Yatasto

0
11

Sorprendente factura de este documento sobre cartoneros cordobeses.

¡Vamos Pimpollo, viejo, panzón y peludo nomás!

Un excelente documento sobre el ámbito privado de los cartoneros pertenecientes a un barrio periférico de la ciudad de Córdoba, llamado Villa Urquiza, muy cercano al Cerro de las Rosas y a Urca, otros dos barrios con características opuestas, topografía en la cual, los protagonistas del film harán su recorrido diario.

A diferencia de los documentales que han abordado está temática, éste tiene la de virtud de mostrar el entramado de voces, registros, emociones y la forma en que estas personas ven y sienten el mundo que los rodea. Lo cual no deja de resultar una sorpresa, el modo en que transmiten de generación en generación el arte del cirujéo, el respeto por la palabra de sus mayores, como viven, y cuales son sus expectativas futuras.

Un mundo distanciado en sus vivencias del que lo rodea, aunque se cuele la palabra trailer, su mundo es pequeño, tan pequeño como sus expectativas y sus posibilidades, al menos en esta instancia de la realidad.

El contacto con los animales es una de las marcas que lo distingue, al margen de ese humor y esa ironía tan cordobesa, que tanto tiene que ver ?con la calle?, que en otro sentido ellos transitan todos los días, aunque sin contaminarse demasiado.

Una cámara que toma lo justo y necesario para mostrar a Yatasto y a quienes lo rodean generando un clima por momentos poético.
En este sentido las escenas con los animales, sus diálogos, y los concejos de la abuela son suficientes para explicar esa ?ajenidad?, que nos pertenece, aunque no la veamos.

Una grata sorpresa de un español, que llega a la Argentina en el 2006 para dictar un Taller de guión documental en Tilcara?, a posteriori filma un mediometraje sobre el Pan de Azúcar, un cerro paradigmático de las Sierras de Córdoba, y luego hace Yatasto.

Un film que sorprende por su factura, y por el modo de abordar su temática.

Compartir
Artículo anteriorTilva Ros
Artículo siguienteLa espada y la rosa