Adonde van los muertos lado B

0
21

El grupo Krapp se toma con humor el proceso de puesta en escena de una obra, desde la creación a la crítica.El grupo Krapp tiene una vasta experiencia en el ámbito de la experimentación. Han dictado workshops en varios centros universitarios de EEUU (Texas, Michigan, New York) y han participado de festivales en todo el mundo.

Toda esta experiencia y experimentación se traslada a escena en Adonde van los muertos (lado B) Aquí juegan con la noción de obra acabada, con el lenguaje tanto verbal como corporal, con la música, y por sobre todo, con la representación. El work in progress es la obra finalizada: la obra futura nunca existirá como tal, y la obra presente anuncia su condición de no completitud.

En primer lugar hay que destacar el uso del espacio teatral: los límites son desafiados todo el tiempo al incluir como parte de la obra el espacio de los técnicos. Todo es una mostración, no hay nada oculto: ni el proceso de creación, ni los elementos necesarios para montar una obra. Por otro lado, la pantalla de fondo en donde se proyectan imágenes, amplía y desdobla el espacio escénico.

Los límites también son desafiados en la dinámica público-actor. Alguien del público pasa al frente del escenario a decir en un micrófono lo que escucha por unos auriculares. Lo que dice pone de manifiesto las preguntas que el grupo trata de responder o simplemente dejar planteadas con esta obra. En definitiva, se pone en evidencia la imposibilidad de representación de ciertas cuestiones que, empero, se representan.

Adonde van los muertos pone en escena todas las instancias, previas y posteriores, de una obra: el proceso de creación, la representación y finalmente la crítica. Siempre desde el humor, hay un guiño al tratar de dar algún sentido a una serie de situaciones que se suceden y que, aunque varíen, siempre se dice lo mismo acerca de ellas.

Apelando siempre a la risa, el grupo Krapp toca el tema de la muerte como una excusa para pensar, sin más, la temporalidad del hombre. Y si hay algo con lo que se juega en escena es con el tiempo: frases proyectadas que nos adelantan lo que va a suceder, un cronómetro que nos indica cuánto va a durar ese segmento de la obra, repeticiones? todas las artes que se llevan a cabo en escena -la música, la danza, el teatro, la proyección audiovisual- son artes que se desarrollan tanto en el espacio como en el tiempo y es precisamente con estos dos elementos de la representación que Krapp experimenta. Simplemente, una genialidad.

Publicado en Leedor el 2-01-2011