Derechos de autor

0
7

Por un derecho de autor y no por un derecho del intermediario.De dos años a esta parte el cierre en Argentina de dos grandes distribuidoras de dvds: Gativideo y LKTel dio la señal de alarma: mas del 70% de las películas que se consumen en el país se consumen en forma ilegal.

En setiembre del 2010 y después de dos años de buscar alternativas diversas para ganarle la pelea a la piratería, se produjo el cierre de la cadena de alquiler de dvds Blockbuster (en Argentina desde 1995) dejando el amargo aroma de la desvastación: 37 locales y 300 empleados en la calle.

Los altos índices de piratería en Argentina tienen que ver con muchas cosas, basicamente con un crecimiento global de la circulacion libre de material, la ausencia de respeto por las leyes de Propiedad Intelectual, el abaratamiento del costo de la banda ancha y fundamentalmente una enorme diferencia entre el precio de una película legal y el precio de una película “trucha”.

El elevado costo del material comercial está engrosado basicamente por el intermediario, cuando al creador le reditúa un mínimo porcentaje por sus derechos de autor.

Para recuperar la inversion por la compra de peliculas un videoclubista debe alquilar una película por un valor más alto de lo que sale en la calle.

En España, la ley Sinde, está luchando por su aprobación. Una ley que prohibe la descarga de material ilegal por internet y que le da al Estado un lugar de regulador de lo que se puede ver y lo que no.

Polémica furiosa en aquel país, mientras las empresas distribuidoras amenazan con seguir desapareciendo. Con fondo negro y letras blancas, la distribuidora cinematográfica Karma Films puso ayer en su página web el siguiente aviso: “Esta distribuidora desaparecerá y 12 personas se irán a la calle en breve si no se aprueba con urgencia una ley que nos proteja contra las descargas ilegales y la piratería”. Así durante 24 horas. La protesta parecía claramente una respuesta a la de las webs de enlaces que el domingo emplearon una escenografía similar para presionar al Gobierno y evitar la tramitación final de la ley Sinde.” (El pais)

De todas maneras, todavía hay mucho cine que circula de modo legal. Todos quieren enriquecerse con Avatar, pero la cultura también pasa por el cine independiente, raro, que extrañamiente se replica.

Publicado en Leedor el 25-12-2010