Paredón y después

0
8

En medio de la ciudad anárquica, introducirnos en la atmósfera serena, de luz tenue, creada por las pinturas de Jorge Garnica demanda, ya de por sí, un esfuerzo inicial JORGE GARNICA Paredón y después…
Isabel Anchorena Galería de Arte.
Libertad 1389. Recoleta. Buenos Aires. Argentina.
Hasta el 21 de noviembre de 2011.

Introducirnos en la atmósfera serena, de luz tenue, creada por las pinturas de Jorge Garnica demanda un esfuerzo inicial por cambio de ambiente en la ciudad anárquica.

Sin embargo de inmediato nos invade un sentimiento de serenidad al contemplar sus flores nocturnalias, flores totémicas o flores de fango, pinturas todas que encontramos con reminiscencias de las láminas del arte oriental.

Aquí sin embargo no se trata de estampas sino de acrílicos sobre soporte de tela mayormente en grandes dimensiones. Sus diseños de plantas y flores estilizadas de notable influencia oriental en el trazado y composición de los ambientes, se advierten no obstante innovadores en su tratamiento actual.

Asimismo encontramos una primera aproximación entre la temática impuesta por Garnica en el título asignado a la exposición de ?Paredón y después??, que atribuimos a la necesidad de expresarse a partir de una flor, para manifestar su amor, como es usual en el tratamiento melodramático de las letras del tango.

Asimismo se perciben escrituras, muy al estilo de la caligrafía oriental pero también de otros signos que sin embargo nada tienen que ver con lo representado en las pinturas. Se trata sólo de un lenguaje de comunicación propio entre artistas de diversos idiomas -nos dicen- que lo utilizaron con la denominación de ?poesía visual? en la década de los ?80.

Los aspectos plásticos logrados en las pinturas son irreprochables. Existe un trazado esquemático pero notable para expresar a toda flor y hoja las que se advierten de una delicadeza extrema, sobre fondos de colorido intenso.

En general la temática se sumerge en profundidades abismales que le otorga atributos secretos para acercar las figuras a las estampas del arte de Oriente.

Recomendamos muy especialmente la muestra por sus contenidos estéticos a la vez de poéticos que pueden descubrirse en la contemplación de las estampas..

Publicado en Leedor el 23-10-2011

Compartir
Artículo anteriorLeer y escribir
Artículo siguienteFilosofía Sub40