Utopía y tradición

0
9

Una rigurosa exposición de obras de Joaquín Torres García y el Constructivismo, inaugurada en MUNTREF.Articulada en dos relatos curatoriales, La Ciudad y los Signos curada por Gabriel Peluffo Linari, y Norte en el Sur, El legado de Joaquín Torres García, en este caso diseñada por Laura Malosetti Costa, la presente exposición evidencia las diversas miradas entorno a la ciudad; señala momentos claves en lo que se refiere a la obra constructiva propiamente dicha; nos muestra la utilización que hacía Torres García de elementos propios de la cosmología indoamericana; y finaliza haciéndonos partícipes de este proyecto educativo, estético, a la vez que político, que pugnaba por la construcción de un arte con raíces americanas.

En La Ciudad y los Signos, cuatro son las ciudades fundamentales: Barcelona, etapa que corresponde a su formación como artista, Nueva York, París, y por último su Montevideo natal.

En este recorrido, existe una fuerte presencia del dibujo, la característica división del plano en celdas, la pintura caligráfica, y el uso de los colores primarios por ejemplo en la obra ?Constructivo con calle y gran pez?.

El Universalismo Constructivo, se fundamenta en base a los signos triangulo, corazón y pez. A su vez hay un símbolo que Torres García ya había utilizado, y que ahora le sirve de conexión con la cultura prehispánica: el sol.

Norte en el Sur, nos habla de un posicionamiento, de una mirada a partir de la cual se propone ser universal. Es por esto que invierte el mapa de América, y de este modo también, nos aleja de la cosmovisión eurocentrista.

Aquí el recorrido propuesto, está a cargo de sus discípulos, aquellos que supo formar en su importante labor docente, por medio del Taller Torres García. Este gran laboratorio de ideas y proyectos, va a sobrevivir hasta los primeros años de la década del 60.

La selección de obras está compuesta en su mayoría, por aquellas realizadas a partir de los años ´50. Se pueden apreciar diversos materiales como la madera, el mosaico, piezas de cerámica. A su vez están presentes las palabras y la iconografía que remiten a la temática del lugar. Sus alumnos fueron fieles a Torres García, en lo que se refiere a la recuperación de técnicas y materiales ancestrales, en detrimento de aquellas industriales.

Es interesante destacar, lo que supone contar con la obra de tan relevante artista dentro de la historia del arte moderno, en la configuración de un espacio alejado de lo que es el circuito artístico tradicional., lo cual no deja de estar en consonancia con la idea de Joaquín Torres García de la inversión.

Publicado en leedor el 29-5-2011