Heroínas: Artistas Mujeres

0
56

El 9 de febrero empieza en MALBA un curso sobre Artistas Mujeres que dará que hablar. Entrevistamos a sus creadoras.1- ¿Por qué lo de ?Polémico, controvertido y al límite? Un Arte que pega fuerte??

Polémico y controvertido tiene que ver con estas discusiones previas sobre si existe un arte de mujeres, si hay rasgos que lo hagan distinto al de los hombres, el tema de la discriminación positiva genera debates. Incluso dentro del propio feminismo hay discusiones, ramas, discrepancias, que ya llevan décadas, y lejos de zanjarse, han contribuido a ensanchar los límites de este campo secundario, que es el de las artistas mujeres.
Ante la pregunta de si existe un arte de mujeres, nosotras no tenemos la respuesta, ni nos interesa tenerla? Nos gusta ese lugar de tensión, nos gusta pensar que hay formas propias, constantes que encontramos en casi todas las artistas, como puede ser el tratamiento particular del tema del cuerpo, las modalidades propias de lo autobiográfico, el rescate de prácticas cotidianas culturalmente adjudicadas a las mujeres, la vuelta de tuerca de los estereotipos? para nombrar algunas.

2- ¿Cuándo y cómo se les ocurrió el curso?

Nosotras venimos trabajando juntas, investigando y coordinando grupos de estudio de arte contemporáneo desde 2007. Al comienzo conformábamos la cátedra itinerante de arte contemporáneo, porque no teníamos una institución fija. Sin embargo, los grupos eran cada vez más numerosos, y se originaban debates increíbles.
Un punto de inflexión fue la experiencia del curso de arte contemporáneo LHOOQ, más conocido entre estudiantes y amigos como ?el curso del culo caliente?, toda una definición? Una de las cuestiones que empezamos a ver, y en esto es indudable la enseñanza de las Guerrilla´s Girls, que básicamente nos enseñaron a contar, a armar estadísticas, es que si tuviéramos que hacer hoy una lista de las cien mejores obras de arte contemporáneo, 50 serían obras hechas por mujeres.
Sin embargo, eso no se reflejaba ni en la cantidad de mujeres exponiendo en Argentina o en Latinoamérica. No se refleja aún hoy, y sabemos que esto nuevamente va provocar polémica, en la cantidad de mujeres que hay en algunas galerías de arte, la proporción con la población masculina es minoritaria.
Un punto disparador fue la muestra Elles del Museo Pompidou que Gabriela tuvo la suerte de visitar en París.

3-¿Es un curso feminista?

No lo vamos a negar, nos interesan los estudios de género. Ser mujer no es un dato indiferente. Nos sentimos muy cercanas a los estudios feministas que han promovido un cambio de óptica, todo ha cambiado y está cambiando permanentemente. Los estudios sobre el cuerpo, la transexualidad, las identidades.
Pero no es la cuestión que promueven los medios masivos de lucha entre sexos, la mujer enfrentada al hombre. Enseguida salta la cuestión de qué mujer es la que los medios reconocen como que tiene derecho a luchar por sus derechos: una mujer blanca, de clase media, habitante del primer mundo. Sin embargo, hay otras mujeres que siguen sin tener derecho a tener derechos, desde las migrantas, las extranjeras, las de clase baja, las golpeadas, las secuestradas, las que sufren discriminación por sexo, raza, clase social, precariedad laboral. Saskia Sassen habla de un doble fenómeno, muy interesante: la feminización del mercado laboral, que va de la mano de la feminización de la pobreza. Cada vez más mujeres trabajan y cada vez cobran menos, porque son más baratas.

Y en estos cruces, las artistas mujeres dicen mucho, a veces, son las únicas que dicen. Tenemos ejemplos increíbles, en Argentina, por ejemplo, Diana Dowek, con su serie de “María Rosario, mujer trabajadora” donde pinta la cotidianeidad laboral de una obrera o Ana Gallardo, con su trabajo con las mujeres en situación de prostitución o las mujeres que pierden la vida por abortos clandestinos.

Más allá de feministas o no, algo tenemos que reconocerle a este curso, y es que ha logrado, entre las artistas (tenemos muchas mujeres artistas que se inscriben y otras que vienen de visita a escucharnos, o nos mandan mails) y con los estudiantes instalar un debate, reflexionar, tener ganas de pensar otras historias, otros sectores secundarios, minoritarios, olvidados, frágiles del campo, que son asombrosamente poéticos y estéticos?

4- Finalmente ¿por qué pensás que es importantes o interesante hacer este curso?

Básicamente, por el punto de vista, por la visión. Cursos de arte contemporáneo hay muchos, el tema es qué generar. No sólo a nivel teórico o histórico, si no como experiencia estética en sí misma. También es bueno hacerlo por la cantidad de artistas desconocidas, que sin embargo hacen una obra fuera de serie. Hasta ahora nadie se arrenpintió de venir, al revés, vuelve y lo continúa, y trae algún amigo.

Publicado en Leedor el 22-01-2011