Diego Recalde: entrevista

0
16

Blanca Monzón charló con el director de la pelicula Sidra que se estrena este jueves en Buenos Aires.
-¿De qué se trata Sidra?

Diego Recalde: -Es la historia de cuatro chicos que, cada uno a su forma, luchan por tener un nombre. Para dejar de ser sidra y convertirse en champagne.

-¿Cuándo la filmaste?

D.R: -La filmé en el 1999 y si bien la filmé rápido, me llevó mucho tiempo editarla. 3000 horas. Por eso recién la estrené en el año 2002.

-Una de las características de la película es que está hecho en su mayoría con fotografías?

D.R: -Así es. Pero no a la manera del corto francés La jetée, de Chris Marker, donde las fotos son utilizadas como imágenes para hablar de algo que ya pasó. Acá las fotos aparecen a la manera de una fotonovela. Son fotos en tiempo presente. Foto donde el que aparece fotografiado habla en tiempo presente generando un efecto más gracioso del que pensaba. Utilicé este recurso para que lo narrativo afectara a la forma. Porque los protagonistas de esta historia, tienen el deseo de ser reconocidos, de tener un nombre. Para estar en otro lugar. En ese lugar donde están los famosos, la gente reconocida, la gente que está podríamos decir, en la movida…

-¿Es por eso que en la película, los famosos que aparecen, la gente reconocida que aparece, están filmados normalmente? a ellos se los ve movimiento??

D.R. – Veo que la viste y le prestaste mucha atención, ¡gracias!

-Así es?

D.R: -Exactamente. Mi idea era marcar la existencia de dos lugares. La diferencia entre tener un nombre reconocido públicamente y no tenerlo. La diferencia entre estar dentro de la movida y no estar dentro de la movida. Luisa Delfino, Federico Klemm y Gastón Pauls son reconocidos por lo que hacen; han llegado a posicionarse dentro del mercado. Bueno, Klemm ya no porque ha fallecido. En cambio Diego, Jaime, Mariela, Nicolás y Patricio, no. Y para contar que se trata de mundos distintos, esto está resaltado cinematográficamente con texturas diferentes. Las personas sin nombre, aparecen en fotos; y los que tienen un nombre, por estar en la ?movida?, se los ve en movimiento.

-También hay otra lectura para hacer. Como por ejemplo que en las fotos hay quietud, y la quietud se emparenta con la muerte? Mientras que en el movimiento, hay acción, hay vida?

D.R:
-Qué interesante la lectura que acabás de hacer? No lo había pensado? No te voy a mentir, pero soy de los que piensan que hay más chances de ser feliz en esta vida, cuando uno en lo que hace, alcanza cierto reconocimiento. Por eso los protagonistas de esta historia, cada uno a su forma, luchará por salir del lugar donde está para entrar a la ?movida?.

-¿Quiénes son los protagonistas de esta historia?

D.R: -Los protagonistas de esta singular película son, por un lado, Nicolás Arrieta y Patricio Aramburu, dos estudiantes de cine ?cancheros? y admiradores de Tarantino. Y por el otro lado, Jaime Petesh y Diego Ogeid; el primero, un depresivo que le tiene terror al sexo; el segundo, un obsesivo que quiere realizar la primera película pornográfica apta para todo público y que, para lograrlo, inscribe su peculiar guión, en un concurso organizado por el Instituto de cine.

Este es el disparador para el inicio de esta comedia que, paradójicamente, tiene muchos puntos en común con el guión presentado por Diego Ogeid, pues también se trata de una película singular.

-¿Cómo es hacer hoy por hoy, en una cultura de cine nacional, que está acostumbrada a llamar ‘nuevo cine argentino’ a films de corte casi puramente neo-realistas, una película tan atípica como “Sidra”? ¿Qué expectativas tenías antes de hacerla?

D.R: -Gracias por el elogio. Me reconforta y mucho, que la definas como atípica. La verdad, las expectativas que tenía si bien eran muchas, me superaron a la hora de la proyección. Realmente, me hizo muy feliz no sólo que provocara mucha gracia, sino que vieran eso otro que la película cuenta. Para decirlo en forma más aburrida, el metamensaje.

-Cuando hablás de metamensaje, te referís a las problemáticas sociales que mostrás en la película? Diego, Nicolás y Patricio vienen de una familia acomodada, mientras que Jaime y Diego, no. Y eso, inevitable, hace que los cuatro no tengan las mismas chances.

D.R:
-Exactamente. Quizás sea ese uno de los temas que más me obsesionan. Lo fácil a veces que resulta la vida cuando nacés en una clase social con más contactos y más facilidades de pago, que cuando nacés en la vereda opuesta. Igual, al final de la película, tomé partido y me vengué. Pero mejor no hablar sobre este tema, así no revelamos el final?

-¿Cuánto costó el film?

D.R: -700 pesos? Y creo que es la película más barata de la historia del cine. Y no sólo eso. La filmé exactamente en seis días. Aunque en rigor ninguna de estas cosas representan un mérito en sí mismo. Es un dato anecdótico que revelo? tal vez porque tengo la pretensión inconciente de aparecer en el libro de los récords Guiness?

-La película tiene varios slogans de venta. La película más barata de la historia del cine, es uno? Por otro lado: la primera película pornográfica apta para todo público? ¿cual es el que a tu juicio más la representa?

D.R: -Los dos, ja, ja?

-¿Qué películas argentinas de este último tiempo te gustaron?

D.R: -Me gustó mucho Tiempo de valientes de Damián Szifron. No entiendo cómo la crítica le puso muy buena y no excelente. Me fascinó el documental Montoneros, una historia, de Andrés Di Tella. Me gustaron mucho Whisky Romeo Zulu y El Rati Horror Show, ambas de Enrique Piñeyro. Me gustó mucho TL-1, mi reino por un platillo volador, de Tetsuo Lumiere?

-¿Cómo ves el panorama del cine nacional actual?

D.R: -Te voy a hacer franco. Cuando una película me gusta, me da igual si es Argentina o de Trinidad y Tobago. Me gustan esas películas que a uno lo estimulan a seguir haciendo cine.

-¿Considerás que el cine puede ser un elemento de transformación de la realidad para construir la identidad de los pueblos?

D.R: -No me atrevo a pensarlo en esos términos, porque caería en una retórica pomposa y se me va a notar la incomodidad. Sí me atrevo a decir que el cine es algo que me ayuda a construirme como persona. Es más, yo creo que si uno logra hacer un cine personal, es la mejor contribución que uno puede hacer a la cultura popular. Al fin y al cabo, decir esto soy yo, esto es lo que pienso, para mí es el grito de independencia más potente y genuino.

-¿Qué es lo que más te gusta del cine?

D.R: -Me gustan esa clase de películas que te quedan en el cuerpo. Que te invitan, inmediatamente, a verlas por segunda vez. Soy partidario del cine que entretiene. Y acá uso la palabra entretener en un sentido más amplio. Pensar es una de las cosas más me divierte hacer. Soy partidario del cine que cuenta historias no contadas o, en tal caso, historias poco contadas. Hincho por esas películas que te invitan a un bar a seguir hablando del film, una vez que saliste de la sala.

-¿Por qué elegiste hacer cine?

D.R: -Creo que es porque tengo algo para decir. Aunque suene presuntuoso.

-¿Cuales son tus principales influencias en materia de cine?

No es que me estoy haciendo el tonto con lo que voy a decir. Pero no tengo influencias de un modo conciente. En cambio sí te voy a revelar películas que se asentaron definitivamente en mi memoria y que, al menos espero, me hayan influenciado en algo. Por ejemplo Zelig, El padrino 1 y 2, Plata dulce, Buenos Muchachos, Criaturas celestiales, Hermano, Volver al futuro 1 y 2, Flores de fuego, Hannah y sus hermanas, Tesis, La película del rey, La ley de la frontera, El mismo amor la misma lluvia, Trainspotting, Tiburón, Toy Story 1, E.T., Niños del cielo, La vida es una eterna ilusión, Ginger y Fred, El tambor, Lenny, Ladrón de niños, cualquier capítulo de Los Simpsons…

-¿Cuáles son tus proyectos futuros?

D.R: -Actualmente acabo de terminar el guión de la película ¡Mostro! y junto con la productora Idehados, estamos en etapa de preproducción. Si todo sale bien, en breve estaré filmando una película que estará protagonizada por Enrique Pinti, Gastón Pauls y Florencia Peña. Otro de los proyectos que tengo, pero este queda entre nosotros, ja, ja, es que la gente vaya a ver Sidra, así está más de una semana en cartel y de esa forma puedo estrenar mis otros dos largometrajes y cerrar un ciclo como creo, la mayoría de los que hace cine independiente, fantasea: estrenando a nivel comercial.

-¿Cómo definirías tu cine?

D.R: -Como personal. Me gusta seguir mis propios impulsos y hablar de las cosas que a mí me interesan, antes que obedecer ciegamente las tendencias del mercado. Lo que no significa hacer un cine aburrido. Asocio la palabra entretenimiento con pensar las cosas desde otro lugar y contar historias no tan contadas.

-Además de cine, sé que escribís novelas y tenés un grupo de música.

D.R: -Así es. Me gusta mucho no sólo hacer cine, sino también escribir novelas y cantar. Los tres trabajos, los disfruto muchísimo. Y al mismo nivel. Tengo escritas varias novelas y se ve que este es el año de los estrenos, porque en abril de este año publico por editorial Planeta, una de las novelas que escribí. Se llama ?Tenemos un problema Ernesto?, y por suerte la presento en la Feria del Libro, con mi grupo de música que se llama Trío Ibáñez. Como este reportaje se codea la franqueza. Creo, que tanto en el cine, en las novelas y en la música, siento que he desarrollado un lenguaje personal. Y lo bueno es que hay un público que lo nota.

-Sé que trabajaste como guionista en medios gráficos y televisión. Contá un poco dónde trabajaste…

D.R: -Escribí en CQC, durante seis años, junto a Patricio Franco. También escribí en Delicatessen, TVR, La Cajita Social Show… También escribí durante cuatro años, junto a Diego Sehinkman, el monólogo inicial que decía Roberto Pettinato en Duro de domar o cuando se disfrazaba de Tato, y también durante cuatro años colaboré autoralmente en la contratapa de Clarín, La Plop de Roberto Pettinato.

-¿Y hoy seguís escribiendo?

D.R: -Sí, pero ya no para otros sino para mí. Hoy trabajo en RSM con Mariana Fabbiani, donde me escribo mis monólogos. También trabajo en el programa de radio Zona liberada, por Radio Uno, con Martín Ciccioli. Además estoy en un proyecto para tele con Pedro Saborido, por último en unos segmentos humorísticos que van a salir a partir de marzo por Much Music, de la mano de Boby Flores.

-¿Cómo cerrarías esta nota?

D.R: -Con un muchas gracias por esta nota.

Premios obtenidos:

1- Finalista del festival de cine de Colombia Ojo al Sanconcho (Ciudad Bolívar).

Participación en otros festivales y/o muestras:

1- Seleccionada en el Festival internacional de cine Independiente, Buenos Aires, Argentina.

2- Seleccionada en el Festival internacional de Iquique, Chile.

3- Seleccionada en el Festival internacional de cine de Sitches, Cataluña, España.

4- Seleccionada en el Festival internacional de cine digital Eyes of Beholder, EEUU.

5- Seleccionada en el Festival internacional de cine de San Telmo, Buenos Aires, Argentina.

6- Seleccionada en el Festival de cine latinoamericano Michigan State University, EEUU.

7- Seleccionada en el Festival de cine digital de Las Palmas, España, Festivalito.

8- Invitada para ser exhibida en el Festival internacional de Iquique, Chile.

9- Seleccionada para representar a la Argentina en el Festival Jaja de Zaragoza, España, dedicada al cine argentino género comedia.

10- Elegida para ser exhibida en la XXI Semana de Cine Nacional organizado por el INCAA, que se hace en la provincia de La Pampa.

11- Seleccionada en el IV Festival transterritorial de cine undergound que se realiza en la ciudad de Buenos Aires.

12- Seleccionada en el Festival de cine pobre (Cuba).

Publicado en Leedor el 18-01-2011