Mujeres argentinas en Venecia

0
12

Amalia Pica y Leticia El Halli Obeid son dos artistas argentinas, de Neuquén y Córdoba respectivamente, que por diferentes caminos, llegaron a ser parte de la Bienal.Amalia Pica

El impacto emotivo que puede provocar a un argentino que esté recorriendo el pabellón principal de la Bienal, toparse repentinamente con unas gigantes hojas Rivadavia -marca emblemática de nuestra infancia argentina- es un efecto que posiblemente no estuviese previsto en la obra de Amalia Pica.

Esta artista neuquina no recuerda bien cuándo decidió que lo de ella era el arte, pero un día, se fue a Buenos Aires a estudiar escultura en la Escuela Nacional de Bellas Artes “Prilidiano Pueyrredón”. Luego de terminar la carrera ahí, realizo clínicas de estudio -entre ellas una que recuerda con mucho afecto, la de Tulio Sagastizábal.

“En la Pueyrredón conocí gente maravillosa, tuve clases teóricas increíbles, pero los talleres, eran mucho más conservadores, y siempre tenía la idea de que debía haber otra manera.?
Al poco tiempo ganó una beca, que la llevó a Holanda, por cuatro años.
Me fui quedando, y después me mudé a Londres por amor.
Y ahí estoy en Londres hace 3 años, donde de a poco estoy haciendo muestras.
Lo de la Bienal vino por Frieze, yo tengo una galeria holandesa y una de Los Angeles, y estaban mostrando mi obra en Frieze, que es una feria en Londres, y los curadores de la bienal vieron mi obra ahí y me llamaron preguntándome si quería estar en la Bienal de Venecia”.

¿Como empezás a planificar una muestra?

Mi idea fue hacer lo que hago habitualmente, no algo extraordinario.
Mi trabajo no responde a una línea progresiva, sino que está construido en pensamientos.
Y quise trabajar sobre la educación. vinculada a la idea de Iluminación – que es el tema de la Bienal.
Estas son hojas de cuaderno de una marca argentina, que todos los chicos quieren tener. Su slogan es que se puede borrar y volver a escribir, sin borronear.
Son reproducciones en acuarela, en gran escala, pensando en la sensación que se tiene cuando uno que ya es adulto, va al colegio de su infancia, y lo encuentra chico.
Yo quise reajustar esa escala, a la mirada de un chico que va a la escuela.
El logo de la marca, es a la vez la firma del primer presidente constitucional. Con lo que sentí la sensación de estar firmando como él.
Estas hojas son muy representativas de mi infancia.?

También hay una campana en el suelo.
?Es una referencia muy sensorial, de excitación vinculada al recreo?
En la pared están proyectados en forma alternada dos círculos de colores, que se activan con el paso del público.
?Cuando estás en la escuela, una de las enseñanzas más básicas de las matemáticas, es el concepto de conjuntos e intersección, tomando contacto con la idea de inclusión y exclusión, y si uno no sabe lo que esto significa, lo que ve es una imagen completamente abstracta.?

Finalmente, Amalia nos relata una performance que se realizó el día de la apertura:
?Se le dan los extremos de una lana a dos personas desconocidas.
Están lejos, no pueden hablar, pero mantener la tensión de la lana durante un x tiempo, entre la multitud, los va vinculando. Están haciendo algo juntos. Es una performance, pero también es una imagen en el espacio.?

Leticia El Halli Obeid

Forma parte del pabellón Italo Latino Americano, que presenta obra de varios artistas tanto latinoamericanos como europeos en Latinoamérica.

DICTADOS, la obra presentada por Leticia, es un video que va llevando al espectador en tren por Capital y Gran Buenos Aires, hasta llegar a la zona rural, mientras alguien está escribiendo una carta, que lee en voz alta.

?El tema con esa carta es que Simón Bolívar la escribió en 1815 – nos detalla Leticia- cuando todavía no estaba sellado el destino de la Independencia. Las cosas no estaban del todo claras, por eso él con este texto quería llamar a una especie de revuelta por la Independencia que se organizara en toda América, y a la vez quería conseguir que Inglaterra apoyara esto.
Así que es un texto muy político, que sueña con la unión de América.
Él hace un diagnóstico en ese texto, que es muy exacto. Incluso sin conocer el Río de la Plata, sabe cosas, y hace un pronóstico que es muy certero.
Es tremendo porque 200 años antes él sabía como iban a resultar algunos destinos de las naciones que estaban surgiendo.
La idea fue trabajar con ese texto, con un recorrido que sale de Retiro, pasa por la zona rica de la ciudad, va hacia zona norte, llega hasta Villa Ballester, y ahí tomamos otro tren hacia Zárate donde empieza a aparecer la periferia, con todo su contraste: los campos, las villas, uno al lado del otro.
Lo que yo quise plantear es que hace 200 años que nacimos como nación, y algunas de esas ideas libertarias y republicanas no se han cumplido, hay mucha desigualdad, mucha pobreza. Si bien muchos sueños se cumplieron, otros no.
La idea es mostrar esos contrastes, mientras yo ejerzo la acción de escribir.
Y la acción de escribir tiene que ver con copiar a mano para poder pensar el texto. Y durante un viaje porque todas las guerras de la independencia fueron grandes viajes, a través del continente, San Martín y todas las figuras libertadoras de Sudamérica fueron tipos que se pasaron décadas de sus vidas viajando de un lado al otro en condiciones durísimas.?

De formación académica de pintura en Córdoba, hace 7 años que vive en Buenos Aires.
Leticia no sólo trabaja en video, también con pequeñas publicaciones, y textos. ?Me gusta considerarme una artista conceptual en un punto porque hago proyectos que involucran la investigación, con una preferencia por el video, porque me gusta mucho esa cosa híbrida que tiene, y puede circular en el mundo del arte o en cualquier lugar.

¿Cómo llegaste aca?

Me convoca Alfons Hug, porque él armó esta muestra sobre el bicentenario hace dos años, invitando un artista de cada país, y parte de esa muestra es la que hoy está acá. La versión original (porque esta obra tiene modificaciones que la vuelven mas universal) hace dos años que está itinerando, por diversas ciudades de Latinoamérica, donde ha habido bicentenarios.

Lo de la escritura es una constante en mi obra -concluye- tengo una verdadera obsesión por el tema de la palabra y la escritura, el relato oral, pero también con lo que pasa en el cerebro cuando uno escribe. Es un tema central en mi trabajo.?

Publicado en Leedor el 28-6-2011