Louise Bourgeois en PROA

0
26

Inauguró el 19 de marzo la muestra de Louise Bourgeois en la Fundación Proa.Curada por Philip Larratt-Smith, y organizadapor el Studio Louise Bourgeois de Nueva York, el Instituto Tomie Ohtake de San Pablo y la Fundación Proa, presentaporpimeravez en la argentina, 86 obras, a lasque se sumanescritos, dibujos, y fotografías.

Con el enfoque de una lectura psicoanalítica de la obra, la propuesta narrativa de la exposición está anclada en aspectos subjetivos característicos de Bourgeois, dejando de lado en forma intencional, el ordenamiento cronológico del recorrido.

La araña gigante de bronce(Mamá, 1999) instalada en la vereda frente al acceso genera un gran impacto por la gran cargasimbólica de la figura representada y su forma monumental.

La primera manifestación que percibimos de la intención narrativa de la muestra es un texto junto a la araña que cita un comentario de la artista con respecto a su obra:
?La araña es una oda a mi madre. Ella era mi mejor amiga. Como una araña, mi madre era una tejedora. Mi familia tenía un negocio de restauración de tapices y mi madre estaba a cargo de un taller. Como las arañas, mi madre era muy inteligente. Las arañas son presencias amistosas que se alimentan de mosquitos.Todos sabemos que los mosquitos propagan enfermedades y, por lo tanto, son indeseables. Así, las arañas son útiles y protectoras, al igual que mi madre?

Una vez leído este texto, quedamos reconciliados con la araña. Y nos disponemos a entrar a recorrer.

La primera sala contiene una instalación de 1997 y una serie de 9 grabados de 1947.

La primera Bourgeois y la última. Podemos identificar en ambas obras -entre las que transcurrieron 50 años-una misma consistencia artística.

El recorrido nos va llevando por los grandes temas psicoanalíticos de Louise Bourgeois : Los padres, la maternidad, la pareja, el miedo, la ambivalencia, la culpa.

Escritos y fotos están expuestos en dos vitrinas que obligan a acercarse y experimentar una cierta intimidad con la artista. Una comunicación uno a uno.

Citar que Louise Bourgeois nació en Paris en 1911 y murió el año pasado en Nueva York a los 98 años, va mucho más allá de un dato positivo, nos explica la vigencia de una artista de infinitos recursos, que indagó todas las técnicas:
escultura en bronce, yeso, aluminio, goma, volúmenes de tela y acero, bordados, acuarelas, tintas, le otorgan la solvencia con que se expresa a lo largo de tan prolífica obra.

Habiendo compartido con el surrealismo la temática del inconsciente, y con el expresionismo abstracto la espontaneidad del gesto, la forma artística con que los aborda Bourgeois la exploración de sus angustias, es completamente autónoma y vanguardista, que inscribe una huella en los rumbos del arte contemporáneo.

Publicado en leedor el 16 de abril de 2011