Sicalipsis now!

0
11

Nostalgia y desenfado en esta obra que rememora la época de gloria del cuplé español.Bailar contigo el último cuplé

Sicalipsis now! es una perfecta combinación de nostalgia y desenfado. La actriz española Cristina Bernal le da cuerpo a La Bernalina y rememora los tiempos del apogeo del cabaret, a través de un recorrido por la época de gloria del cuplé español.

La Bernalina es una cupletista del siglo XX resucitada que llega al siglo XXI para contarnos su historia que es la historia de muchas y es, también, la historia de un género que desapareció en tiempos de la destrucción de la II República. Por entonces, se acallaron las voces que formaron parte de la vanguardia social y artística de la época. Este singular y divertido personaje resulta la reencarnación de muchas mujeres que intentaron adaptarse a una modernidad en constante trasformación, que buscaron propia voz, sello personal y subsistencia más allá del yugo masculino. El sufragismo, el feminismo, el socialismo se colaba por entre las faldas de estas mujeres de cabaret. Así, el espectáculo rescata las figuras de La Fornalina, Raquel Meyer, La Argentinita y Tania, la mujer de Discépolo.

Cristina Bernal, muy bien acompañada por Marita Godínez en el piano, nos ofrece todo su encanto y picardía en un repertorio que va desde ?El tango de la cocaína? o ?Fumando Espero? a ?La llave? o ?Las tardes del Ritz?, pasando por temas de mayor contenido social como ?La pequeña bolchevique? o ?La diputada comunista?. La actriz, que llegó a Buenos Aires para bailar con nosotros el último cuplé, interactúa de un modo brillante con el público, aprovechando cada situación y haciéndolo cómplice de toda su nostalgia. La nostalgia del tango (porque los cuplés nos recuerdan su origen y su trasformación, nos recuerdan también aquellos primeros tangos pícaros, con doble sentido, que tanto le gustaban a Borges, y también recuerdan a Tania) y la de una España lejana pero viva en el recuerdo de los inmigrantes (la sala estaba llena de gente que cantaba canciones que seguramente pertenecieron a su infancia, por experiencia propia o por herencia de padres o abuelos).

No podemos terminar la nota sin hablar del título del espectáculo. Sicalipsis proviene del griego ( σῦκον, higo, y ἄλειψις, acción de untar, frotar) y significa, según el diccionario de La Real Academia Española, picardía erótica o malicia sexual. En otros tiempos (aunque en muchos lugares sobrevive esta acepción) el higo hacía referencia al órgano sexual femenino, todo lo demás se explica solo. Remite también a Apocalipsis Now como una metáfora de las épocas de crisis, aquellas y éstas, donde lo mejor es tomarse la cosa con humor.

Sicalipsis now! se presenta en Buenos Aires desde el 5 de agosto. Todavía quedan tres funciones (el próximo fin de semana) para disfrutar de esta propuesta que reivindica un género caído en desuso pero que, sin embargo, ha marcado la senda de la música comercial y, podríamos afirmar también, la existencia de toda chica Almodóvar. Vehículo de expresión de ideas, inquietudes y gustos, el cuplé viaja del abrazo al olvido.

Publicado en Leedor el 18-08-2011