Israel

0
11

Sugerencias históricas para saber antes de viajar a Tierra Santa.ISRAEL (conocimientos sugeridos para un viaje a TIERRA SANTA)
Por
La visita a Tierra Santa nos muestra un pequeño país polifacético que deja imágenes imborrables.

El estudioso de la historia encontrará en los seis mil años de civilización abundante material para sus investigaciones. Llegar a Tierra Santa como peregrino cristiano producirá la sensación de integrarse con las Sagradas Escrituras y, de ese modo, estar más cerca de Jesús en esa pequeña superficie de la tierra, en la cual nació, predicó y con el sacrificio de su Pasión redimió al mundo.

EL JUDAÍSMO

Un pequeño grupo de la gran familia semita se estableció en el país de Canaan y allí hizo su historia con la que admiró al mundo. Fue un pueblo de pastores carentes de cultura, con una fe profunda en un Dios único, inmaterial y eterno: Yahveh, quien moraba en el ?Arca de la Alianza?. En ésta,una caja cubierta de oro, por dentro y por fuera, con cuatro anillas en la base,destinadas a recibir dos barras de madera de acacia para poder transportarla.

?En el Arca pondrás el testimonio que Yo te indicaré?. Y en el Arca pusieron las Tablas de la Ley,que expresan:

? Yo soy el señor, tu Dios?– ?No tendrás otros dioses delante de mi???No harás imágenes de escultura???No tomarás en vano el nombre del Señor, tu Dios.???Acuérdate de santificar el día sábado.???Honra a tu padre y a tu madre, para que vivas largos años sobre la tierra.???No matarás.???No cometerás adulterio.???No hurtarás.?
?No levantarás falso testimonio contra tu prójimo.??? No codiciarás la mujer de tu hermano.?

La historia del pueblo hebreo es la de un pueblo simple que amó a su Dios y respetó su Ley.

Palestina fue el nexo entre los grandes imperios orientales, Siria y Egipto. Fue el asiento de los cananeos, pueblo sedentario sometido a las influencias de Egipto y Fenicia. De esta última tomaron sus dioses y sus sacrificios cruentos.

Los hebreos y los cananeos, hermanos de raza, convivieron en Palestina: los cananeos, su civilización superior , y los hebreos su fe en Yahveh. Los dos héroes nacionales hebreos fueron Abraham y Moisés. Abraham se resistió a fabricar aquellos ídolos que su padre vendía en el Gran Templo de Ur, en la baja Mesopotamia. No deseaba continuar con un oficio que ayudaba a la superstición y decidió emigrar a un país de raza semita exclusiva. El país elegido fue Palestina, junto al Mediterráneo. Allí se dirigió con su esposa Sara y su sobrino Lot . No se sabe cuánto tiempo habrían permanecido los hebreos en Mesopotamia, pero se supone que fue lo suficietemente prolongado como para asimilar las leyes y costumbres de ese lugar.

Por ejemplo: Abraham no tenía hijos y adoptó a Eliazer, pues la adopción estaba legalizada por el Código de Hammurabi, vigente en la tierra de sus antepasados. Por su parte, Sara procuró descendencia dándole a su marido una esclava suya, Agar, para que con ella tuviera un hijo, que sería suyo, método legalizado también por ese código.

A través de Abraham, Mesopotamia estuvo presente en el pueblo hebreo, como más tarde lo estará Egipto a través de Moisés. Abraham en Palestina, aceptó al Dios único a través de un trato: permitió ser circuncidado y recibió a cambio la posesión de Palestina, a perpetuidad.

Abraham tuvo un hijo de su esclava Agar que se llamó Ismael y más tarde, Dios lo premió con otro hijo, esta vez de Sara, llamado Isaac, quien fue su sucesor en el patriarcado.

Abraham, ya viejo y cansado, dijo a un servidor que deseaba casar a su hijo y que debía encargarse de buscar esposa para Isaac. Ante la sorpresa del fiel servidor,por pedido tan extraño, Abraham indicó lo siguiente: ? irás a la fuente a la hora en que las muchachas van a buscar agua. Te acercarás a ellas y pedirás de beber y, aquella que a tu pedido responda que bebas tú y también tus camellos, será la esposa de Isaac.? Y fue Rebeca quien respondió de la manera indicada.

Rebeca e Isaac tuvieron dos hijos: Esaú y Jacob o ISRAEL, Esaú, el primogénito, vendió el patriarcado por un plato de lentejas a Jacob. Uno de los doce hijos de Jacob, llamado José, envidiado por sus hermanos fue vendido a unos mercaderes egipcios.

En ocasión de una sequía que afectó a una vasta zona que incluyó a Palestina, José, olvidado de los agravios,llamó a los suyos pues el Faraón había hecho acopio de granos. Desde entonces data el establecimiento de los hebreos en Egipto.

La excesiva multiplicación de los hebreos terminó alarmando a los egipcios que vieron en ello un peligro político y decidieron enviar a matar a todos los recién nacidos de raza hebrea. Una madre quiso salvar a su niño de la matanza y lo colocó en una canasta calafateada sobre las aguas del río Nilo. La corriente llevó la preciosa canasta al sitio donde solía bañarse una hija del Faraón. Esta,al ver al niño exclamó : Moisés, que quiere decir salvado de las aguas.

Moisés fue educado en la corte del Faraón. Cuando Egipto fue invadido por los etíopes, Moisés luchó contra ellos y quedó en ese reino como virrey.

Cierta vez Moisés vio a un egipcio maltratar a un hebreo, entonces mató al egipcio y huyó. Ya no podía ser ni virrey ni general del Faraón. Se refugió en el desierto y allí entró en contacto con sus hermanos de raza.

Relata la Biblia que en su prolongada permanencia en el desierto tuvo Moisés visiones divinas. Y fue allí donde recibió de Yahveh la difícil responsabilidad de sacar al pueblo hebreo de Egipto y conducirlo a Palestina. Para ello necesitaba contar con el permiso del Faraón quien se opuso reiteradamente a concederlo. Dios castigó la región del Nilo con diez plagas que fueron previamente anunciadas por Moisés. Estos sucesos alarmaron al Faraón quien ,finalmente, concedió el permiso solicitado. El viaje desde Egipto hacia Palestina duró, según las tradiciones judías, cuarenta años.

Era necesario extirpar las supersticiones adquiridas en Egipto y, para conseguirlo, nada tan adecuado como el ayuno y la penitencia en el desierto. Allí el Dios único de Abraham, Yahveh, se erigió en Dios nacional del pueblo judío y además se fijaron ciertos principios fundamentales de moral. Son los mandamientos que constituyen el núcleo de la Ley o Thorá.

Monoteísmo y ley moral, dos grandes beneficios que la Humanidad debe al caudillo y legislador Moisés.

EL CRISTIANISMO (ver 2ª parte)

Publicado en Leedor el 20-04-2011