Fandangos y Fosfoyesos

0
8

La Dársena, Plataforma de Pensamiento e Interacción Artística, nos invita a la charla y proyección a cargo del artista
Isaías Griñolo.
Esta actividad forma parte del programa de actividades de presentación del proyecto ?Hegemonía. Desorganizando las agendas del capital?, que La Dársena llevará a cabo durante el transcurso del año 2011. Este proyecto que incluirá exposiciones, mesas de debate y presentaciones de artistas y movimientos sociales procura reflexionar en torno a un concepto que se advertía ?obsoleto? pero que de manera persistente interpela intensamente nuestras prácticas y pensamiento.

Para este encuentro le hemos propuesto al artista y activista español Isaías Griñolo compartir parte de su trabajo y reflexiones, a partir de una pregunta que nos formuláramos en nuestro intercambio: ¿Cómo pensar las relaciones entre consenso y hegemonía?

Azul Blaseotto & Eduardo Molinari.

Aquí, una introducción a su presentación:

El dictador Franco llegó a Huelva el 25 de abril de 1967 para conocer el Polo Industrial de Promoción y Desarrollo instalado en 1964. En su nombre, en el NO-DO 1270 A, una voz en off dice:

Toda esta obra de transformación de Huelva, de industrialización, de mejora y crecimiento de estas plantas industriales maravillosas… no hubiera sido posible si no existiera una minoría inasequible al desaliento que mantuviera vivo nuestro espíritu.

En 1986, tras el accidente nuclear de Chernóbil, esa minoría veía amenazada su privilegiada posición, por ello decide unirse, constituyéndose como Asociación de Industrias Químicas y Básicas de Huelva, así nació la AIQB. El Rey vino a Huelva el 31 de marzo de 1976, su visita está recogida en el NO-DO 1733 A, la voz en off no dice nada sobre las palabras de Juan Carlos I a propósito de esta obra de transformación.

La Transición es un periodo de tiempo difuso de la reciente historia española, luminoso para unos, oscuro para otros. Todos coinciden en algo: CONSENSO.
Si navegásemos en las palabras, tal vez, descubriríamos que ?consenso? es algo parecido a una tierra con lagunas, un páramo que durante el día se cubre de una densa neblina tóxica y, que al caer la noche, se muta en ciénaga llena de aves de rapiña aclimatadas a los densos humedales para vivir entre las toxicidades. En tal ambiente, para algunos, la única forma de sobrevivir es practicar una suerte de darwinismo militarizado que les impide hacerse preguntas. Si esa ?minoría? se apropia de nuestras vidas, podrá mantener vivo su espíritu el tiempo que desee.

Isaías Griñolo.

Publicado en leedor el 5-04-2011