Estados de la materia II

0
11

Materiales e ideas relacionados entre sí en la muestra de la Fundación Jorge Klemm.La Fundación Federico Jorge Klemm, presentó entrea abril y mayo, con la curaduría de Mercedes Casanegra, ?Estados de la Materia II?, segunda edición de la exposición homónima realizada en 2009.

El punto de partida es la afirmación de José Jiménez que sostiene que nuestra manera de ver y pensar el arte está determinada por una excesiva ?exaltación de la forma?1, característica de la cultura de occidente. Por eso, siempre ha habido una tendencia a considerar a las obras no como procesos, sino meramente como objetos, olvidando su dinámica interna, y su ?relacionalidad?2.

Lo que la muestra propone, entonces, es un abordaje de las obras no tanto desde su forma o de los materiales con que están realizadas sino de las relaciones que éstos establecen entre sí y con otras ideas o disciplinas, en apariencia ajenas a ellas.

Siguiendo esta premisa, Gabriel Valansi exhibe Mothers #17, un fragmento de una megainstalacion compuesta de placas madre que remiten a un plano aéreo de una ciudad. Estos elementos, propios del mundo de la informática, están tomados no desde su materialidad, sino desde su funcionalidad, que es básicamente el traslado y almacenamiento de información. El artista empuja a pensar en nuestra propia memoria y, cómo día a día, va creciendo el lugar que ocupa la tecnología en nuestra sociedad.

Cristina Piffer nos sorprende con una obra de su serie Las marcas del dinero, cuya paleta material se compone de acrílico, acero inoxidable y sangre de vaca deshidratada. La artista recurre a la utilización de sustancias orgánicas como metáfora del sufrimiento animal y humano.

Brígida Baltar emprende una tarea utópica y cargada de romanticismo: recolectar la neblina en un paisaje abierto. En el video, de 16 minutos de duración, vemos a la artista intentando envasar la neblina, al mismo tiempo que se va fundiendo en ella; aparece y desaparece en medio de la materialidad de la naturaleza que la rodea.

Marcela Cabutti con sus obras de vidrio soplado, presenta una paradoja que desconcierta: el vidrio, transparente, nos permite ver a través de él, pero no atravesarlo. Es un material que, al entrar en contacto visual con él, parece, más bien, ser inmaterial.

Por último, Liliana Porter, en su video Matiné, conduce a una ligera dislocación de nuestro entendimiento. Lo hace a través de pequeños episodios, separados por títulos sugestivos, que van condicionando nuestra mirada, ya que al sucederse las imágenes, buscamos eso que nos ha sido prometido. Pero lo que vemos es, en realidad, una multiplicidad de los más variados objetos: juguetes, dibujos, adornos, alimentos. Sumergidos en este desafío de adecuación de las formas a los anunciados contenidos, quizás perdemos de vista las constantes referencias que la artista hace a los elementos constitutivos de la tradición pictórica: la línea, la sombra, la tinta negra, el acrílico rojo. En todos los episodios está presente el tono lúdico, y a veces humorístico, que quizás haya sido el determinante en la elección del título de la obra.

Luego de realizar este recorrido que sería imposible sin la lectura ?anterior o posterior- del catálogo firmado por la curadora, el concepto que subyace y moldea la muestra es claro: se trata de llamarnos la atención sobre lo oculto del arte, sobre lo que esta mas allá, por fuera de él.

No sólo los conceptos que le dan sentido, sino también, y sobre todo, las relaciones que se establecen entre la forma y la materia, y las enormes posibilidades creativas que se abren a partir del accionar artístico. De alguna manera se trata de romper con la tradición de observar tan minuciosamente las formas y escuchar lo que la materia tiene para decir.

1 J. Jiménez, Teoría del Arte, Madrid, Alianza, 2002, p.53
2 Casanegra, Mercedes, Estados de la materia II, catálogo exposición homónima, Fundación Federico Jorge Klemm, abril 2011

Foto copete: “Ver rojo” de Liliana Porter

Publicado en Leedor el 16-05-2011