Diccionario de Literatura

0
9

Un desafío utópico: trazar un mapa alternativo de toda la literatura argentina.Debido a Internet y como consecuencia de la paulatina desaparición de las obras de referencia, la publicación de este diccionario es un desafío casi utópico. Un osado emprendimiento que encuentra a sus directores (Rocco Carbone y Marcela Croce) en intensa actividad junto a un amplio equipo de medio centenar de colaboradores.

Su propósito es ambicioso, el de trazar un mapa alternativo al canon de la literatura argentina, uno más abarcativo (menos arbitrario y restrictivo) en relación a los pergeñados en el pasado. Propuesta que, como resultado, transfiere la realidad escrituraria conocida sobre otro plano de valores, dando un importante paso de integración, uno a contramano del mercado y su esteticismo exitista.

Resultan así destacables las entradas dedicadas a los poetas representantes de la Generación del 60 (Alfredo Andrés, Héctor Miguel Ángeli), o a los grandes solitarios (Santiago Dabove, Raúl Barón Biza, Salvador Benesdra, Jorge Di Paola, autor de la novela digresiva Minga!); el genial y elusivo Ricardo Colautti, o la tantas veces olvidada neorromántica Ana María Chouhy Aguirre. Por lo general cada vida está orientada a la disquisición acerca de temáticas vinculadas a lo político, lo histórico, lo social, con un pronunciado sesgo analítico, lo que profundiza enfoques diversos, siempre abiertos a otras relecturas; posibilitando la ubicación de figuras que, hasta ahora, habían permanecido al margen (Fiszman, Demitrópulos, Bianchi, Filloy). El nivel estilístico tiende al equilibrio.

Algunos autores (Aira, Asís, Casullo, Andahazi), pueden leerse por su extensión como ensayos independientes y reveladores ya que aportan nuevos redireccionamientos en el modo de comprender sus propuestas. Resulta acertada la inclusión de letristas de tangos (Cadícamo, Caledonio Flores, Enrique Santos Discépolo) como también dramaturgos (Francisco Defilippis Novoa), y críticos (Cóccaro y Batistessa). Asimismo sería impugnable obviar ciertas omisiones inexplicables (Capdevila, Cozarinsky, Adúriz, Dupont, Carreira, Genovese, etc).

Lejos de la retórica académica, inteligente, excéntrica, apasionante por su acento declaracionista; así es como el primer tomo del presente diccionario (que va de la A a la G) confiere un sistema literario cuyo oscilante epicentro está compuesto por cuatro letras que en su conjunto cifran el nombre Arlt.

Publicado en Leedor el 3-02-2011