Orgullo

0
7

La biografía política de Carlos Jáuregui, en la investigación de Mabel Bellucci. Un libro imprescindible para conocer la historia de nuestras libertades.Este 2010 que ya finaliza quedará marcado como el año del Bicentenario donde, el 13 de julio, se aprobó la ley de matrimonio igualitario.

En todo este proceso bucea la autora de Orgullo. Bellucci condensa de manera rigurosa lo que fue la historia previa de esta ley, desde el retorno a la democracia argentina en 1983.

En la historia de este logro de la democratización de derechos, la figura de Carlos Jáuregui (1957-1996) se recorta como fundante. El ha sido co-creador y primer presidente de la CHA (Comunidad Homosexual Argentina), en 1984 y un símbolo en la lucha por los derechos de gays y lesbianas.

Nacido en La Plata e historiador egresado de su Universidad, donde también fue docente titular de la cátedra de Historia Argentina, emprende viaje para convertirse en alumno de Le Goff en la Ecole Practique de Hautes Etudes. Luego cursará también estudios en sociología urbana en la Weber State College de Utah, donde además integra grupo de asistencia a enfermos de SIDA. En 1982 vuelve a Argentina, con la marca de los movimientos de militancia gay extranjeros, y es un decisivo protagonista en el campo de los derechos civiles de la postdictadura hasta mediados de los años noventa.

Pero no es desde lo meramente biográfico que trabajos como este son tan importantes como imprescindibles. Si algo nos ha enseñado la filosofía del siglo 20 es que la producción de pensamiento es inseparable de la producción de poder. Y poder, en este caso, es el poder de sentir y disponer del propio cuerpo a lo largo de todas las variantes factibles de lo personal donde entran las libertades sexuales. Este es un punto central en la vida de Jàuregui.

Orgullo logra recorrer una parte menos conocida de la historia de la lucha por los derechos humanos, historia hecha de contradicciones, de despertares, de pasos y retrocesos. Una historia atravesada por la micro y la macrohistoria, por el rompecabezas de militancias y deseos, de silencios y gritos, de violencias externas que se internalizan.

Si la década del 70 pudo ser pensada desde la clave de la voluntad (con una clara referencia a la obra de Caparrós y Anguita), la de la postdictadura quizás pueda ser pensada como la de la toma de conciencia que permitió reconfigurar el mapa desde lo personal a lo político, en los muchos activismos que hoy conforman surcos donde se siembran acciones y accionismos, entre ellos, la militancia GLBTT (gay, lésbica, bisexual, transexual, travesti).

La escritura de Bellucci opera a partir de la recuperación de dos esferas confrontadas, la de su propia memoria como militante de los derechos humanos y en especial del movimiento feminista, el haber estado allí y lo que tiene para contar, y al mismo tiempo el de la investigación contemporánea a partir de entrevistas y un preciso manejo de fuentes.

Y a su vez, gracias a los testimonios que recaba vuelve el texto abierto y polifónico. El testimonio es también activismo, justamente porque logra activar lugares de nuestro pensamiento en diálogo mediado con el punto de vista del otro.

La autora logra así un relato sensible que se escucha a sí mismo y fortalece identidades, líneas de fuga, esperanzas y caminos, en la síntesis que ofrece el título del libro: Orgullo. Orgullo de ser quién se desea ser. Orgullo de luchar por ello. Orgullo de haber atravesado procesos y de seguir en la huella. Orgullo por todo lo que, rizomáticamente, de seguro iremos a emprender, en un tiempo que se hace de saberes y experiencias y en el que hay y habrá muchas más referencias a muchos Carlos Jáuregui.

Bienvenido el libro, ampliamente recomendado para quien tenga ganas de leer esta historia oblicua que se está escribiendo.

“Orgullo, Carlos Jàuregui, una biografìa polìtica” Emecè. 2010. Mabel Bellucci

Publicado en leedor el 30-12-2010

Compartir
Artículo anteriorLa otra playa
Artículo siguienteLos bastardos