Y se vino la noche

0
7

Laura Ferrando estetiza la realidad en un doble juego. Por un lado, tejiendo sus propios objetos; por otro volviendo imagen el tejido que construye la propia comunidad.Y se vino la noche.
dacil art gallery – Pje Soria 5125 – Palermo Soho – Buenos Aires | TEL +5411.4832.1784
Hasta el 11 de diciembre.

Ferrando retoma uno de sus núcleos temáticos, donde la labor textil se entrecruza con la mirada social, promoviendo un homenaje a los cartoneros en tanto personas que quedaron fuera del sistema y ensayaron formas de reinsertarse.

Lejos de las lecturas que romantizan el encuentro con el objeto desechado, la propuesta de Ferrando reescribe la mirada condenatoria o compasiva.

En su investigación ha acompañado a una trabajadora recuperadora en su tarea diaria.

En este sentido, la investigación de Ferrando recupera el sentimiento de su protagonista, María Julia Navarro, integrante de la cooperativa de trabajo de El Ceibo, que se define a sí misma como “servidora social”.

Así descubre que, por un lado, María Julia no recoge desechos del piso, es decir, no realiza eso que se entiende por cirujeo o cartoneo.

Por otro, comprende cómo la labor de recuperación de residuos y posterior reciclaje se realiza de la mano de los propios vecinos, que cooperan y establecen un diálogo donde la conciencia ambiental se ha ido fortaleciendo.

Desde lo plástico, este espíritu transformador y ordenado se evidencia en las propias obras, alejadas de esta situación de rejunte e intervenidas con laboriosidad.

Interesante el planteo entonces, que implica una actividad que en los países desarrollados es vista como de primerísima necesidad y está en manos de personal valorado, y que aquí no se comprende en toda la función social que cumple.

Changuitos intervenidos con hilos y telas, dos instalaciones, una de ellas, Basuricidio, acompañada por un video realizado en la propia planta de reciclado de la cooperativa ofrecen una mirada valorativa, lejos del prejuicio burgués que mira rápidamente, califica como ciruja o cartonero y sigue su camino.

Finalmente, otro video, llamado María Julia, da el cierre conceptual político a su propuesta. Allí, la cámara acompaña a María Julia Navarro en su labor de recolección, para luego ingresar en un bosque de Bariloche, donde todo comienza y termina, cerrando el proceso ecológico de esta labor. El guiño a la otrora secretaria de Medio Ambiente, la hoy procesada María Julia Alsogaray es evidente y acentúa el tono crítico que tiene toda la propuesta.

Publicado en leedor el 11-11-2010

Compartir
Artículo anteriorAgora
Artículo siguientePerformance Presente Futuro