PuntoCERO llega a la Argentina

0
5

Nueva opción editorial para lectores y autores. Se presentó en Eterna Cadencia
La jovencísima editorial que dirige el venezolano Ulises Milla desembarcó finalmente en Buenos Aires. La presentación fue el pasado 18 de noviembre en la librería de Eterna Cadencia y asistieron el mismo Milla, los autores de los tres libros que PuntoCERO saca como caballo de batalla y algunas personalidades del ambiente.

Milla fue claro respecto de su editorial. Con un año de vida recién cumplido, la idea es que PuntoCERO se transforme en una editorial de alcance regional. Han encontrado una línea, tienen interés en autores nuevos de ficción y obras polémicas en ensayo, y con su plantel de escritores y una diagramación particular y fácilmente identificable, salen al difícil mercado latinoamericano. El hecho de que el mismo director estuviera presente, repartiendo libros para prensa y listo para hablar de forma muy directa acerca de los objetivos y las razones por las cuales que eligieron a los autores que eligieron hace pensar que la editorial será capaz de dar batalla y proponerse como una buena alternativa a los grupos multinacionales.
Primero se habló del libro ?El refuerzo? de Horacio Convertini.

Presentado por el escritor-tallerista Pablo Ramos, el autor del libro contó de su obsesión por el tema de la frustración en sus personajes y su obra. Convertini es un autor en franco ascenso, ha ganado algunos concursos importantes en los últimos tiempos y la novela que le edita PuntoCERO es el producto de más de diez obsesivas revisiones. El argumento trata sobre ?El Tanque Millán, un futbolista sin la fortuna ni el glamour de los campeones, que forzado por un encadenamiento de fracasos, se verá atrapado en un entramado de sucesos donde la violencia y el desamparo definen las reglas del juego.?

Luego le llegó el turno a Liliana Heker, que presentó ?La azotea? de Fernanda Trías. Cabe aclarar que esta novela ya había sido publicada casi una década atrás, y escrita cuando la autora tenía apenas 22 años. Uruguaya de nacimiento, fue entonces la editorial Trilce la que tomó el relato que le valdría a Fernanda el aplauso de una buena cantidad de escritores del ambiente, entre ellos Mario Levrero, Lina Meruane e incluso ahora Liliana Heker.

Pero en este caso no se trata de una nueva publicación, sino de una reescritura completa, de una edición definitiva. Según la autora, la novela carecía de ciertos rigores que ahora han transformado su relato en una obra igual pero diferente, más personal, porque pasa enteramente por el punto de vista de su protagonista. Así se lee su primera página: «Si llegaran en este momento me encontrarían sobre la cama boca arriba, en la misma posición en la que me dejé caer cerca de medianoche. Once y treinta y ocho exactamente, la hora en que miré el reloj por última vez y la hora en que todo terminó. Le di un beso a Flor, le dije que soñara con los angelitos y ella cerró los ojos como si fuera una noche más».

Finalmente, el mismo Ulises Milla presentó a Aramis Latchinian, escritor y científico uruguayo que propone en su libro ?Globotomía? una mirada diferente sobre los temas ecológicos y las campañas que se manejan sobre el tema. Claro y específico, Latchinian explicó como el fenómeno del ?calentamiento global? tiene más de marketing e industria que de verdad científica. Dice el sitio de la editorial: ?Erróneamente llamada «ecológica», hoy la temática ambiental o medioambiental ?vale escribirlo junto? ocupa un lugar protagónico en los medios de comunicación y en la política bajo el slogan de «cambio climático» o «calentamiento global». Y el término slogan no es gratuito, ya que se trata de una puesta en escena que tiene más de publicitaria y teatral que de agenda política y social. Los problemas ambientales existen, son muchos y urgentes, pero pasa que son locales, no globales, y no lucen tan espectaculares en la pantalla como las inundaciones, los huracanes o el oso panda que ya no quiere copular.?

Con la contundencia de sus tres libros detrás ?tan diferentes y quizás complementarios? PuntoCERO se transforma en una nueva opción para el lector y para el autor. Aparentemente comenzarán a recibir manuscritos hacia marzo o abril del 2011, para quienes estén interesados, y mientras tanto, vale la pena recorrer su catálogo. Si las estrategias de distribución y difusión son tan efectivas como el desembarco, no será extraño que el objetivo de construir una editorial de alcance regional se cumpla en apenas unos pocos años.

Publicado en Leedor el 24-11-2010