo es la relación con su familia y sus amigos, y todo lo que atraviesa en la adolescencia con tratamientos que ralentizan la pubertad incluidos.
Sin duda Valentijn es una película que marca un precedente dentro de la temática de films LGTB, y de identidad de género en particular, que muestra una sociedad madura que acepta al joven y a pesar de todo logra generar un entorno de compresión y aceptación, que favorece al protagonista. La película obtuvo una recepción satisfactoria en múltiples festivales de cine internacionales.
El festival incluye la exhibición de once largometrajes y cinco cortos producidos en Holanda en los últimos diez años, inéditos en la Argentina, que gozan de una gran apertura e innovación cinematográfica, a la vez que muestran un avance importante en temas de identidad y diversidad.

Publicado en Leedor el 4-11-2011