Helmut Ditsch: entrevista

0
13

Atención: esto que estás viendo es pintura. El artista, el polémico Helmut Ditsch. Lo entrevistamos en el marco de Expotrastiendas.L.A: ¿De qué se trata esto que vos llamas nacional y popular? ¿Y cómo lo asumís como compromiso en tanto ético, político y artístico?

H.D: Bueno, es muy simple pero se podría dar una explicación compleja, porque el tema da para eso, pero también se puede dar en forma muy simple: Yo pertenezco a una sociedad, o sea, tengo familia, tengo papá, hermanos, madre, vecinos, todo esto hace mi grupo, mi sociedad y esa sociedad tiene un lugar físico y es una nación. Que comienza con mi barrio, si proyectamos esa realidad física, ves que mi mundo esta insertado dentro una sociedad que tiene una nación, no pertenezco al grupo de personas que pueden vivir inertes a esa energía natural, o sea, el lugar de donde soy, que es un lugar existente, tangible y necesario para mí, yo sin ese lugar yo no creo que podría ser activo como artista o como ciudadano mismo, pero yo hablo desde mi perspectiva Nación es para mí un lugar que tampoco es inerte en el sentido social, que no puede haber una nación sin un pueblo, como no puede haber pueblo en una sociedad sin una nación, porque es utópico ese pensamiento, o sea que en realidad, la idea nacional y popular, es una realidad físico-moral. El ser responsable de lo que vos sos, ni siquiera es una postura política, es tomar conciencia de la vida, nuestra vida es eso, por eso los socialismos internacionalistas fracasaron en sus intentos de crear mundos socialistas alejados de lo nacional, la divergencia entre el nacionalismo y el socialismo, tanto el socialismo no nacional, socialismo imperialista en realidad, porque el socialismo internacionalista sigue existiendo en países de Europa, es un socialismo antinacional.
Están empecinados a combatir el sentimiento nacional, y a los nacionalistas les pasa exactamente lo mismo con el sentimiento social socialista, les pasa exactamente lo mismo, ellos están?se creó una barrera, una barrera que en Argentina no existe gracias a la gran obra de Perón, es gran obra fue materializar una energía que ya estaba antes de él, en grupos de intelectuales que fueron formulando esa idea de un mundo nacional con una fuente popular de donde sale todo, es el pueblo.
Entonces volviendo a tu pregunta, mi lugar de nacimiento es el pueblo, yo surjo de allí, y ese pueblo está en Argentina. Yo reconozco el entorno de ese pueblo como mi nación, como lo nacional pero lo nacional se comprende, se arma a través de una obra, es reconocer lo que es nuestro, a eso lo llamamos soberanía. Ese ser nacional tiene un sentido si lo ves desde la perspectiva del pueblo, no tiene ser sentido ser nacionalista y estar enfrentado a la realidad de un pueblo, no se puede serlo de un grupo exclusivo. Pero hay, porque en Argentina existieron siempre grupos nacionalistas completamente enajenados a la realidad de esa nación que ellos quieren o querían; pero, si vamos a analizar porque se dio eso, es porque ellos tenían una visión de lo que es el nacionalismo o de una nación, que no era la realidad Argentina. Por eso les molestó siempre, perdón, les molestaban los inmigrantes, les molestaba todo aquello que no tuviera alcurnia anglosajona. Una situación irreal, en realidad porque, porque si hubieran sido admiradores de lo anglosajón, se hubiesen vuelto a Inglaterra ¿Qué problema hay?
Pueden sentirse tal vez en un nacionalismo más lógico porque estaban entre ellos en argentina, la miopía de estos grupos nacionalistas llevó a la aberración de hasta enfrentarse al propio pueblo en los golpes de estado, en la revolución fusiladora en el `55 donde los grupos nacionalistas hicieron alianzas con los grupos comunistas con el partido socialdemócrata, el neoliberalismo unido al comunismo y los nacionalistas para combatir a lo que realmente fue un movimiento popular, de ahí surge también mi conciencia, porque yo soy un hijo de eso.
Yo soy un hijo del peronismo, yo surjo de ahí y surjo de ahí como artista, que comprendió que el arte, la obra de arte que es reconocida como obra de arte por su pueblo, es una obra de arte que reconoce y plasma, la añoranza del pueblo, de todo un pueblo, no solamente de un grupo, hay muchas formas de arte, lamentablemente se fue distorsionando la acción artística.

L.A: ¿Consideras que el arte contemporáneo se aleja quizás del espectador?

H.D: El arte no está ajeno nunca a la realidad política del mundo, por eso hoy, lo que nos falta en Argentina es rescatar nuestro arte y rescatar significa liberar del sometimiento que tienen los sistemas de cultura que son sistemas y que están metidos en las universidades, están metidos en las instituciones culturales, en realidad ahí todavía no se ha hecho nada para despejarse.
Por eso la mayoría de los artistas siguen produciendo para esas elites porque ellos dependen, hasta diría realmente de ellos, ellos no se dan cuenta pero son esclavos de un sistema. Está la pose de un artista, que es muy importante, ser anti popular, ser anti nacional, no mostrar emociones, una de las cosas básicas de ese arte es, que es estéril,¿ y porque es estéril? Porque si tuviese un componente emocional, ya estaría mostrando bandera y lo que no puede hacer ese arte elitista, es mostrar banderas, entonces hay una realidad seria de lo que es el arte, de toda la producción artística y es hora de cambiar eso. Y yo me veo en mi militancia cultural con la responsabilidad por lo menos de hablar para que todos aquellos que están en esa situación vean que también yo lo veo, que no solamente lo que ves vos, yo lo veo y en realidad lo estoy formulando, porque muchos todavía no se dan cuenta de lo básico que es el problema.
Está en el aire, yo no invento nada lo que pasa es que yo tal vez estoy un paso más adelante más agresivo, más temerario te quiero decir y ya me mando.

L.A: ¡Es que así tendrían que ser todos los artistas y deberían tener esa postura!

H.D: Deberían tener, pero la educación artística llevó a un personaje muy hippie muy pasivo, es por eso que pasa esto, o sea, los revolucionarios deberían ser los artistas, porque el artista es siempre el que tiene la antena más fresca para captar vanguardia, pero siempre cuando un artista hace algo que pretende ser una obra de arte universal, que pretende ser reconocida, que pretende dialogar con todos, bueno, tenés que apuntar a lo básico, que es dejar un poco tus pretensiones.
El arte actual se convirtió en muy egoísta, el artista, el nombre del artista es más importante, no no no, hermanas y hermanos, lo más importante es la obra de arte no el nombre, con su critico que la pose hoy es mucho más importante, es mucho más importante quién la curó, quién fue el curador que la obra en sí.

L.A: en relación a esto que vos decís te cuento que yo no firmo mis obras.


H.D:
Casualmente, mirá en todos estos (los cuadros exhibidos) casi no ves la firma, está escondida, porque a mí me da calor firmarlo, aparte mirá el laburo que tiene, como le voy a meter encima la firma, firmo de atrás.

L.A: Ese compromiso que vos planteás como artista, lo veo también en el hecho de que no utilizás intermediarios a la hora de vender tu obra y de exhibirla, de que no tenés relaciones con las galerías ni con los museos.

H.D: Eso es por dos cuestiones, me quedé fuera, automáticamente cuando decidí ser fiel a mis principios, a hacer una obra de arte nacional, ¿Qué significa hacer una obra de arte nacional vos te preguntarás? ¿Cómo? si el arte está por encima de las naciones, no no no, el arte está hecho por un personaje que tiene raíz o no tiene raíz, porque también hay gente entre los artistas que no tiene raíz porque no tienen emoción. Tienen cerebro, no tienen corazón, no necesitan a un país, no necesitan amucharse con nadie, aparte les da asco eso, esa gente hay que darles la libertad de que hagan lo que ellos quieran, ¡pero no el poder! ¿Cómo le vas a dar el poder a un papanatas social? A un tipo que no entiende lo que su pueblo necesita. Como le vamos a dar una institución que está financiada por los impuestos, a personajes que son antipopulares y que pretenden después ser los educadores, de ese pueblo, pensá lo enfermo que está todo ese sistema.
Cuanto trabajo le queda a lo que en realidad es el movimiento nacional y popular, estamos en el umbral de una revolución que es una revolución cultural, eso es el movimiento nacional y popular. Y eso necesita de generaciones que comprendan que es lo que te pertenece y lo que nos pertenece a nosotros es la decisión de lo que es arte. Por eso el intermediario es en este caso un problema, porque el intermediario, primero: no sabés si es de tu palo, segundo: que está haciendo algo que vos deberías hacer, que durante los siglos y lo siglos los artistas fueron siempre los que manejaron su obra y nunca hubo un manager, que en la revolución industrial aparecen los galeristas, el empresario que maneja al músico, aparecen los críticos de arte, que no existían antes, pero claro, porque antes el arte era perfecto. Y yo te voy a explicar, es muy fácil, hay un arte que es perfecto, no tiene errores, no necesita traducción que funciona independientemente en que época se lo descubre, es atemporal y esos son artes nacionales, son artes creados a través de una conciencia social y son la voz del pueblo en ese momento que se proyecta y lo eleva?pensamiento de Nietzsche, el Suprahombre, que es la verdadera traducción, para entender el pensamiento, superarte a vos a través de tu acción hacia arriba, pero no hacia abajo, vos podes ser revolucionario pero para elevarte. Ese es (estoy convencido) el sentido de la evolución, elevar la energía constantemente, el arte perfecto es una necesidad social o sea, el artista es un personaje muy singular, por un lado con las debilidades, con los errores de mucha gente. Es un ser humano normal, con más errores tal vez que otras personas pero al momento de crear, es perfecto. No comete errores ¿Cómo se explica eso? ¿Cómo se explica cuando una obra de arte está lista y no tiene error?
Bueno yo tengo una teoría, que es porque es una necesidad natural para que una sociedad pueda evolucionar que exista arte porque si no existiese, la sociedad se desintegra y ahí podemos analizar formas de arte que no son perfectas porque se olvidaron de algo básico, interpretar o reconocer y plasmar lo que es la añoranza de un pueblo.
La añoranza de un pueblo es un deseo inconsciente, el pueblo no lo sabe, el artista lo capta y lo transmite. El artista aparece para plasmar ese magnífico sueño que tiene el pueblo, lo eleva y para eso es necesario la música, la pintura, la arquitectura, todo tiene una simbiosis, son como fuerzas energéticas; la música motiva al plástico, el plástico al arquitecto, el arquitecto vuelve a potenciar a los músicos y todo eso es para el pueblo, no es para una elite de dinero. Todo eso es para el pueblo y la vergüenza más grande que puede tener un pueblo es que el artista se ponga del lado de una elite y que se haya olvidado que sus raíces y que toda su responsabilidad como artista es elevar al pueblo.
Hay una ideología que domina todo ese sistema artístico, en todo occidente que es de ideología nihilista-pasiva entonces no solamente que son nihilistas sino que son nihilistas pasivos peores de los peores porque el nihilismo que niega para proponer algo nuevo, ok. Sería hasta una postura positivista si querés, pero el nihilista pasivo en la de ?yo no hago nada y bloqueo?, es lo que me pasó a mí en las universidades, lo primero que me hicieron, fue bloquearme porque yo me revelaba contra todo el dogma de lo que había que hacer y te imponían. Primero la basura de los últimos treinta años, la basura digamos elitista de un arte digamos sometido, estéril de toda emoción, de toda la falta del sentido común, porque el sentido común es fundamental para crear un diálogo real, un diálogo significa que habla con todos.
Este arte artificial que se ha impuesto en las últimas décadas es un arte que no dialoga con el pueblo, solamente con pequeñas elites autodenominadas expertos, en realidad el único que puede elegir expertos es el pueblo. Y de hecho los únicos expertos del arte son los artistas no los críticos, ni los teoréticos porque el artista es un axioma. Es la materialización de una fuerza de voluntad, y esa está siempre adelantada en el tiempo entonces el crítico viene constantemente corriendo atrás de eso.
Algo que nunca la gente se atreve a decir, yo lo digo, hoy: ¡¿Quién necesita la opinión del crítico?! Algo muy básico, está el artista y está el público, ahora, quien inventó al crítico que es el que se pone entre público y obra y se pone en un pedestal, más alto que el artista y por supuesto más alto que el pueblo, porque esa postura de ponerse a criticar, a explicar una obra, significa que tiene un concepto imberbe acerca del pueblo, porque subestima al pueblo al traducirle la obra, no, no es así.
Esa obra que ellos proponen, el pueblo no la entiende es una obra que no es perfecta, que no dialoga con una parte muy importante que es el pueblo. Dialogan solamente entre ellos y están súper contentos y se bañan en la mierda y les encanta el olor a la mierda y es la típica postura de las grandes elites de la alta burguesía saben de todo pero al final cuando consumen, ellos, hum? huele mal todo eso. Pero ellos no se dan cuenta porque lo huelen solamente entre ellos.

L.A: Estuve mirando las etiquetas del vino que vos y tu hermano desarrollaron, ?El justicialista?, en ellas veo un esténcil, ¿en esta elección, estás reivindicando al arte callejero?, un arte popular que se ve en la calle y que es también sentimiento del pueblo.

H.D: Es que de todos los movimientos artísticos que hay, el graffiti es una expresión del arte popular, que tiene sus limitaciones, porque tiene sus limitaciones técnicas, tiene limitaciones con el mercado porque no se puede vender. Por supuesto que después se lo agarran a Basquiat y lo ponen como artista del establishment. Pero yo reconocí que mis aliados artistas están en la calle, que no están en los atelieres de las universidades, son los que están con el graffiti y estamos mucho más relacionados en la concepción así que y eso funciona también, es una cosa que no necesita ningún productor, pasa que lo mío es mucho más, digamos, mucho más doloroso para el alto establishment.
Porque yo recupero o digamos sigo en la línea de lo que es el arte natural, soy hasta en mi concepción un artista renacentista por la concepción de saber que el arte no es solamente una disciplina, que el arte es también conducción política o sea, el trabajo del creador que es: música, ciencia, poder conducir a todo un pueblo, eso necesita de un talento que es típico de los creadores.
Lo mío se llama un realismo vivencial, no es un hiperrealismo ni nada de esa mierda que dicen, es la realidad vivida, si, y con muchísima pasión, no es un realismo estéril como el hiperrealismo que se dedica a copiar y a generar un efecto realista, no no, lo mío es vivencial. Aparte que es la voz de lo que yo siento que tengo que hacer y hay una información o un dictado que yo recibo de la gente, o sea, yo pinto para un público, no pinto para mí.

L.A: Si, es cierto, porque el hecho de que también hagas la exhibición de tus obras en un lugar de entrada libre y gratuita, ajeno a la institución artística, rompe con esa estructura.

H.D: Yo expongo en las plazas públicas, que es en donde yo me hice, pero también soy consecuente con mi historia, yo salgo de una plaza de Villa Ballester, la plaza Roca en la que yo expuse mis primeros cuadros. Me fue bien porque la gente se paraba y eso me motivó, nunca me la creí, como artista, o sea, yo sabía como artista que yo quería pintar, pintor siempre. Toda mi vida fui un obrero de las artes pero yo me sentía un trabajador de eso. Con el tiempo descubrí o cuando evolucionó mi trabajo, llegó un punto donde tuve la suerte de convertirme en artista porque pude realmente crear obras de arte, pero no todo lo que hice fueron obras de arte. El artista plástico no nace haciendo obras de arte, el único que tiene esa capacidad es el músico, que con muy poca experiencia logra ya componer sin necesitad de ser virtuoso, en cambio el plástico está obligado a ser un virtuoso del instrumento. Sino no lo podés plasmar, podés plasmar ideas, pero esa obra de arte de la que estoy hablando, es un tema serio, es reflexión, experiencia de vida y eso es lo que deja trascender la obra.

L.A: Tu compromiso como artista me recuerda mucho a Antonio Berni y a Ricardo Carpani.

H.D: Pongamos a Carpani mejor, Carpani pintó realmente para el pueblo, pero Berni ¿para quién pintó? Esto que digo es muy fuerte, porque nadie se puso a analizar lo que vemos en la obra Berni en relación a la imagen del trabajador, no digo más, observen detenidamente al trabajador en los cuadros de Berni y luego reflexionen sobre la imagen que representa. En cambio Carpani nos muestra otra imagen, compárenlo. ¿Berni nos traiciona? Piensen luego de observar, yo no lo culpo, porque Berni es artista, pero Carpani, fue consecuente y esa es la razón por la cual nadie conoce a Carpani, queda fuera de todo. Sus murales fueron destruidos y Berni? ¿Porque no se destruyó nada de su obra? Esto es un análisis que tienen que hacer ustedes porque es así, lo que pasa es que nadie se atreve a elaborar estas cosas, es muy fuerte, porque tenemos que hablar de eso para poder saber cuál es el pensamiento nacional y popular. Pero no confundamos, ¿cuál es el pensamiento nacional y popular? De la obra de Berni, ¿cuál es esa imagen? ¿Es la que quiere ver el pueblo? ¿Ese cuadro, un obrero quiere verlo?
¿Porque se me ataca a lo que yo hago?, algo que tiene mucha espiritualidad.

L.A: tengo que interrumpirte y decirte que tus obras me recuerdan a ?Mar de Hielo? de Friedrich!

H.D: y tienen eso, pero todos esos pintores vienen de abajo, y saben de la añoranza del pueblo y del trabajador, el trabajador quiere ver esto, necesita ver eso. Uno de los dictados en la educación artística es el sarcasmo, las obras tienen que ser sarcásticas. Tienen que shockear, claro porque tienen que ser antipopular, el sarcasmo siempre apunta en contra del que no se puede?primero, que hay que estar en condiciones necesitadas de tener un mundo de armonía, entonces eso ya es un golpe. Muy fuerte, eso lo puede tener el que vive en la opulencia imperial, que nada espiritual le puede dar, el necesita ese sarcasmo porque se convierte en sarcástico. Por la opulencia material, esto que yo digo es fuertísimo, yo lo digo en Europa y probablemente vaya en cana, pero hay que decirlo.
Cuando toman mismo gente nuestra, digamos, toman las figuras de estos personajes de los que estamos hablando ahora, ? Berni Berni Berni Berni está en Constantini!, ¿porque no tiene un Carpani ahí?, entonces, una cosa muy simple: ABRAN LOS OJOS y miren lo que está en la pintura, ¿para quién es eso?, o sea,¿Berni pintó para los trabajadores? ¿Para quién pintó?, Carpani pintó para los trabajadores porque eso es el orgullo del trabajador, la dignidad y la luz del trabajador porque eso es la base del pueblo, yo me veo reflejado en las obras de Carpani, ese soy yo.
Esto es solo el comienzo, y vos fuiste la primera, o sea, yo ya fui tirando cosas pero primero yo no sabía en qué momento político estaba en Argentina, yo no estaba seguro porque hay una? , que es que había un kilombo bárbaro en lo que son todas nuestras organizaciones, vos no sabías con quien estaban los Kirchner, vos no sabías hace un par de años pero pasaron dos cosas fundamentales ni siquiera la persecución de los asesinos, de nuestros asesinos, sino cuando el banco central se vuelve nacional, ese es el indicador que esa es nuestra gente. Porque todo lo otro es folclórico, vos podés hacer lo que quiera y vamos a perseguir y todo, el sistema neoliberal lo combatís solamente ahí. Faltan algunas cosas por hacer, pero ahí yo me di cuenta que Cristina y Néstor, eran soldados de Perón, hoy miramos el Kirchnerismo, porque hubo que encapsularse de toda esa farsa de los autodenominados peronistas.
Perón es la mejor marca política de la historia la usan: ?El innombrable?, la usan gente que no tiene nada que ver con nuestra ideología, Duhalde, De Narváez y toda esta gente. Cuando se define todo, cuando se cumplen aquellos actos de soberanía, como son la recuperación del banco, y todo lo que se está haciendo, y bueno, ahí Cristina mostró, que era un soldado de Perón, y comenzó a hablar de Perón que era lo que a mí me faltaba, esperaba que ella hable de lo que hizo Perón con Atucha y lo dijo,y bueno, ahí te das cuenta de lo difícil que es la política, que hay que ser un gran táctico. Hay que ser un gran táctico para poder ganar elecciones, para convencer y todo lleva su tiempo.

L.A: Esto que decís, tiene estrecha relación con el hecho de que hoy por hoy en Sudamérica, se da un momento histórico, donde la mayoría de los líderes políticos de estos países, tiene una ideología más emparentada en lo que es el concepto de justicia social.

H.D: y eso tiene que ver, (espero no sonar muy esotérico) en que los artistas tenemos una antena para captar energías, la energía del momento, así. Entonces, van a surgir nuevos líderes naturales, es muy importante que para conducir un país que ese tip@ sea realmente un talento, un papanatas ya no funciona. ¡Por suerte no funciona! Porque te ponés el bigotito, por ejemplo, Alfonsín, ese bigotito no va más pa! No te lo cree nadie ese bigotito de abuelito, el otro es el hombre duro De Narváez, le falta el bigotito para que la gente se lo crea, bigotito chiquito diría, es medio sacárselo a uno y ponérselo al otro, ni siquiera de eso se dan cuenta, sin talento no podés conducir un país. Y ese talento, volviendo a lo que es el artista, tiene que ser similar a lo que tiene el artista, poder percibir cual es la energía del momento, proyectarla hacia el futuro, tener la visión de lo que esa energía te va a posibilitar hacer. Esa visión la tiene solamente el que tiene el talento también de captar esa añoranza del pueblo, hoy es solamente Cristina la que ha demostrado ser ese líder natural, porque ella lo ha demostrado ya. Hay muchos otros talentos seguramente, pero ella lo demostró, no hay ninguno que lo haya demostrado, por eso el 23 sabemos muy bien todos lo que vamos a hacer, a nosotros a todos nos gusta ganar, entonces votemosla a ella, porque va a ganar.
Si querés conocer más acerca de la obra de este artista entrá a: http://www.helmut-ditsch.com/

Publicado en Leedor el 12-09-2011

Compartir
Artículo anteriorArtmedia 2011
Artículo siguienteJoan Colom Album