La masa M

0
11

Dentro del 2° Encuentro de Compañías Universitarias de danza, la obra de Edgardo Mercado hizo de la simplicidad, un virtuosismo.
El sonido del caminar se hace potente en el silencio, y a medida que avanza una masa de personas cobra relevancia en la inmensidad de la escena. De repente, nuevamente un silencio inoportuno se quiebra por medio de pequeñas secuencias de los bailarines que de a uno realizan movimientos cotidianos recurriendo al cuerpo como generador de sonido y ritmo.

Y así, golpes en diferentes partes del cuerpo y el rozar del suelo se transforman en secuencias sonoras como única fuente musical.
Con una estética minimalista que toma mínimas secuencias como leit-motiv, la nueva obra de Edgardo Mercado se destaca por hacer de la simplicidad un virtuosismo: el movimiento cotidiano se torna parte de un engranaje minuciosamente articulado.

Cada cuerpo resulta parte indispensable de un sistema que se articula y desarticula, que se desquebraja y vuelve a establecerse cuando la totalidad lo reclama.

Sin embargo, este cuerpo colectivo solamente responde a las órdenes de alguien ajeno a el. Y de ésta manera, la masa se contacta entre si a partir de un otro que marca el ritmo in-crescendo hasta pararlo abruptamente en un silecio que vuelve a romperse por medio de golpes, saltos y movimientos de brazos con escasos desplazamientos en el espacio.

Nuevamente un mérito coreográfico se debe a que la masa fijamente centrada en la escena jamás se torna estática gracias a las disyunciones logradas por medio de la yuxtaposición de diferentes secuencias reiteradas en el tiempo.

Cabe destacar el excelente trabajo en equipo del grupo de danza contemporánea del I.U.N.A que le otorga al movimiento reiterado diferentes dinámicas e intensidades y también logran sostener durante toda la obra la demandada concentración que implica la sincronización de la obra de Mercado.

Una obra absolutamente entretenida que revaloriza el trabajo en equipo y sostiene otro modo de concebir el virtuosismo: no necesariamente como el dominio de una técnica sino como un proceso de coordinación intersubjetiva.

Publicado en Leedor el 13-10-2010