Baarìa. Las puertas del vient

0
10

Este jueves el acontecimiento es el estreno de la última película de Giuseppe Tornatore.

La más reciente película de Giuseppe Tornatore es un viaje. Un periplo por los recuerdos de su tierra natal, la misma que da nombre al film. En este sentido es que se juega permanentemente con cierto realismo mágico, con una realidad transformada por el paso de los años, y luego representada en la gran pantalla.

Baaría nos lleva por la vida de Peppino Torrenuova (Francesco Scianna), desde finales de la Segunda Guerra mundial hasta los ?70 y un poco más. Pero lejos de armar una narración clásica sobre un personaje, Peppino sería el catalizador de los recuerdos de Tornatore, la excusa para encarnar los ritos de pasaje. Así, lo vemos crecer y enamorarse, casarse, ganar hijos y perder padres, luchar desde las filas del comunismo por su ideal de sociedad. Pero es una excusa en tanto que lo que articula todas las historias-recuerdos es la ciudad siciliana. Cuando apoyado por el Partido viaja por el mundo, el relato se queda en el pueblo, en su familia.

Baarìa está cargada de metáforas: los huevos que se rompen a lo largo de la película son batallas perdidas, son desilusiones en este mundo cuasi onírico; las serpientes son augurios de muerte; una mujer adivina que es igual a la abuela de Mannina (Margareth Madé), la esposa de Peppino; una mansión plagada de estatuas de hombres que parecen monstruos y monstruos que parecen hombres? Son esas metáforas, esa suerte de surrealismo tornatoriano la mejor apuesta del film.

No es una película que conmueva hasta las lágrimas como la aclamada Cinema Paradiso, pero aún así hay una nostalgia implícita sobre aquello que fue, o que creíamos que iba a ser y resultó de otro modo. Baarìa nos dice en lenguaje cinematográfico lo que John Lennon le dijo a su hijo a través de la música: ?la vida es lo que te pasa mientras estás ocupado haciendo otros planes?. Parece casi una obligación de los grandes hacer en algún momento de sus vidas una autobiografía donde nos muestran a través de sus films que mientras el hombre trata de cambiar el mundo, el mundo cambia solo.

Publicado en Leedor el 4-01-2011