8vo Festival de Piriápolis

0
6

Entre el 5 y 7 de agosto de 2011 tuvo lugar la 8va. edición de PIRIÁPOLIS DE PELÍCULA.Entre el 5 y 7 de agosto de 2011 tuvo lugar la 8va. edición de PIRIÁPOLIS DE PELÍCULA, evento cuya coordinación (dirección artística) estuvo a cargo de, como en años anteriores, los uruguayos Jorge Jellinek (crítico de cine y reciente actor en ?La vida útil?) y el profesor Gustavo Iribarne.

La directora Renée Pereira de Méndez Requena, junto a Susana Trías (Dpto. de Cultura) y Pilar Torrado (Dpto. de Prensa) fueron quienes se ocuparon de la organización y logística desde el Argentino Hotel de Piriápolis, en cuyos amplios salones se realizaron todas las actividades programadas. El espacioso Salón Dorado fue el sitio donde se proyectaron varias de las películas seleccionadas así como el lugar donde se realizaron varios homenajes a artistas invitados y se entregaron los premios a cortometrajes en competencia. La sala de conferencias fue dedicada a varias Mesas Redondas, Seminarios y una Master Class y por primera vez se programó en otra sala un Taller para estudiantes de cine, coordinado por Uruguay Campus Film.

Entre los auspiciantes se destaca el apoyo del Instituto de Cine y Audiovisual del Uruguay (ICAU) y del INCAA, a través de su gerencia de asuntos institucionales. De hecho, la gran mayoría de películas exhibidas provenían de Argentina y Uruguay. Más de veinte largos y mediometrajes y unos treinta cortometrajes se proyectaron en apenas dos días y medio, con gran afluencia de público. El sábado por la noche el Salón Dorado estuvo colmado con más de doscientos espectadores, obviamente en su mayoría uruguayos.

El primero de los homenajeados fue el director Carlos Sorín al cumplirse 25 años de su debut con ?La película del rey?. Fue también la oportunidad de ver un anticipo de ?El gato desaparece?, aún no estrenada en Uruguay. Luego fue el turno de la presentación y proyección de ?Ausente? de Marco Berger. Estuvieron presentes la siempre entusiasta Antonella Costa, actriz del film, y su coproductor y director de la fotografía Tomás Pérez Silva.

El sábado fue el día de mayor actividad proyectándose en presencia de su actor Jorge Román (?El bonaerense?, ?La León?) el film ?Ulises? del chileno Oscar Godoy. Esa misma tarde el realizador Miguel Rodríguez Arias presentó el muy interesante documental ?Civiles y militares SS?, no estrenado aún en nuestro país. Hace hincapié en la participación en el Proceso de diversos sectores civiles y eclesiásticos y en particular del ex ministro de Agricultura Zorreguieta, con imágenes poco conocidas de su hija Máxima en Holanda, antes de su casamiento.

Otro film argentino aún no estrenado, el documental ?El camino del vino? sobre Charlie Arturaola, un famoso sommelier uruguayo que un día descubre que ha perdido el paladar, acaparó el interés del numeroso público presente para alegría del productor Sebastián Carreras, cuyo hermano mellizo Nicolás fue su director.
Adolfo Aristarain, presente durante todo el festival, tuvo un sentido homenaje la noche del sábado, al celebrarse los 30 años de ?Tiempo de revancha?, película que fue exhibida acto seguido ante profuso y entusiasta público. (El sello SP junto a Aries acaban de reeditar esta obra maestra). Unas horas antes de la presentación del director de ?Un lugar en el mundo?, éste junto a Carlos Sorín y los moderadores Ronald Meizer y este cronista protagonizaron una Master Class de una hora y media de duración. Resultó curioso el paralelo de ambos cineastas que se pasaron muchos años sin filmar. Sorin no lo hizo durante una década entera (los ?90) mientras que Aristarain lleva más de siete años sin hacerlo por razones, en parte económicas, que el mismo comentó y que son dignas de ser lamentadas.

Del veterano director uruguayo Marco Handler se vio un estreno mundial, como señalara Jorge Jellinek. Nos referimos a ?El voto que el alma pronuncia?, filmada con la colaboración de alumnos de la Licenciatura en Ciencias de la Comunicación de la Udelar y centrada en la última campaña electoral. Difícil de captar en su total magnitud humorística para quien no conozca los entretelones de la política uruguaya, fue muy festejada por la concurrencia que celebró ?su mirada irónica y punzante?, como ya indicara el programa del Festival.

El sábado se completó con la proyección de varios films argentinos, alguno ya estrenado como ?Alfredo Li Gotti: una pasión cinéfila? (presencia de su cordial director Roberto Angel Gómez) y otros aún no presentados comercialmente como ?¿Qué sois ahora?? (asistencia de Mariano Goldrob, uno de sus realizadores) y ?Teoría de Cuerdas?.

El domingo por la mañana tuvo lugar una muy sustanciosa mesa redonda, coordinada por Jorge Jellinek y con quien colaboró el profesor Iribarne, sobre ?Una década de cine uruguayo, 2001 -2011?. Entre los panelistas se destacó el productor y editor Fernando Epstein con títulos tan emblemáticos como ?25 Watts? (también hubo un homenaje), ?Whisky? y ?Gigante? quien destacó que de los siete films producidos por su compañía hasta ahora cuatros fueron operas primas y que ya prepara un octavo con dos realizadoras debutantes. Por su parte el crítico y distribuidor Ronald Melzer enumeró los, en su opinión, siete temas críticos de la cinematografía uruguaya que incluyen a la gran cantidad de directores que esperan hacer su segunda película, los numerosos profesionales del rubro cinematográfico con que cuenta el país, algunas dificultades en los circuitos de exhibición y cierta decadencia en el nivel de la crítica especializada. El crítico Raúl Gadea fue optimista al señalar que las perspectivas son buenas y destacó dos películas uruguayas: ?Reus? y ?El círculo?, conocidas en nuestros Festivales. Finalmente cerró la Mesa Redonda Martín Papich, presidente de ICAU, quien recordó que hace apenas 20 años se había afirmado que el cine uruguayo era inviable. Hoy es una realidad destacando las ?pantallas móviles? que lo llevan al interior del país y que duplican la cantidad de espectadores que ven cine uruguayo.

La ceremonia de entrega de premios a los mejores cortometrajes consagró al cortometraje español ?Intercambio? de Antonello Novelito y Antonio Quintanilla, siendo elegido mejor corto uruguayo el film ?El vendedor de naranjas? de Agustina Willat.

El evento superó ampliamente las expectativas de quien lo visitara por primera vez, dado que en poco tiempo permitió ver mucho cine y conocer gente interesante. La cordialidad del pueblo uruguayo no resultó una novedad para quien desde hace treinta años pasa sus vacaciones en dicho balneario. Habría bastante más que decir y como ejemplo podría agregarse que entre los homenajes hubo uno muy feliz dedicado, en su presencia, a Jose Wilker al cumplirse 35 años del estreno de ?Doña Flor y sus dos maridos?. Conviene entonces agendar la próxima (novena) edición de ?Piriápolis de película? y no tener ninguna duda de que en el 2013 cuando se cumplan diez años, como anticipara Jellinek, el festejo será seguramente singular.

Publicado en Leedor el 13-8-2011