Editorial Muerde Muertos

0
11

Hay algo siempre refrescante en el hecho de que una nueva editorial asome en el caótico horizonte del mercado literario argentino. Hay algo siempre refrescante en el hecho de que una nueva editorial asome en el caótico horizonte del mercado literario argentino.

Algunas lo hacen con una línea bien definida y un proyecto a largo plazo que les otorga cierta credibilidad y buenos augurios, y otras simplemente son un conjunto de buenas intenciones sin más impulso que el entusiasmo (y, claro, también están las que surgen como editoriales que ?co-editan? con el autor, lo cual, cuando no se aclara desde el comienzo, es casi una estafa).

Los hermanos Marcos (José María y Carlos) han emprendido el proyecto con la novísima editorial Muerde Muertos. Uno de ellos tiene una librería (base de operaciones de la editorial) y el otro un periódico en Ezeiza. Ambos han escrito por bastante tiempo y haciendo cuentas llegaron a la conclusión de que era factible, con buena organización y conocimiento de campo, dar forma a este emprendimiento, primero para publicar un libro de cada uno de ellos y luego, el de Fernando Figueras, primer autor elegido por la casa.

Por ahora, Muerde Muertos hace sus primeros pasos con esos tres títulos, cada uno inaugurando una colección que juega con el nombre de la editorial:

?Los fantasmas siempre tienen hambre?, de José María Marcos, Colección Muertos.

?Inmaculadas?, de Carlos Marcos, Colección Muerde.

?Ingrávido?, de Fernando Figueras, Colección Ni Muerde Ni Muertos.

?La elección de las colecciones es muy simple? dice el editor, José María Marcos. ?Tenemos un perfil que oscila entre el terror (colección Muertos) y la erótica (Colección Muerde). Lo que no entra en ninguno de esos dos perfiles, como el libro de Figueras, va en la Colección Ni Muerde Ni Muertos.?

Las ediciones (que están saliendo con 500 ejemplares por título, número más que respetable) tienen tres peculiaridades para el mercado local:

1) una terminación, a nivel objeto, que nada tiene que envidiarles a las multinacionales;

2) un diseño de tapa muy singular para cada título, buscando una identidad propia desde el comienzo;

3) cada solapa tiene un señalador troquelado con la imaginería del libro.

Los dos hermanos están de acuerdo que Muerde Muertos no es un proyecto egocéntrico para lanzar sus libros al mundo. La idea es seguir la apuesta en el 2011 con una novela escrita en conjunto, pero además nuevos autores. ?Lo que a mí me interesa es un proyecto literario. No un tipo que escribió un libro y además toca la guitarra y además pinta, y le da todo lo mismo. Yo busco gente que ponga su vida en esto, que quiera publicar, pero no sólo publicar, sino también salir de su casa a mover el libro y difundirlo. Ese es el perfil de autor que publicaremos en Muerde Muertos? retoma José María.

Está claro que los géneros incluyen la fantasía y tal vez la ciencia ficción. Por ahora, se puede conseguir más información en http://muerdemuertos.blogspot.com/ y en caso de autores interesados, ya se sabe, los editores tendrán mucho para preguntar antes del consabido ?bueno, ¿de qué trata tu libro??. Y está muy bien, es hora de que los autores y editores hablen de otra cosa que billetes y sinopsis.

Publicado en Leedor el 9-12-2010