Bibliodiversidad: Outsider

0
9

Una nueva editorial se suma a la escena indenpendiente. Bienvenida.

¿De dónde surge la necesidad de abrir una editorial, de querer “fabricar” libros?

Supongo que de la necesidad de abrir espacios, de notar que existen muchas más voces de las que suenan con más fuerza y que esas voces quedan opacadas por quienes -por inteligencia, por picardía, por talento, por ser lo que el mercado espera o lo que espera el anti-mercado- acaparan los espacios tradicionales. No siento que fabriquemos libros; me parece que la idea es hacer visibles las obras de autores que están afuera de todo: del mercado, de la academia, de los ghettos literarios y de los amigos correctos en Facebook.

¿Cuántos años llevan en esto?

Dos años desde que nació el proyecto, pero mucho tiempo menos desde que es tangible. Aunque los dos tuvimos experiencia previa en trabajos editoriales.

¿Cómo caracterizan el mercado editorial argentino?

Es pujante, exitoso y tiene miles de compradores; pero a nosotros no nos preocupa el “mercado” en tanto fábrica del objeto libro, sino como herramienta que permite vehiculizar, compartir y difundir la obra de artistas. En este sentido, existen muchas editoriales independientes que funcionan en los márgenes del mercado y otras que están por fuera. La mayoría son exitosas en sus objetivos y encuentran un lugar. Podríamos pedir que las grandes editoriales le dieran a la literatura en general y la literatura emergente en particular un mayor espacio; sería algo muy positivo para la construcción y el apuntalamiento de nuestra identidad cultural. Eso sucede sólo en contadas ocasiones, pero no impide que la cultura siga transitando por sus caminos habituales y más saludables, que son los de la marginalidad, la auto-gestión, la artesanía y el empuje colectivo. Gracias a muchos jóvenes que se pusieron al hombro sus pequeños proyectos editoriales, hoy no lamentamos que Planeta, Sudamericana o Alfaguara les den la espalda a tantos buenos autores y que prefieran publicar a figuras mediáticas, periodistas de poca monta, gurús de la autorayuda y demás entretenimientos. Hoy, las editoriales independientes son el verdadero hogar de la literatura; de vez en cuando, algún autor las trasciende y pasa a esas multinacionales. Aunque en algún momento se trataba de un paso festejado por quien tuviera la suerte (o el talento, o los lectores), lo cierto es que cada vez son menos los que apuntan en esa dirección. Salvo excepciones, la mayor parte de la buena literatura no está en el mercado, sino en sus márgenes y sus lejanías.

¿Qué editoriales/movidas editoriales admiran, o qué organizaciones, por su gestión?

Admiro todo lo que se hizo desde 2004 para acá con la Nueva Narrativa, Joven Guardia o como quiera llamarse. Ese movimento de autores nacidos en los setenta y ochenta que decidieron dejar de esperar que el mercado los fuera a buscar y se pusieron a armar editoriales, lecturas y polémicas. Hay muchos tipos que trabajaron mucho en eso, con una conciencia de grupo y generación que no se había dado desde el boom. Como todo movimiento integrador, colectivo y contestatario, terminó estancándose, cerrándose y consumiéndose a sí mismo. Pero fue un gran paso y una gran enseñanza, y mucho de lo que se hizo todavía resulta útil y es una base desde la cual continuar el camino. La mayoría de las editoriales que surgieron en ese período siguen, existen y dejarán huella. Los escritores que se conocieron en lecturas, en tertulias y en revistas, también. Los lectores, el aprendizaje, el intercambio de opiniones… Después de un gran periodo de individualismo, un grupo de escritores levantaron una bandera generacional y se presentaron en sociedad. Nombrar a los responsables sería injusto, porque detrás de los más evidentes hay muchos más que aportaron su presencia, su lectura o su recomendación. La Nueva Narrativa (con sus autores, sus obras y sus editoriales) no la hicieron dos o tres; fue un trabajo en conjunto entre periodistas, escritores, editores y lectores.

¿Cómo se elige el tipo de materiales a editar?

Lo leemos los dos responsables de la editorial. Si estamos de acuerdo, le metemos para adelante.


6- ¿Qué les gusta leer a ustedes desde lo personal?

Buena literatura, entendiendo por eso aquel texto que provoca, al mismo tiempo, un disfrute emocional e intelectual.

¿Cuáles son los títulos editados, y qué planes tienen para el futuro?

A fines de 2010 publicamos la Antología Outsider, que reúne textos de poetas, narradores y outsiders que participaron del ciclo organizado por Valeria Iglesias y que le dio nombre a la editorial y resume su espíritu. Lo acompañó el libro doble “El silencio del río/Los zumitas“, novelas de Juan Martín Guastavino y Federico Jeanmaire, respectivamente. La idea de esa colección es que un autor ya consagrado y establecido acompañe a otro por completo desconocido. Los próximos títulos de la misma colección incluyen novelas de Dalmiro Sáenz, Angela Pradelli y Luisa Valenzuela, junto con dos escritores inéditos. En lo inmediato, estamos terminando de darle forma a una antología de relatos que incluye a cinco autores reconocidos, cinco emergentes y cinco inéditos. Para eso lanzamos el concurso de cuentos Outsider, sólo para inéditos, de donde esperamos a tres de esos escritores.

Enzo Maqueira nació en Buenos Aires, en 1977. Es
escritor, músico, actor, editor y docente universitario.
Publicó Cortázar, de cronopios y compromisos (2002), El
perseguidor de la libertad (2004), el libro de crónicas y
relatos Historias de putas (2008) y la novela Ruda macho (2010).
Es fundador y codirector de Ediciones Outsider . Fue colaborador
de revistas culturales, medios digitales y programas de
radio. Participó como disertante en mesas redondas y
conferencias sobre medios de comunicación y literatura.
Su blog es www.laputapituca.blogspot.com

Valeria Iglesias nacio en Buenos Aires, en 1970. Es escritora, actriz y coordinadora de talleres literarios. Publicó los libros de poemas Papel Reciclado (2002), Hilvanar la Angustia (Color Pastel, 2005), ONIRIA(Ediciones PDD, 2005), Mensajes en el Refrigerador (Color Pastel, 2007) y Restos de Jukebox (Tocadesata, 2009). Colaboró en Para Ti, Lea, La mujer de mi vida, Pistilo, Árbol, La Luciérnaga, Plebella, No Retornable y La Quetrófila. Colaboró en la escritura de guiones de TV y en la dramaturgia de algunos proyectos de la escritora y actriz Vanessa Miller. Fue responsable de la revista digital Absurda y Efímera (actualmente un blog), con la que participó de la Primera Exposición y Encuentro de Revistas Alternativas y Digitales que organizó la Biblioteca del Congreso de la Nación en el año 2003. Creó y dirigió el ciclo literario Outsider desde 2007 y es fundadora y codirectora de Ediciones Outsider.

Publicado en Leedor el 4-03-2011