BAFICI: Os monstros

0
5

Os monstros: mañana ultimo dia para ver esta provocadora propuesta de los directores de Estrada para Ythaca.El alumbramento

Esta vez es la música lo que une a este grupo de actores- directores, que utilizan como estrategia cinematográfica asociar el arte a la vida, del mismo modo que anteriormente lo hicieran con la poesía, en Estrada para Ythaca (Bafici, 2010).

La idea de utilizar la propia experiencia vital les permite hablar de sus rupturas afectivas, de sus frustraciones y del mundo como un ?manicomio? que los va tragando. Allí se cuela la importancia del trabajo, como herramienta, que contribuye al equilibrio mental.
Hay espacio para la contemplación, para el ensimismamiento y desde luego para la pasión que los une, que es la música.

Sin duda Os monstros es un cine radical, que tiende un puente hacia el arte, para intentar romper con los cánones establecidos.

En el orden de la experiencia como espectador se dio realmente algo considerable para destacar: Hay una escena, que se desarrolla en un bar donde uno de los protagonistas toca un instrumento pequeño de viento, (algo parecido a una flauta) los amigos están escuchándolo, pero hay de hecho más espectadores, los cuales se van levantando uno a uno, hasta retirarse finalmente todos.

Paralelamente en la sala donde se proyecta el film, y con la misma velocidad los espectadores se van levantando, hasta quedar unos pocos. En la próxima escena les avisan, que hay muy poco público, que van a tener que prescindir de ellos, e inmediatamente ponen un dúo malísimo donde uno canta y otro toca la guitarra interpretando una samba, tan mala, que en cualquier lugar for export para turistas uno/a se encuentra con algo mucho superior.

PROVOCACION? Digo, porque esa, no es la bellísima música brasilera, con el abanico de matices, que el oyente está acostumbrado a escuchar.

Lo cierto es que Os monstros consiguió hoy una perfecta homologación con la vida, DENTRO Y FUERA DE LA PANTALLA.

Un film para reflexionar sobre el estado de la cinematografía en Brasil, sobre una generación de artistas con poco trabajo, en este caso los músicos y sobre el estado de la música brasileña.

Es probable, que la escena final de cuenta, que finalmente? si un grupo de personas apuntan con pasión a realizar un acto creativo, ese algo más allá de la propuesta estética, o de lo ejecutado? algo de lo que allí acontece?llega a los contados espectadores, que permanecieron en la sala esperando el Alumbramento.

Publicado en Leedor el 13-04-2011