BAFICI: Nicolae Ceasescu

0
7

Un documental íntegramente realizado con imágenes de archivo sobre el tirano rumano.Andrei Ujica es uno de los directores a los que el BAFICI dedica un Foco este año. ?The Autobiography of Nicolae Ceasescu? es su más reciente película, que al igual que las anteriores pertenecen al género documental.

La extensa duración (algo más de tres horas) no debería actuar como factor disuasivo o de desaliento, dada la riqueza de las imágenes. Lo llamativo es que el trabajo del realizador, más propiamente se podría decir recopilador, se limitó a utilizar material de archivo sin agregar comentario alguno.

Quizás pueda lamentarse que algunas escenas no tengan sonido, que él bien podría haber creado para darle más fuerza a las imágenes. Es una objeción menor porque Ujica consigue que, al terminar la visión de la película que uno se forme una clara idea de la mediocridad y oportunismo del ex dictador rumano.

Cuando se lo ve hablar o actuar, Ceasescu da la impresión de ser un inofensivo mortal con ?cara de ángel?. Sorprende su torpeza por ejemplo cuando participa en un partido de volleyball o cuando pronuncia sus discursos que pese a ser en su lengua natal permiten apreciar su pobreza en la expresión.

Otro elemento impactante en el documental es la aparición de una cantidad de figuras históricas mundiales con quienes se entrevistó en Rumania o en visitas oficiales. Sólo por nombrar algunas señalemos que aparecen De Gaulle, Mao, la reina Isabel de Inglaterra, Nixon, Carter, Brezhnev. Hay además, escenas que hacen recordar a los documentales de Leni Riefenstahl como la visita a Corea del Norte, en que el país entero parece haberse preparado para recibirlo con ropa multicolor.

Una de las situaciones más impactantes es su reelección durante el 12º Congreso del Partido Comunista Rumano, en que un miembro opositor lo acusa por no ser constitucional. Lo tremendo es que el resto de los parlamentarios lo vivan y desautorizan al disidente. La película se abre y cierra con una escena cercana al final de sus días y el de su esposa Elena (de aspecto algo siniestro), en que él afirma que no hará más declaraciones ya que todo lo que de él se dice son mentiras y provocaciones.

El título de la película quizás debía ser algo diferente ya que las ?autobiografías? suelen ser escritas por sus protagonistas. Lo que aquí se ve es sin duda más objetivo que lo que seguramente había escrito de haber tenido la oportunidad y el deseo de hacerlo. En todo caso su ajusticiamiento y el de su cónyuge por las armas nos evitó un alegato que seguramente estaría lleno de la parcialidad que caracterizó toda su vida.

Publicado en Leedor el 15-04-2011