Tony Cragg: ciencias y artes

0
6

Artista de dos siglos Tony Cragg resulta un innovador sorprendente que merece ser conocido. Por estos días el Louvre le dedica una exposición.Tony Cragg. Esculturas

El Museo del Louvre presenta una selección del escultor británico Tony Cragg.

Las siete esculturas seleccionadas por Cragg para los espacios Marly Cour y el Puget Cour son de diferentes dimensiones, formas y tipos, (bronce, mármol, fibra de vidrio, madera), colores (blanco , rojo, negro) y métodos (circunvalaciones en torno a un eje central, el desplazamiento de los elementos sobresalientes y oblicua a lo largo de un plano lateral, la acumulación de numerosas capas finas, la perforación de superficies). Esculturas concebidas en los mismos temas, pero de diferentes tamaños, permiten a los visitantes a examinar la cuestión de escala, y una escultura en dos partes, corredor , resuena con una serie de obras en las colecciones del Louvre.

Dada la importancia del evento, nos permitimos reeditar nuestro artículo del 19-11-2006 dedicado a éste último en oportunidad de su exposición en el Centro Cultural Recoleta, que distinguió a Buenos Aires como plaza para el arte de primer nivel.

Centro Cultural Recoleta. Sala Cronopios. Junín 1930. Buenos Aires.
Hasta el 3 de diciembre de 2006.
Martes a viernes de 12 a 21 horas. Sábados, domingos y feriados de 10 a 21 horas.
Entrada gratuita.

Resulta difícil clasificar la obra de Tony Cragg (Liverpool, Inglaterra, 1949) en el vasto espectro de la escultura de finales del siglo XX. Sus esculturas parecen haber sido concebidas como anticipos para el siglo XXI, con las expectativas propias que invaden al hombre, más aún cuando reúne la calidad de ser artista y protagonista de dos siglos.

Los dibujos y los gráficos que inician la exposición trazados con formas decididas, envainadas muchas veces en construcciones envolventes nos remiten a planos de proyectos de ingeniería mecánica o eléctrica.

Es aquí donde encontramos la unión entre arte y ciencia, dado que las formas que se perciben o a veces se adivinan en los dibujos y gráficos nos advierten de una formación, quizás una inclinación del artista, hacia los grandes proyectos de la ingeniería.

Pero lo que más asombra en esta exposición es el volumen de las obras que dominan e invaden el ámbito de las salas del Centro Cultural Recoleta. Hay aquí esculturas desarrolladas horizontalmente de trazado concéntrico y otras verticalmente, todas ellas de gran volumen que nos recuerdan por sus formas y tamaño a turbinas de centrales hidroeléctricas o a estructuras que se elevan y bifurcan en torres y chimeneas.

¿Serán los efectos percibidos por el observador o serán los objetivos perseguidos por el artista para sus obras?. Asimismo sorprende la variedad de los materiales empleados como si las obras fueran el resultado de lo concebido y desarrollado en un taller de experimentación.

En ?Eroded Landscape?(Paisaje erosionado) el vidrio arenado es el protagonista de esta obra realizada en 1998 que comprende en su desarrollo vertical una serie de estantes de vidrio y objetos de uso cotidiano apoyados en forma abigarrada sobre ellos en diversas formas y en el mismo material, que forma un conjunto de aspecto brumoso que le otorga gran belleza al conjunto.

En las ?Early Forms? (Formas tempranas) de líneas envolventes, el bronce con pátina negra es el protagonista, con sus planos que por efecto de las luces presenta superficies de tonalidad gris acerada.
En Secretions (Secreciones) de 1993 utiliza materiales plásticos y dados de juego aplicados con la visión de sus distintas caras, conformando una escultura de dos volúmenes, de formas ondulantes, con presencia de conos y esferas geométricas. La incorporación de los dados le otorga a ambas figuras una coloración marfil de extraños y delicados reflejos.

Pero también encontramos que se ha hecho uso de madera microlaminada para construir su ?Wooden Crystal (Madera acristalada) de 2001. La escultura de tres metros de altura se desarrolla con movimientos envolventes y hacia arriba en un esfuerzo que denota elevación espiritual.

Podríamos agregar que existen otras esculturas que parecen animales encontrados en las pinturas de cavernas prehistóricas, como grabados incisos en la roca pero que aquí han sido tratadas en volumen. Todo aquí es útil para ensayar las formas y para dotarlas de esa vida especial, de esa vida interrumpida de la materia, como en las naturalezas muertas.

Un innovador sorprendente con una gran calidad técnica y artística que merece ser conocido y admirado en más de una visita.

Publicado en Leedor el 19-11-2006 / Republicada el 14-01-2011